lunes, 24 de agosto de 2015

MANZUR SE IMPONE POR 54,47%

El opositor José Cano llega al 40,58% cuando 
se lleva escrutado el 73,72% de las mesas.

El festejo kirchnerista al conocerse los primeros cómputos provisorios de
las elecciones provinciales en Tucumán. (Foto: Télam)
Tucumán - El candidato a gobernador de Tucumán, Juan Manzur, afirmó que, “de acuerdo a la información de nuestros fiscales, estamos ganando ampliamente”, al hablar con la prensa. Este lunes a la mañana, con el 73,72% de las mesas escrutadas, el candidato del Frente para la Victoria se impone por el 54,47%, seguido por su opositor José Cano, de Acuerdo para el Bicentenario, quien lograba el 40,58%.

Los tucumanos votaron en una jornada lenta y muy desorganizada, en medio de denuncias de dirigentes de la oposición que advirtieron sobre irregularidades en el acto eleccionario, tanto por la falta de boletas como por supuestos mecanismos de fraude impulsados por el oficialismo.

La complicación en la elección en Tucumán se debió a los más de 25 mil tucumanos que figuran como candidatos para los 345 cargos en juego, entre gobernador y vicegobernador, 19 intendentes, 93 comisionados rurales, 49 miembros de la Legislatura unicameral y  184 concejales.

Como consecuencia de todo esto, las autoridades provinciales esperaban que el escrutinio se extendiera hasta la madrugada. El secretario de la Junta Electoral Provincial (JEP), Darío Almaraz, señaló que los resultados empezarán a difundirse a partir de las 22:30, pero las tendencias estarían recién pasada la medianoche.

Denuncias e incidentes

Casi una treintena de urnas fueron quemadas durante las elecciones provinciales que se desarrollaron en Tucumán para designar al nuevo gobernador, legisladores e intendentes.

Sobre la situación, Almaraz informó anoche en declaraciones a la agencia DyN la quema de 27 urnas en San Pablo, en el Gran San Miguel de Tucumán, en tanto, otras dos urnas fueron incineradas en la localidad tucumana de Sargento Moya, a 50 kilómetros de esta capital.

A causa del incidente registrado en esta última localidad, el secretario de Seguridad Ciudadana de la Provincia, Paul Hofer, aseguró que "hay dos detenidos en Sargento Moya que han pretendido prender fuego dos urnas".

Por esos hechos, registrados en la escuela Francisca Bazán Laguna, la Junta Electoral de Tucumán suspendió los comicios en Sargento Moya, y anticipó que se realizarán comicios complementarios que estarán enfocados en la elección del comisionado comunal de ese distrito.

Lo ocurrido este domingoen Tucumán tiene como antecedente lo vivido en marzo de 2003 en las elecciones provinciales en Catamarca, cuando seguidores del titular de la CGT Azul y Blanca y dirigente del sindicato de gastronómicos, Luis Barrionuevo, quemaron urnas debido a que la Justicia lo había inhabilitado para ser candidato a gobernador por no cumplir el requisito de cuatro años de residencia efectiva.

Gran cantidad de candidatos

La gran cantidad de candidaturas es consecuencia de que en la Provincia rige una remozada ley de lemas, el denominado sistema de acoples, que permite la proliferación de colectoras anexadas a fórmulas para cargos ejecutivos, tanto municipales como provinciales.

Esto provocó que haya 1.275 combinaciones de este tipo, lo que ocasiona que en el cuarto oscuro haya una gran cantidad de boletas de papel y, afuera, un gran número de fiscales  artidarios: según veedores de la Junta Electoral Provincial, entre 15 y 20 por mesa.

A las demoras en la apertura de las mesas y en la votación misma -a las 15.30 se había registrado un magro porcentaje de afluencia del 40%-, se le sumaron las denuncias de irregularidades.

En la escuela Profesor Alfredo Cosson, ubicada en la zona  sudoeste de la capital tucumana, un fiscal general del opositor  Acuerdo para el Bicentenario (APB) hizo vaciar la urna número 959 que al parecer antes de la apertura de la votación ya contenía votos del Frente para la Victoria.

Algo similar ocurrió en el colegio Almafuerte, situado en el  noroeste de la capital, donde los comicios empezaron con urnas  cerradas, mientras que en otros establecimientos se produjeron  cortes de luz que debieron ser solucionados por los efectivos de Gendarmería.

También se destacaron las ya “tradicionales” prebendas de cada  elección en esta provincia norteña: los bolsones con alimentos y  artículos de limpieza que se reparten en la víspera de la votación y durante toda la jornada electoral.

En ese contexto, el gobernador José Alperovich pidió “no  subestimar a la gente” a la hora de votar y resaltó si bien “la oposición ha hablado mucho de fraude”, “está  demostrado que va a haber una total transparencia en los comicios”.


Informe: EC y LN

0 comentarios :

Publicar un comentario