lunes, 26 de marzo de 2018

ANTE EL GRAN DOLOR

Soldados argentinos sepultados en las Islas Malvinas 
recibieron el homenaje de sus familiares en 
el cementerio de Darwin.              

Nacionales - Por primera vez en 36 años, familiares de 90 soldados argentinos sepultados como NN en las islas Malvinas pudieron despedirlos ante las placas con su nombre luego de que sus restos fueran identificados por la Cruz Roja en el cementerio de Darwin.

La delegación de 248 personas, entre familiares, autoridades, psicólogos y periodistas, volaron este lunes a las islas en el Atlántico Sur para rendir homenaje ante las tumbas identificadas.

"Es un poco cerrar ese duelo que venimos postergando hace treinta y pico de años", declaró a la agencia DPA María Reyes Lobos, hermana de José Antonio, quien murió a los 19 años durante la guerra de Malvinas con el Reino Unido en 1982.

Luego de años de negociaciones entre Buenos Aires y Londres, ambos acordaron encargar al Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR) la identificación de los restos de 121 tumbas que llevaban la placa "Soldado argentino sólo conocido por Dios". El militar británico Geoffrey Cardozo fue el encargado de sepultar los restos de los soldados argentinos que halló entre 1982 y 1983 en las islas. Pudo identificar a algunos, a otros no y quedaron como NN casi 36 años.

Cardozo colaboró también con el CICR en el proceso de exhumación e identificación de 90 de los 121 cuerpos realizado entre el 20 de junio y el 7 de agosto de 2017, que contó con el trabajo del Equipo Argentino de Antropología Forense y expertos de todo el mundo.

Los familiares dejaron rosas blancas de tela y rosarios en las tumbas de sus soldados, en el marco de una ceremonia que contó con el sonido de una banda de gaiteros escoceses, que entonaron "The Last Post", un toque militar tradicional en las ceremonias fúnebres.

"No es lo mismo arrodillarse y rezar ante una tumba que dice 'Soldado argentino sólo conocido por Dios' que hacerlo delante del nombre de quien es su hijo, su hermano, su esposo", dijo el ministro de Relaciones Exteriores argentino, Jorge Faurie, al despedir a los familiares en Buenos Aires.

El ministro de Defensa, Oscar Aguad, afirmó que "hoy es un día muy trascendente porque después de tanto tiempo, más allá de tantas cuestiones, hay que destacar lo que significa el diálogo frente al conflicto, una sociedad que ha optado por arreglar las cuestiones pacíficamente y lo que se puede lograr dialogando pacíficamente".

"Haber llegado a este acuerdo con el Reino Unido puede hacer que la paz y la armonia primen más allá de nuestro reclamo de soberanía", sostuvo Aguad.

"Para nosotros es un hecho muy trascendente desde todo punto de vista", subrayó.

Las islas Malvinas (Falklands según su denominación británica), se encuentran a 400 kilómetros al este de las costas argentinas. En 1833 fueron ocupadas por los británicos y desde entonces permanecen bajo administración de Londres, pese al constante reclamo de soberanía de la Argentina.

El 2 de abril de 1982, la entonces gobernante dictadura militar de Argentina lanzó un operativo para recuperar las islas que derivó en un conflicto bélico que le costó la vida a 649 argentinos, 255 británicos y tres isleños. La guerra duró poco más de dos meses, con la rendición argentina el 14 de junio de aquel año.

En un primer momento se logró identificar a 88 soldados, con lo que el 4 de marzo las correspondientes lápidas fueron trasladadas a las islas. Debido a la posterior identificación de otros dos cuerpos, sendas lápidas viajaron en uno de los aviones que partió durante la madrugada del lunes desde el aeropuerto internacional de Ezeiza, en las afueras de Buenos Aires.

“Desde el Estado (argentino) también se ha dado un paso gigantesco de cerrar una deuda que se tenía con las familias, con los héroes de Malvinas”, declaró Claudio Avruj, secretario de Derechos Humanos. “Este es el camino que la Argentina y el mundo tienen que tomar, del diálogo, del encuentro, del respeto y reconocimiento del prójimo. De esta manera nuestras sociedades van a ser mucho mejores, más justas y pacíficas”.

Las muestras extraídas del cementerio habían sido comparadas con muestras de ADN de familiares que aceptaron el cotejo en un laboratorio del Equipo Argentino de Antropología Forense. En tanto, laboratorios de Gran Bretaña y España efectuaron controles de calidad de esos análisis.

En los actos de homenaje estuvo presente el coronel retirado inglés Geoffrey Cardoso, quien recibió la orden de recuperar los cuerpos de los soldados argentinos enterrados en fosas comunes en los campos de batalla y volver a darles sepultura en enero de 1983 en el cementerio que el gobierno británico accedió a construir.

La guerra de las Malvinas terminó con un saldo de 649 soldados argentinos muertos, de los cuales casi la mitad perecieron en el hundimiento del crucero General Belgrano. Un total de 255 británicos fallecieron en el conflicto.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario