miércoles, 5 de diciembre de 2018

REELIGEN A MONZÓ AL FRENTE DE LA CÁMARA DE DIPUTADOS

Oficialistas y opositores elogiaron la labor del presidente 
del cuerpo, cuyo mandato culminará a fines de 2019.

Emilio Monzó
Nacionales - Con una gran cantidad de elogios, los jefes de bloques avalaron en la sesión preparatoria la continuidad de Emilio Monzó al frente de la presidencia de la Cámara de Diputados, cargo que ocupará en 2019 por última vez.


Enalteciendo la tarea que hasta ahora ha llevado, el jefe del interbloque Cambiemos, Mario Negri, destacó que en “términos personales” tenía “el honor y gusto” de proponer por cuarta vez a su “colega, amigo y diputado Emilio Monzó”.

“No es resultado solamente de una cuestión de respeto matemático a la condición de reconocerle al Gobierno el número suficiente para poner el presidente. En este caso, en particular, la figura de Emilio Monzó sintetiza las condiciones básicas, necesarias e indispensables para ejercer la complejidad de un Cámara donde nosotros como oficialismo no tenemos mayoría”, expresó.

El cordobés destacó que en los años de gestión de Cambiemos, “con discusiones, acuerdos y desacuerdos, a veces con mayor o con menor intensidad” se ha podido “sesionar y sacar un sin número cantidad de leyes”.

“La presidencia de la Cámara no es solo conducir los debates, sino tener paciencia, tener temperamento, obviamente controlar la temperatura de la sangre y tener una visión plural de todos los bloques que integran el Cuerpo”, continuó.

Negri además resaltó que durante la gestión de Monzó “no hay nada oculto” sino “luces encendidas”, en el sentido de la apertura de la Cámara al público. “Un proceso de transparencia y comunicación hacia la sociedad de lo que pasa acá adentro”, dijo.

El titular de la bancada oficialista sostuvo que “conciliar que haya número, sesión y leyes no es fácil y además, como si no fuera poco, tolerar la pasión que todos le ponemos”. “Quiero pedir disculpas a través de su presidencia en términos de agravios personales que pueden haber existido o no, y que desde la presidencia nunca existiera. Es más, tuvo el temple suficiente para no reaccionar frente a alguno que pudo haber recibido”, enfatizó.

Por el Frente para la Victoria-PJ, Agustín Rossi señaló que este año parlamentario ha sido “deficitario” y que desde la vuelta de la democracia en 1983 ha sido “el año con menor cantidad de sesiones y de leyes”. “La responsabilidad de que esto funcione es el del oficialismo”, afirmó y advirtió que “si sigue la tendencia”, en 2019 -marcado por el calendario electoral- la actividad “prácticamente va a ser muy exigua”.

“Eso le hace mal a la Cámara, a la política, a las instituciones, pero sobre todo a la política”, manifestó y continuó: “Estamos predispuestos a construir sesiones ordinarias el año que viene, y convoco al presidente a que haga todos los esfuerzos para que esto sea así”. En cuanto a Monzó, el diputado ponderó “las cualidades políticas y personales del presidente de la Cámara y sus intentos siempre de que este Congreso funcione”.

Rossi también destacó el “trato amable con los dirigentes y bloques opositores, sin dejar nunca su pertenencia como miembro del bloque oficialista”. “Deseo que tenga una buena presidencia durante el año que viene”, cerró.

A su turno, el líder del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, remarcó la “esencia” peronista de Monzó, al decir que su caso “es de esos que la esencia de la persona no cambia de acuerdo a lo que coyunturalmente se plantee con una decisión política partidaria”.

“A lo largo de su vida política sabemos de sus valores, esencia y su pensamiento político que, independientemente de donde lo ubique hoy, no han cambiado. Estamos seguros que sigue pensando exactamente lo mismo y eso nos permite a nosotros tender puentes de diálogo permanente”, aseguró.

Y remató: “Si el gobierno nacional hubiese escuchado un poco más al diputado Monzó muchas cosas se hubieran solucionado. Espero no generarle algún inconveniente con esto”.

Por su parte, la jefa del Frente Renovador, Graciela Camaño, comenzó: “En el año 2009 yo aprendí de boca de la diputada Elisa Carrió, que por cierto está ausente, que debíamos respetar al candidato del oficialismo”.

“Quiero decirle al oficialismo que bienvenido sea que, a pesar de los rumores, hayan decidido por un hombre que yo voy a votar por las rabietas de Mario Negri y las rabietas de Elisa Carrió; porque en realidad estas rabietas del oficialismo son las que hacen que el diputado Emilio Monzó tenga las cualidades que se necesitan para sentarse allí y atendernos a todos”, sostuvo.

La presidenta del bloque massista también subrayó las coincidencias con él por su origen peronista y luego expresó que “no voy a cargar las tintas en él, porque objetivamente si la Cámara no funciona con un rendimiento mejor es porque todos no nos ponemos las pilas, todos sabemos que el reglamento nos permite funcionar”.

“Pongámonos las pilas, quizás queridos colegas de la oposición tomándonos el compromiso de hacer una sesión especial todas las semanas, en algún momento el oficialismo baje a la sesión”, finalizó entre risas.

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario