martes, 25 de agosto de 2015

Alperovich no sabe quién dio la orden de reprimir

El gobernador tucumano criticó los “excesos” de su policía. La fiscal tampoco sabe 
de dónde provino la orden.

En la conferencia de prensa de este martes, Alperovich
dijo que no sabía quién había dado la orden de reprimir.

Tucumán - El gobernador de Tucumán, José Alperovich, aseguró este martes que no sabe quién dio la orden a la policía para que reprima a los tiros a los manifestantes que reclamaban por las irregularidades ocurridas en las elecciones provinciales del domingo.

El mandatario admitió y criticó los "excesos" de la fuerza que él mismo conduce, y pidió que se investigue a quien dio la orden. 

"No estoy de acuerdo con los excesos de la policía y, si hubo excesos, que los hubo, está la fiscal trabajando en eso", manifestó durante una conferencia de prensa. "No estoy de acuerdo con ningún tipo de exceso, menos con los excesos de la policía", aclaró.

"La Justicia está investigando y le pedí al ministro de Seguridad (Jorge Gassenbauer) que investigue a fondo los excesos policiales que hubo anoche", insistió.

Después de la represión, Alperovich consideró que "hay que dejar que la gente pueda libremente expresarse" en manifestaciones. "Hay que dejar que la gente se pueda expresar en paz; esa es la esencia de la democracia", recalcó, al tiempo que aseguró que su "mayor preocupación es preservar la democracia".

Al ser consultado sobre quién dio la orden para que la Policía reprima a los manifestantes, el también candidato a senador nacional, dijo que "eso se está investigando". E insistió: "Estoy totalmente en desacuerdo con esto, está la fiscal trabajando, estoy en desacuerdo con la represión". Más temprano, la fiscal también dijo que no sabe quién dio la orden.

Por otro lado, Alperovich aprovechó para acusar a sectores de la oposición de instigar los incidentes en la manifestación, lo que definió como "excesos del otro lado".

"Independientemente de que no quiero interferir en la justicia, la mayoría de la gente se vino a expresar en paz, tranquilidad, estuvo en la plaza. Pero un grupo de gente de los cuales los tenemos identificado como sector de la Bancaria quisieron ingresar a la Casa de Gobierno, irrumpieron con piedras, naranjazos, tenemos policías heridos", se quejó. "Con esto no quiero justificar la acción policial", aclaró.

La Bancaria es un gremio que está duramente enfrentado al gobierno provincial, lo que ha derivado en serios incidentes tiempo atrás. En el alperovichismo sostienen que La Bancaria es uno de los principales sostenes de la candidatura del opositor José Cano.

"Tenemos policías heridos, rompieron los vidrios de mi concesionaria, estuvieron protestando frente a mi domicilio y frente al de Manzur; nosotros tenemos la obligación de aguantar, ahora queremos que se respete lo que se votó", continuó.

Respecto a los reclamos de la oposición, Alperovich dijo tener la "tranquilidad de que se ha votado con total transparencia en Tucumán". "Lo que ellos han decidido, quién gobierna Tucumán, los municipios, será aceptado", reiteró.

En ese sentido, insistió en que, "si hay que abrir urna por urna, que se haga", tal como está reclamando la oposición. Es más, "lo mejor que nos podría pasar es que se abran todas las urnas", subrayó.

Cuando se lo consultó sobre la quema de urnas, el mandatario aseguró que hay "diez personas aprehendidas" y calificó de "basuras" a quienes destruyeron los votos. "Esto no se puede hacer en democracia, así sea de nuestro partido o, como fue, de otro partido", señaló en referencia a la aprehensión de militantes opositores.

La fiscal tampoco sabe

La fiscal María de las Mercedes Carrizo reconoció más temprano que todavía no sabe "quién dio la orden de reprimir" la protesta en la Plaza Independencia de la capital tucumana, aunque dijo que el jefe de la Policía lo justificó porque "no podían parar" a los manifestantes.

"No puedo decir quién dio la orden de reprimir. No sé si habrá dado alguien la orden", dijo la funcionaria judicial tras las la represión que dejó un saldo de veinte heridos, en su mayoría por impacto de balas de goma.

Carrizo sostuvo que el lunes a la noche se trasladó a la Casa de Gobierno "para tomar conocimiento de cómo se venían desarrollando los hechos" y habló con el jefe de la Policía tucumana, Dante Bustamante, quien le relató que "durante una hora y media solamente estuvieron mirando cómo se sucedían los hechos, sin ningún tipo de violencia, pero al cabo de una hora y media apareció un grupo de personas que trató de ingresar a la Casa de Gobierno, de avanzar, y se opusieron".

"El jefe de Policía me dijo 'hemos dejado que se expresen, que griten, que hicieran todo lo que quisieran hacer, pero cuando quisieron entrar a la Casa, eso es lo que tratamos de impedir'", expresó Carrizo en conversación con el canal de noticias TN.

Luego de asegurar que Bustamante le había afirmado que "nadie le dio la orden de reprimir", la fiscal retrocedió en sus dichos y sostuvo que en realidad el efectivo "no pudo decir quién le dio la orden".

"Yo les pregunté por qué la represión y él me dijo: 'no los podíamos parar, querían avanzar'", amplió la fiscal sobre su conversación con el jefe de Policía, y además detalló que ya pidió "las grabaciones de todo lo que pasó ayer".

Informe: LPO

0 comentarios :

Publicar un comentario