sábado, 19 de marzo de 2022

SUBEN RETENCIONES A EXPORTACIÓN DE HARINAS Y ACEITE DE SOJA

El Gobierno dio a conocer los decretos con el nuevo 
aumento y la creación del Fondo (fiduciario) de 
Estabilización del Trigo


Economía
- Luego de que el presidente Alberto Fernández compartiera un mensaje grabado indicando que el Gobierno iba a enfocarse en "implementar todas las medidas necesarias para enfrentar a la inflación", este sábado por la madrugada las primeras disposiciones de este programa fueron oficializadas a través de dos resoluciones publicadas en el Boletín Oficial.

Se trata de dos medidas con impacto en el sector agropecuario, el cual está en la mira por las repercusiones de la guerra entre Ucrania y Rusia en el comercio internacional, particularmente en la suba del precio trigo a nivel mundial.

Así, los decretos 131/2022 y 132/2022 respectivamente regulan un aumento de las retenciones -Derechos de Exportación- al aceite de soja y las harinas y la creación de un Fondo de Estabilización del Trigo que tiene como objetivo "estabilizar el costo de la tonelada que compran los molinos argentinos".

Las disposiciones se dan luego de que el presidente Alberto Fernández anunciara el inicio de la "guerra contra la inflación", objetivo para el cual reunió a sus ministros del gabinete económico para implementar las medidas necesarias para hacerle frente a la inflación, con especial énfasis en la suba de precios de los alimentos.

"Para atacarla (a la inflación) debemos acumular reservas, mejorar el crédito público, desacoplar los precios internos de los internacionales, trabajar sobre las políticas de ingresos y precios al mismo tiempo y tomar una batería de medidas en las que múltiples actores son imprescindibles", detalló Fernández en su comunicado grabado, el cual fue compartido unas horas de la oficialización de las polémicas primeras dos medidas.

Aumento de retenciones

El primero del par de decretos que abren la lucha del Gobierno contra la inflación, la cual ya suma casi un 9% -8,8%- en el primer bimestre del año, se trata de un aumento en la cuota de los Derechos de Exportación -retenciones- para la producción de harinas y aceite de soja.

Tal como se esperaba, la decisión del Ejecutivo estableció que, desde este sábado 19 de marzo y hasta el próximo 31 de diciembre del 2022, la alícuota del derecho de exportación de ciertos alimentos será de un 33% en vez del 31 que regía previamente. Por otro lado, las retenciones al biodiésel aumentarán un 1% extra, pasando de un 29 a un 30%.

En los considerandos del Decreto el Gobierno remarcó el impacto de la guerra entre Rusia y Ucrania y el potencial rol de la Argentina como proveedor de materias primas para suplir la falta de productos de parte de estas dos naciones.

Tal como explica la medida, en conjunto, Rusia y Ucrania aportan a la "seguridad alimentaria total mundial" el 28% del comercio internacional del trigo, el 19 % del de maíz y el 78 % del de aceite de girasol. Es por esto que el conflicto entre ambas naciones afecta tanto a sus propios mercados internos como a los precios internacionales, los cuales actualmente alcanzaron "alzas históricas".

En este contexto, el Gobierno considera que el rol de la Argentina puede ser clave por tratarse de un "relevante proveedor global de estos productos", por lo que insta a los productores nacionales a que "continúen creciendo en la producción de estos cereales y esta oleaginosa que el mundo demanda".

"La República Argentina y sus productores y productoras pueden contribuir a la seguridad alimentaria mundial mediante el aumento de la producción", destaca el Decreto 131/2022.

Este contexto llevó al Gobierno a establecer el aumento de la alícuota de los derechos de exportación para otros alimentos distintos a los que hoy sufren interrupciones en la cadena de suministro internacional, "con el fin de mitigar el impacto de la situación internacional en el mercado interno".

Así, hasta el 31 de diciembre del 2022 inclusive, las retenciones a ciertos sectores específicos del agro nacional sufrirán un incremento, ganancia que será recaudada por el Estado para "garantizar políticas tendientes a evitar un costo adicional en los alimentos para la población en general y, particularmente, para los sectores de menores ingresos".

Esta última aclaración del decreto que regula una nueva suba a los derechos de exportación se relaciona de forma directa con la siguiente medida publicada por el Gobierno este sábado por la madrugada: la creación del Fondo de Estabilización del Trigo como parte de las políticas que buscan evitar aumentos desmedidos de precios.

Fondo de Estabilización del Trigo

La segunda medida del Gobierno se trata de la creación de un fondo fiduciario para sostener y regular el valor del trigo en el país: el Fondo de Estabilización del Trigo.

Tal como indica el decreto, este tendrá la función de "estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos". En otras palabras, el documento especifica que el objetivo del Fondo será el de "mitigar el alza del precio de la tonelada de trigo que requiere la cadena de molienda argentina", teniendo en cuenta los valores anteriores al conflicto de las mercaderías involucradas.

Entre los considerandos de la medida, el Gobierno se refirió nuevamente al conflicto armado entre Rusia y Ucrania que actualmente golpea el suministro mundial de alimentos, con especial énfasis en el trigo que recibe Europa, además del girasol, el maíz y sus derivados.

En línea con esto, el Decreto explica que "la nueva coyuntura internacional impone la toma de medidas urgentes" para estabilizar los "precios internos de productos esenciales para la alimentación de los argentinos", manteniendo de igual forma un "volumen adecuado a las necesidades de abastecimiento del mercado interno".

Esta medida se relaciona con su decreto hermano: el 131/2022, el cual establece la suba de retenciones a ciertos sectores para inyectar ese dinero en el fondo para regular el trigo en busca de un "balance" de los valores de los distintos productos de la cadena productiva.

Así lo explica la medida: "El Fondo Estabilizador del Trigo estará compuesto por los recursos resultantes de la modificación temporal de los derechos de exportación previsto en el Decreto N° 131/22, cuyo objetivo será estabilizar el costo de la tonelada de trigo que compran los molinos argentinos".

El Fondo del Trigo "será conformado como un fideicomiso de administración y financiero" y será el Ministerio de Desarrollo Productivo, a cargo de Matías Kulfas, el encargado de administrar este elemento a través de la Secretaría de Comercio Interior de Roberto Feletti.

El Decreto 132/2022 fue aprobado en acuerdo de Gabinete de Ministros con la firma de todos los miembros del ente a cargo de Juan Manzur, junto a la del presidente Alberto Fernández. Por su parte, el 131/2022 para subir las retenciones tan solo porta la firma del Presidente, su jefe de Gabinete, el ministro de Agricultura, Julián Domínguez; de Economía, Martín Guzmán; y de Desarrollo productivo, Matías Kulfas.

Informe: El Cronista

0 comentarios :

Publicar un comentario