martes, 24 de noviembre de 2015

“La reunión no valió la pena”

Tras el encuentro con Cristina, Macri dijo que 
no se habló de la transición sino de la ceremonia 
de traspaso el 10 de diciembre.

Mauricio Macri tras el encuentro que mantuvo con la presidenta Cristina Kirchner
en la Residencia de Olivos. (Foto: Télam)
Nacionales - Tras 50 minutos de reunión, el encuentro entre el Presidente electo, Mauricio Macri, y la mandataria saliente, Cristina Kirchner, llegó este martes a la noche a su fin en la Quinta de Olivos.

"Hablamos de la ceremonia de traspaso. Nos volvemos a encontrar el 10 de diciembre. Esperemos que sea una linda ceremonia de traspaso", sostuvo el líder del PRO, quien así sugirió que no habría más encuentros entre él y la mandataria en el marco de la transición.

El futuro jefe de Estado se pronunció así tras la reunión, de la cual no hubo foto oficial, en un breve contacto con la prensa en la vereda de la Residencia Presidencial.

Con un tono de voz que indicaba insatisfacción, el presidente electo Mauricio Macri lamentó: "La reunión con Cristina Kirchner no valió la pena".

"Fui a la convocatoria que me hizo, fue una reunión cordial. Pero ahí quedamos", indicó Macri. Además, aseguró que no hubo avances respecto de cómo serán los próximos días en el marco de la transición: "Va a haber un ministro para el traspaso los últimos días pero no me dijo quién".

En ese sentido, Macri agregó: "Tampoco acordamos una reunión de ministros hasta el 9 de diciembre". Luego, el presidente electo demostró más claramente su disgusto: "Es una locura la agenda electoral de este país. Vamos a trabajar en este tema".

Ante la insistencia de los periodistas, Macri fue más contundente: "No hubo ni fotógrafos en la reunión. Con todo respeto, les digo que no tiene sentido seguir sobre este tema. No da para más".

Finalmente, el presidente electo anticipó que "el 10 de diciembre vamos a hacer el traspaso como corresponde. Cristina Kirchner se mostró predispuesta a participar".

Macri pensaba tener un contacto más extenso con la prensa para informar sobre los temas abordados en la reunión con Cristina Kirchner, pero al observar la "estampida" de periodistas, movileros y camarógrafos que buscaban captar sus palabras, debió dar media vuelta y regresar a la residencia por motivos de seguridad.

El encuentro entre ambos dirigentes duró 50 minutos, ya que el actual jefe de Gobierno porteño había arribado por la puerta principal de la calle Villates a las 18.55 junto a sus colaboradores y salió a hablar con la prensa a las 19.51.

Macri asistió acompañado de Federico Suárez, uno de sus asesores, y su vocero, Iván Pavlosky, pero el encuentro fue a solas, tal como le había pedido previamente la Presidenta.

Ante la enorme concentración de vecinos en el ingreso principal de la Quinta de Olivos, quienes se acercaron a saludar y dar su respaldo a Macri, y de la presencia de periodistas que cubrían la reunión, el futuro mandatario debió retirarse por una salida alternativa.

Los dirigentes macristas, a su vez, dejaron trascender que pidieron una sala de la Quinta para hacer una conferencia de prensa, pero el pedido fue negado alegando que tendría que haberse hecho con anterioridad.

Entre los temas que más preocupan a Macri sobre la "herencia" que recibe del kirchnerismo figuran la cantidad de reservas del Banco Central y la posible permanencia de Alejandra Gils Carbó en la Procuración general y de Alejandro Vanoli al frente de la entidad monetaria.

Uno de los detalles salientes de la reunión fue la gran presencia de vecinos en las puertas de la Quinta que aguardaron el ingreso de Macri, a quien recibieron con el cántico "Si, se puede, si, se puede".

Algunos de ellos exhibieron carteles con pedidos para que el fiscal José María Campagnoli sea designado al frente de la Procuración General, cargo que actualmente ocupa Alejandra Gils Carbó, mientras que otro hombre mostró un cartel con el reclamo "Cárcel para los corruptos".

Informe: NA, Infobae y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario