martes, 11 de agosto de 2020

KAMALA HARRIS ES LA ELEGIDA DE JOE BIDEN COMO COMPAÑERA DE FÓRMULA

La senadora demócrata, de 55 años, es la primera mujer 
negra en ser candidata a un cargo de elección a nivel 
nacional

La senadora Kamala Harris ha pasado la mayor parte de su carrera como fiscal.
(Foto/Jenna Schoenefeld para The New York Times)
Mundo - Joe Biden escogió el martes a la senadora Kamala Harris de California como su compañera de fórmula y candidata a la vicepresidencia de Estados Unidos, acogiendo así a una exrival que lo criticó duramente en las primarias del Partido Demócrata, pero que después de terminar su propia campaña se mostró como una ferviente partidaria de Biden y destacada defensora de la legislación en favor de la justicia racial después de la muerte de George Floyd a fines de mayo.

Harris, de 55 años, es la primera mujer negra y la primera persona de ascendencia india en ser nominada para un cargo nacional por uno de los principales partidos de Estados Unidos, y solo la cuarta mujer en la historia en integrar una fórmula presidencial. Ella aporta a la campaña un estilo mucho más vigoroso que el de Biden, con un talento para capturar momentos de pura electricidad política tanto en el escenario del debate como fuera de él. También trae a la contienda una identidad personal y una historia familiar que muchos encuentran inspiradoras.

Biden anunció la selección por mensaje de texto y en un correo electrónico de seguimiento a sus partidarios: “Aquí Joe Biden. Grandes noticias: he elegido a Kamala Harris como mi compañera de fórmula. Juntos, contigo, vamos a vencer a Trump”.

Después de que su propia candidatura presidencial se desintegró el año pasado, muchos demócratas dieron por hecho que en el futuro Harris intentaría otra candidatura a la Casa Blanca. Al elegirla como su compañera política, Biden podría estar ungiéndola como la líder de facto del partido en los próximos cuatro u ocho años.

Harris, una pragmatista moderada que ha pasado gran parte de su carrera como fiscala, apareció como la opción más segura entre las alternativas que consideraba Biden para vicepresidenta. Ha sido una aliada confiable del poder establecido demócrata con prioridades de política flexibles que, en gran medida, se parecen a las de Biden. Sus seguidores aseguran que ella podría reforzar el atractivo de Biden entre los votantes negros y las mujeres sin despertar oposición vehemente ni de la izquierda ni de la derecha.

Después de abandonar la carrera presidencial en diciembre, Harris volcó su atención al Senado y encontró un nuevo propósito en la ola de protestas que se desataron por todo Estados Unidos en contra del racismo y el abuso policial. Marchó junto a los manifestantes y apoyó decididamente las propuestas para transformar la policía y hacer del linchamiento un crimen federal. Desde entonces, Harris a menudo se ha expresado con una claridad que no empleó durante las primarias presidenciales al hablar sobre temas económicos como el cuidado a la salud y los asuntos de impuestos.

Informe: The New York Times

0 comentarios :

Publicar un comentario