martes, 23 de enero de 2018

HA MUERTO NICANOR PARRA

El antipoeta chileno falleció a los 103 años de edad. “Moriré con la sonrisa en los labios”, escribió alguna vez.

Nicanor Parra: “Moriré con la sonrisa en los labios/ Como un novio ataviado
para la boda./ Veréis con qué jovialidad”.
Chile - La madrugada de este martes falleció el antipoeta chileno Nicanor Parra Sandoval, a los 103 años.

El hermano mayor de la cantautora Violeta Parra revolucionó la literatura con su antipoesía, que nutrida de sus llamativos artefactos, cambió la forma de concebir la escritura y el arte, convirtiéndose en referente para escritores como Pablo Neruda, Vicente Huidobro y Pablo de Rokha.

Recibió el Premio Nacional de Literatura en 1969 y en 2011 ganó el Premio Cervantes. Era considerado uno de los poetas vivos más importantes del siglo XX. Su última obra publicada fue "Antiprosas" en 2015.

Sus últimos años los pasó refugiado en su casa en Las Cruces. El ministro de cultura Ernesto Ottone confirmó su deceso, el que ocurrió en su casa en la comuna de La Reina. Hasta el momento se han anunciado dos días de duelo nacional por su fallecimiento.

Parra fue el mayor de nueve hermanos y entre ellos estaba Violeta Parra, cantautora, artesana y poeta chilena que también fue referente folclórico en Latinoamérica. Nació en San Fabián de Alico, cerca de la ciudad Chillán. y en sus últimos años recibió visitas ilustres en su casa, como la presidenta Michelle Bachelet. La presidenta de Chile colgó un mensaje en Twitter, a propósito del fallecimiento de Don Nica, como también lo conocían: "Chile pierde a uno de los más grandes autores de la historia de nuestra literatura y una voz singular en la cultura occidental. ¡Estoy conmovida por el fallecimiento de Nicanor Parra! Mi más profundo pésame a su familia".

“La antipoesía es una manera de pasarla bien”, escribió sobre una bandeja de empanadas. Un modo de pensar y un modo de habitar. “¿Valdrá la pena jugarse/ la vida por una idea/ que puede resultar falsa?”, pregunta Nicanor. “Es evidente que sí/ que no, que vale la pena”, responde.

Parra ha sido filodemócratacristiano, filocomunista, filogolpista, filoanarquista, filoconcertacionista, filotaoista y ecologista. Inventó una inteligencia nueva que es capaz de encontrar un problema para cada solución. “Vivir la contradicción sin conflicto” es una de sus máximas preferidas. “Corrupción sustentable, Venceremos”, es otra.

En lugar de ser la voz del pueblo (Neruda), encarnó la voz del pueblerino. La antipoesía enseña lo siguiente: escuchar al otro más que a uno mismo. El estado de incerteza para dar espacio a todos por igual. La “verónica” de los toreros en lugar de la confrontación. “El chillanejo —me dijo un día el Nica— siempre tiene a mano una respuesta que desarme al interlocutor, como método de defensa”. Una burla que no ofende, una pregunta sin respuesta, una aseveración completamente inútil.

La antipoesía asume la derrota, y se divierte con ella. No espera maravillas, las vive. Para Nicanor nunca el tiempo pasado fue mejor. Renueva permanentemente su stock de frases recogidas, chistes, observaciones y explicaciones acerca de qué es la muerte.

El rey tuvo que ser mendigo para que Nicanor se interesara en Lear. “En el momento de nacer/ anunciamos a gritos nuestra llegada/ a este gran circo gran”, lo hace decir. Y un poco más adelante, ese Lear que también es él, se comienza a despedir: “Moriré con la sonrisa en los labios/ Como un novio ataviado para la boda./ Veréis con qué jovialidad”.

Informe: Emol, LN y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario