viernes, 13 de mayo de 2022

«CUANDO UNO QUIERE CONDUCIR, TAMBIÉN DEBE SABER OBEDECER»

Máximo Kirchner volvió a criticar al presidente 
Alberto Fernández y apuntó también contra el ministro 
Martín Guzmán

Máximo Kirchner

Nacionales
- El diputado del Frente de Todos (FdT) y presidente del Partido Justicialista (PJ) de la Provincia de Buenos Aires, Máximo Kirchner, participó este viernes de un acto junto a la militancia, dirigentes y concejales locales.

La actividad se desarrolló en el Club Podestá de Lanús Oeste, sobre la calle Vélez Sarsfield 1.370, y contó también con la presencia del presidente del PJ de Lanús, Julián Álvarez.

"Nuestro pueblo se conduce obedeciendo. Cuando uno quiere conducir, también debe saber obedecer. Y el pueblo manda. Para saber conducir hay que haber sido conducido (...) Lo que me preocupa como peronista, como militante es que la sociedad no se involucre en su destino y cuando los dirigentes pretenden surfear esa ola más que romperla, porque sino la ola se hace más grande", sentenció Máximo Kirchner. en referencia a la figura del presidente Alberto Fernández.

Y agregó: "Los dirigentes que dicen que quieren representar a las mayorías se la tiene que bancar de pecho. 'No podemos por esto o por lo otro', dicen. Basta de esa dirigencia, los argentinos no las queremos".

Otro de los apuntados por el diputado nacional fue Martín Guzmán: "El ministro de Economía dice que no tiene apoyo político. Yo le digo: tenés el apoyo del FMI y el de Kristalina, de la central sindical más importante (la CGT), de los movimientos sociales y del Presidente. ¿Cuánto más apoyo querés para que las cosas salgan bien?", manifestó.

El discurso ocurrió exactamente una semana después de la presentación de Cristina Kirchner en la Universidad Nacional de Chaco Austral, en tierras de Jorge “Coqui” Capitanich, y tuvo el mismo tono épico, muy crítico, e irónico. “Vemos dirigentes de monopatín en los medios, que van con el monopatín de medio en medio, y logran que los traten bien. No sé las concesiones que harán”, deslizó con sarcasmo el hijo de la Vicepresidenta, en referencia a los ministros de Alberto Fernández, que durante los últimos días respaldaron al Gobierno en distintas entrevistas.

La respuesta a Guzmán, que el lunes pasado hizo una pormenorizada defensa de su gestión, fue la más filosa y detallada. Junto a dirigentes locales, como Julián Álvarez, y sindicalistas, como el recientemente electo Roberto Baradel, Máximo Kirchner se tomó varios minutos del discurso, que duró una hora, para describir la baja en el poder adquisitivo de los salarios, el principal reclamo público del kirchnerismo a la gestión económica.

Informe: EC e Infobae

0 comentarios :

Publicar un comentario