martes, 5 de enero de 2021

Un aumento que ahoga: por qué la suba de la nafta complica a las estaciones de servicio


Por Patricio Eleisegui

El nuevo incremento aplicado a los precios de las naftas volvió a encender las luces rojas en el tablero económico de las estaciones de servicio. Ocurre que cada nuevo "retoque" pega de lleno en la demanda por efecto de la recesión dominante. Hoy por hoy, el sector de la comercialización opera a pérdida y cada aumento es observado como un empujón más al precipicio del cierre definitivo.

Según indicaron a iProfesional desde CECHA, la confederación que integra a los empresarios del expendió en la Argentina, las estaciones de servicio continúan vendiendo casi un 25 por ciento menos que en los niveles previos a la pandemia. Las subas sucesivas que se vienen aplicando, comentaron las fuentes consultadas, no hacen más que quitarles rentabilidad a los puntos de venta por efecto de un poder de compra cada vez más acotado.

"En términos generales preocupa ya que cada aumento es una potencial disminución de consumo. Hasta ahora no podemos superar que estemos vendiendo en promedio un 23 por ciento menos que lo habitual pre pandemia", dijo a iProfesional Guillermo Lego, gerente de la entidad.

"Para estar dentro del punto de equilibrio, una estación de servicio debe superar los 350.000 litros de venta mensual. Hoy esa misma estación está vendiendo 270.000 litros, por lo cual queda claro que su situación es complicada. Por más que aumenten los precios si el volumen no acompaña la ecuación la facturación seguirá por debajo de lo que necesita el punto de comercialización para ser mínimamente rentable", añadió.

Un informe reciente de CECHA expuso que las distintas complicaciones que enfrentan los puntos de expendio mantienen en peligro de cierre definitivo a más de la mitad de los puntos de comercialización de combustibles.

El trabajo en cuestión reveló que 3 de cada 5 estaciones de servicio corre el riesgo de cerrar definitivo, mientras que el 85 por ciento de los sitios de venta no podrá sostenerse en el mediano plazo si la situación -en términos de demanda- no mejora.

"A ese cuadro se suma que las estaciones fueron excluidas a partir de noviembre del programa de Asistencia al Trabajo y la Producción", se indica. Según pudo indagar iProfesional, sólo entre los asociados a la confederación existen alrededor de 3.300 estaciones de servicio al borde de la quiebra. De ocurrir, esto redundará en la pérdida de al menos 40.000 puestos de trabajo.

Al complicado escenario actual se suma la posibilidad concreta de que la venta se vea afectada aún más a mediados de este mes. Sucede que el 15 entraría a regir una actualización impositiva que generalmente se traslada al precio final de la nafta. A la par, las petroleras insisten con que aún se encuentran hasta 10 puntos por debajo de sus respectivos niveles de equilibrio financiero. En concreto, requieren de más aumentos.

"Queda el ajuste impositivo del 15 de enero y allí ya es una decisión del Gobierno. Eso podría involucrar alrededor de 1 peso más en el surtidor según el producto", afirmó Lego.

La suba dispuesta

En los primeros minutos de este martes, la estatal YPF aplicó una suba promedio de 2,9 por ciento a todos sus combustibles. Según comunicó la petrolera, la suba en cuestión es "consecuencia del aumento en el FAME y el Etanol dispuesto por la autoridad regulatoria".

De esta manera, los nuevos precios de referencia vigentes desde en la ciudad de Buenos Aires pasaron a ser de 69,40 pesos para la nafta súper, 80,20 para la nafta premium Infinia, 64,60 el diesel 500 y, 76,10 el diesel premium Infinia.

Como lo hizo con anteriores subas durante el año pasado, la empresa -que controla más del 55 por ciento del mercado de combustibles- informó el incremento a través de un comunicado apenas 15 minutos antes de la medianoche.

El litro

El litro de nafta súper ya cotiza a casi 70 pesos en las estaciones de Capital Federal.

Esta decisión se da luego de que la Secretaría de Energía implementara un esquema paulatino y progresivo de recomposición de precios de los biocombustibles, para reconocer los costos que la industria afronta ante el atraso del valor regulado por el Estado.

En las próximas horas se espera, como es habitual, que las demás petroleras se sumen también a los aumentos.

©iProfesional

0 comentarios :

Publicar un comentario