lunes, 22 de octubre de 2012

“Podrán quedarse con la Fragata pero con la dignidad de este país no se va a quedar nadie”

Nacionales - "Mientras yo sea Presidenta se podrán quedar con la Fragata, pero con la libertad, con la dignidad de este país no se va a quedar nadie", resaltó la presidenta Cristina Kirchner al cuestionar el embargo de la Fragata Libertad por pedido de poseedores de “fondos buitres”. Mientras tanto, el canciller Héctor Timerman no pudo lograr un apoyo de las Naciones Unidas para poder resolver el conflicto con Ghana por el embargo de la nave insignia de la Argentina.

La presidenta Cristina Kirchner cuestionó este lunes a la noche por cadena nacional el embargo que recayó en Ghana sobre la fragata de la Armada a raíz de un pedido de un fondo "buitre" y sostuvo que "nadie" a va quedarse "con la libertad del país".

"Mientras yo sea Presidenta se podrán quedar con la fragata, pero con la libertad, con la dignidad de este país no se va a quedar nadie", resaltó la jefa de Estado. La primera mandataria también cuestionó a los fondos que iniciaron la demanda en Ghana "creyendo que van a presionar o a extorsionar al país".

Que (los argentinos) se saquen de la cabeza las cosas que nos han puesto en la cabeza", pidió. "Hay gente que le creyó más a Maddoff en Estados Unidos que a nosotros acá", lamentó la jefa de Estado, que por primera vez habló públicamente sobre la retención de la Fragata Libertad en Ghana.

"Hay que tomar responsabilidades y bancar lo que haya que bancarse", remarcó. "No hay sesgo ideológico", argumentó la jefa de Estado. "Hay una realidad concreta, y un mundo concreto y amenazante", evaluó.

Gestiones ante la ONU

El canciller Héctor Timerman llevó ante distintos estamentos de las Naciones Unidas la queja argentina por la retención de la Fragata Libertad en un puerto de Ghana, que considera ilegal y anticipó que también planteará el tema ante el G-20. "Lo que hemos venido a solicitar aquí (en la ONU) es que se tenga conocimiento de esta actitud de Ghana que es claramente violatoria del derecho internacional. Nada más que eso. La Argentina entiende que las Naciones Unidas tienen que hacer cumplir el derecho internacional", resaltó Timerman al cabo de sus gestiones en Nueva York.

El canciller se reunió con el presidente del Consejo de Seguridad de la ONU, el embajador guatemalteco Gert Rosenthal, con Ban Ki-moon y con el presidente de la Asamblea General de Naciones Unidas, Vuk Jeremic, además de la secretaria general Asistente para Asuntos Legales, Patricia O Brien. El más contundente respaldo a la posición argentina surgió de Jeremic, pero los otros dos diplomáticos fueron más cautos.

Si bien el jefe de la diplomacia argentina agradeció los "buenos oficios" del secretario general de la ONU para interceder en el conflicto, lo cierto es que el surcoreano Ban sólo expresó su esperanza de que ambos países alcancen una solución bilateral al conflicto, mientras que el respaldo más contundente a la posición argentina fue expresado por Jeremic. El secretario general de la ONU se interesó por la situación humanitaria de los 326 marinos a bordo del buque escuela, la mayoría de los cuales serán evacuados este martes en un vuelo de Air France fletado por el gobierno argentino, dejando una tripulación de seguridad de 45 hombres, incluyendo al capitán.

"El secretario general tomó conocimiento de la preocupación del gobierno argentino por el bienestar de su tripulación y expresó la esperanza de que ambos gobiernos encuentren una solución sobre bases bilaterales, en acuerdo con la ley internacional incluyendo la Convención de las Naciones Unidas sobre los Derechos del Mar, de la cual ambos país son parte", señaló un comunicado del portavoz de Ban. La Fragata Libertad se encuentra retenida en el puerto de Tema, en Ghana, desde el pasado 2 de octubre, luego de que la justicia de ese país aceptase la demanda del fondo especulativo NML, que reclama más de 370 millones de dólares a Buenos Aires por el "default" de su deuda en 2001.

El gobierno argentino reclama la aplicación de un principio que data de 1926, según el cual "los buques de guerra tiene un carácter de inmunidad frente a todo tipo de demandas entre particulares, o un particular y un Estado o entre Estados", según recordó Timerman. En ese marco, explicó que según la consejera legal de la ONU no existen antecedentes de acciones de ese tipo, con excepción de "un barco ruso embargado en un puerto francés y que la justicia de ese país finalmente determinó que no era embargable".

Informe: NA y AFP

0 comentarios :

Publicar un comentario