jueves, 12 de septiembre de 2019

TIENE MEDIA SANCIÓN LA PRÓRROGA DE LA EMERGENCIA ALIMENTARIA

Diputados aprobó el proyecto por 222 votos positivos 
una abstención. La iniciativa pasa ahora al Senado

Nacionales - En una sesión breve, que no tuvo sobresaltos más allá de las duras críticas que la oposición planteó contra el Gobierno nacional, la Cámara de Diputados dio media sanción por 222 votos positivos y una abstención a la prórroga de la emergencia alimentaria hasta el 31 de diciembre de 2022.

Con movilización de las organizaciones sociales en las afueras del Congreso, los legisladores aprobaron en el recinto el proyecto que se estima tendrá un costo fiscal de entre 8.000 a 10.000 millones de pesos. Ahora, la iniciativa deberá ser discutida en el Senado.

El texto dispone, en su artículo 4, un “incremento de emergencia” de, como mínimo, el 50% de los créditos presupuestarios vigentes este año correspondientes a políticas públicas nacionales de alimentación y nutrición.

El proyecto, que fue motorizado por todas las vertientes del peronismo y otros bloques provinciales, faculta al Ejecutivo para la reasignación de las partidas presupuestarias.

Así, el jefe de Gabinete podrá, durante la vigencia de la emergencia alimentaria, actualizar trimestralmente las partidas, tomando como “referencias mínimas” el aumento de la variación porcentual del rubro ‘’alimentos y bebidas no alcohólicas’’ del IPC y la variación de la canasta básica alimentaria según el INDEC.

Además, se habilita al Poder Ejecutivo Nacional a “disponer las ampliaciones y las reestructuraciones presupuestarias, y las decisiones administrativas conducentes a un abordaje efectivo de la emergencia alimentaria y nutricional”.

Arrancó con el debate el jefe del bloque Red por Argentina, Daniel Arroyo, quien consideró que esta ley “puede ayudar a poner un piso a la caída social” y es lo “mínimo” que “necesita nuestro país”. “Estamos ante una situación compleja y delicada”, señaló, al tiempo de remarcar el aumento de comedores comunitarios en el último tiempo.

Por su lado, Héctor "Toty" Flores (Cambiemos) afirmó que el oficialismo acompañará el proyecto, aunque afirmó no "coincidir con la magnitud de la situación que se está viviendo". "Es necesario acompañar a la gente que está sufriendo con la crisis cambiaria del año pasado y que se ha profundizado con la crisis post PASO", señaló.

A su vez, recordó: "Pasaron varios Gobierno desde la declaración de la Emergencia Social, 18 años en la Argentina, donde no se resolvió el problema de la pobreza estructural que este gobierno, con las obras que está haciendo, cloacas, asfalto, lo venía haciendo en los dos primeros años de gestión". "Hubo emergencia social cuando la economía no crecía y hubo emergencia social cuando crecía a tasas chinas y el precio de la soja era de 600 dólares", agregó.

Luego fue el turno del diputado Juan José Bahillo, del bloque Justicialista, quien recordó las “advertencias” que se le hicieron a la gestión de Mauricio Macri antes de arribar a la situación actual. “Llegamos hasta acá por el modelo económico que ha llevado adelante el Gobierno”, apuntó.

En el tramo final de la sesión, hablaron los presidentes de los bloques. "La cara más cruel de la crisis es la de los que menos tienen. Hoy estamos dando una respuesta por parte del Estado a una demanda creciente que ha sido solicitada por diferentes sectores sociales", sostuvo Agustín Rossi.

Poco antes, el salteño Pablo Kosiner, del bloque justicialista dijo que "no es ilógico pensar que estemos en una emergencia alimentaria porque es una consecuencia lógica de la falta de crecimiento en Argentina y de un plan económico que ha fracasado".

Marco Lavagna también brindó su posición y aseguró que en Argentina "pasamos a naturalizar la pobreza que tenemos" y que "la pobreza estructural hoy está por encima del 30%". En esa línea, agregó: "El 50% de los chicos que hoy nacen en Argentina, nacen en hogares pobres".

Principales puntos del proyecto

-La emergencia alimentaria apunta a cubrir los requisitos nutricionales de niños hasta los 14 años, embarazadas, discapacitados y ancianos desde los 70 años en situación de pobreza.

-Propone un aumento mínimo del 50 por ciento de las partidas nacionales para alimentación y nutrición para 2019.

-A su vez, plantea que desde 2020 las partidas presupuestarias se actualicen cada 3 meses en relación con la inflación y la Canasta Básica Alimentaria.

-La emergencia que plantea el proyecto está prevista hasta el 21 de diciembre de 2022.

Informe: Parlamentario.com, LN, Infobae y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario