miércoles, 15 de mayo de 2019

RECHAZO POLÍTICO AL FALLO DE LA CORTE QUE BENEFICIA A CRISTINA KIRCHNER

El Alto Tribunal solicitó el expediente sobre la causa de corrupción en obras públicas y se postergaría el juicio 
a la expresidenta.

Judiciales - El presidente Mauricio Macri , funcionarios de peso del gobierno nacional, referentes de Cambiemos y constitucionalistas rechazaron la sorpresiva decisión de la Corte Suprema de Justicia que obligaría a postergar el primer juicio oral contra Cristina Kirchner .

Los jueces Ricardo Lorenzetti , Horacio Rosatti , Juan Carlos Maqueda y Elena Highton solicitaron el expediente de la causa sobre maniobras de corrupción en la obra pública. El presidente de la Corte, Carlos Rosenkrantz, fue el único que consideró que estos asuntos no implicaban sentencia definitiva, es decir que eran asuntos en los que el máximo tribunal no debía intervenir.

La medida obligaría al Tribunal Oral 2 a postergar el inicio del proceso ya que el juicio oral no puede hacerse sin la instrucción realizada en las instancias previas.

«Que no haya impunidad»

Durante un acto en Corrientes, el presidente Mauricio Macri aludió, elípticamente, a la polémica maniobra de la Corte: "Lo que todos queremos es progresar, trabajar, poner nuestro granito de arena; que nuestro trabajo sea reconocido y que no haya impunidad", sostuvo durante su discurso.

Más temprano, el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y el ministro de Justicia, Germán Garavano, habían salido a cuestionar la decisión de los jueces del máximo tribunal. En el Gobierno consideran que la Corte no quiere que se haga el juicio contra la exmandataria y sospechan que Alberto Fernández estuvo detrás de la jugada.

"Genera la percepción en mucha gente de que la impunidad se puede consagrar", se lamentó Peña.

Para Garavano, la acordada de la Corte "tiene un gran condimento político". "Es un fallo muy inusual. Esto impide la realización de un juicio oral y nuestra Justicia siempre ha tenido una tendencia a no hacer los juicios orales", aseveró el funcionario en diálogo con Radio Mitre. La titular de la Oficina Anticorrupción, Laura Alonso, pidió que el proceso se inicie de todas maneras el martes próximo, como estaba previsto. Poco después, el fiscal del juicio solicitó lo mismo.

Alonso consideró que el fallo "es escandaloso e inédito", que "busca claramente dilatar el inicio del juicio" y que es "una decisión a favor de la impunidad".

Elisa Carrió, referente de Cambiemos, utilizó su cuenta de de la red social Twitter para referirse a la controvertida maniobra de los jueces. "La CC no forma ni formará parte de ningún pacto de impunidad", escribió.

Los dirigentes más cercanos a Carrió apuntaron contra el juez Rosatti, que llegó a la Corte propuesto por Macri. "Evidentemente, la Corte está haciendo política y no justicia. A nosotros nos preocupa mucho, sobre todo porque confiábamos en Rosatti y hoy es una desilusión", afirmó el diputado nacional de Cambiemos, Juan Manuel López, ante la consulta de LA NACION.

El diputado nacional Daniel Lipovetzky (Pro-Cambiemos) cuestionó el momento en que la Corte Suprema decidió intervenir en el caso. "Este tipo de fallos pueden pasar en el sistema procesal argentino, pero los jueces del máximo tribunal deberían actuar de manera anticipada para evitar que un juicio oral, que ya tiene fechas de audiencia fijadas, se suspenda", sostuvo en diálogo con este medio.

Por su parte, el legislador de Pro y consejero del oficialismo Pablo Tonelli atribuyó la maniobra del máximo tribunal a una "especulación" electoral. "Me llama la atención. Es muy rara", indicó, según consignó la agencia Télam.

Qué dicen los juristas

Los juristas también cuestionaron la acordada de la Corte que benefició a Cristina Kirchner y remarcaron que no hay antecedentes del accionar de los jueces.

Para el constitucionalista Ricardo Gil Lavedra , "no es usual que la Corte pueda pedir el expediente en las proximidades de un juicio oral". "Es técnicamente imposible. Llama la atención por la connotación política que tiene esta cuestión", señaló a La Nación.

"Según he leído se le reprochaba una prueba no aceptada, pero esto no es un agravio definitivo porque se logra recién después de la sentencia", explicó.

Gil Lavedra, que aclaró que no conoce el expediente y el recurso presentado ante la Corte, dijo que la decisión del máximo tribunal "no contribuye a robustecer la confianza en la Justicia". "Lo cierto es que razonablemente da a pensar que se quiere dilatar el comienzo de los juicios. Pero es una facultad que tiene", señaló.

Según el constitucionalista Daniel Sabsay, la decisión de los jueces Maqueda, Rosatti, Highton y Lorenzetti "no tiene precedentes". "La Corte toma una causa de oficio, sin que exista una sentencia definitiva, es decir, en contradicción a su propia jurisprudencia, que tiene décadas, sin expresar argumentos razonables para ello", escribió en su cuenta de Twitter.

En una columna publicada en La Nación, el constitucionalista y sociólogo Roberto Gargarella remarcó que "la insólita decisión de la Corte Suprema no define ni constituye ese pacto [de impunidad], pero sin dudas tampoco hace nada para desmentirlo".

En diálogo con el programa Mesa Chica, que se emite por LN +, el abogado Alejandro Fargosi también expresó su preocupación por la medida de la Corte. "No podemos quedarnos callados ante lo que está haciendo la nueva mayoría automática de la Corte", resaltó. Y añadió: "Si la mayoría automática quiere detener el juicio, que lo diga expresa y claramente y se haga responsable".

Informe: LN

0 comentarios :

Publicar un comentario