martes, 8 de marzo de 2022

ESTADOS UNIDOS PROHÍBE IMPORTACIÓN DE PETRÓLEO RUSO

El anuncio lo hizo Joe Biden quien dijo que su país "no será parte de la subvención de la guerra de Putin". La prohibición alcanza al gas

Joe Biden

Mundo
- El presidente Joe Biden dijo que Estados Unidos prohibirá las importaciones de combustibles fósiles rusos, incluido el petróleo, una importante escalada de los esfuerzos occidentales para frenar la economía de Rusia que tensará aún más los mercados mundiales de crudo.

"Estados Unidos está apuntando a la principal arteria de la economía rusa", dijo Biden este martes en la Casa Blanca. "No seremos parte de la subvención de la guerra de Putin".

La medida de Estados Unidos será igualada en parte por el Reino Unido, que anunció el martes la prohibición de las importaciones de petróleo ruso, aunque seguirá permitiendo el gas natural y el carbón procedentes del país. Canadá ya había frenado las compras de petróleo a fines de febrero.

Otras naciones europeas que dependen en mayor medida de los combustibles rusos no participarán. El alcance de la medida de Biden no estaba inmediatamente claro, incluyendo las excepciones y el impacto en los envíos que ya están en tránsito.

La medida de Biden es un paso importante en su campaña de sanciones contra Rusia tras su invasión de Ucrania. Si bien la llamada autosanción por parte de la industria petrolera ha limitado algunas compras de barriles rusos, una prohibición total por parte de Estados Unidos pesaría aún más en el mercado y aumentaría la volatilidad.

El viceprimer ministro ruso, Alexander Novak, advirtió que el precio del petróleo podría subir hasta los u$s 300 el barril si había un boicot al petróleo ruso. Rusia es el tercer productor más grande de petróleo, y exporta unos 8.000.000 de barriles diarios, entre crudo y productos derivados, lo que equivale a alrededor de un 7% de la producción mundial.

Aunque se espera que el precio del petróleo suba considerablemente este año -JPMorgan Chase, por ejemplo, estima que el barril superará los u$s 185 a fin de año-, es probable que la medida anunciada por la Casa Blanca tenga un impacto limitado ya que sólo una pequeña parte de las exportaciones de crudo rusas van a los Estados Unidos (8%), en comparación con el 60% que va a Europa y el 20% de China, según la Agencia Internacional de Energía (AIE).

Alemania -la economía más grande de Europa, que importa más del 40% de su gas y el 30% de su petróleo de Rusia- ya marcó posición y se opone completamente a un embargo porque Europa depende del suministro ruso para garantizar la calefacción, transporte, energía y producción industrial. Otros miembros de la Unión Europea (UE) como Países Bajos, están en la misma línea de Alemania.

Informe: EC

0 comentarios :

Publicar un comentario