sábado, 7 de abril de 2018

LULA YA ESTÁ PRESO EN CURITIBA

El expresidente se entregó y ya fue recluido en una celda especial para cumplir la pena que le impuso la Justicia. Posibilidad de traslado a una cárcel de Pinhais.

Lula se retira del Sindicato de Metalúrgicos para entregarse a la Policía Federal
que lo trasladó a Curitiba, donde quedó preso. (Foto/Reuters)
Brasil - El expresidente brasileño Luiz Inácio Lula da Silva, tras dos días de resistencia en el sindicato del que surgió a la política, se entregó este sábado para comenzar a cumplir los doce años de cárcel que le impuso la Justicia por corrupción y ya fue recluido en una celda especial en la ciudad de Curitiba.

"Cometí un crimen", que fue "llevar los pobres a la universidad, permitir que compren coches, que tengan comida" y "si es así, seré un criminal el resto de mi vida", dijo Lula en un discurso cargado de emoción que fue una despedida de los miles de simpatizantes que, desde el jueves, rodearon el sindicato en que se había atrincherado.

Lula da Silva abandonó finalmente el edificio del Sindicato de Metalúrgicos de San Pablo, donde se encontraba desde el jueves, para entregarse a la Policía Federal. La salida fue accidentada. El exmandatario salió caminando, luego de un intento frustrado en auto, y hubo empujones y corridas por parte de militantes.

En Curitiba, la fuerza federal transformó una de sus salas en una celda especial para recibir al expresidente. La habitación fue refaccionada durante dos meses. La sala-celda está ubicada en el cuarto piso de la Superintendencia de la Policía Federal, en esa localidad. Es de 15 metros cuadrados, posee una cama simple y una mesa, además de un baño privado. Aunque según el diario Folha de Sao Paulo, Lula podría ser trasladado más adelante al Complejo Médico Penal de Pinhais (CMPP), en Sao José dos Pinhais (Región Metropolitana de Curitiba) para darle mayor seguridad.

"Soy el único ser humano que está procesado por un departamento que no es mío. Tengo la conciencia tranquila", dijo Lula durante un discurso que brindó este sábado, a propósito de una misa en honor a su fallecida esposa, y agregó: "Voy a atender el mandato de prisión".

Lula fue condenado por corrupción, en el marco de la investigación Lava Jato. El exmandatario tiene que cumplir una sentencia de 12 años de cárcel por haber recibido un departamento triplex en San Pablo como soborno. El departamento fue entregado por la empresa constructora OAS a cambio de contratos con la estatal Petrobras.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario