martes, 16 de junio de 2020

COVID-19 / «CONSTERNACIÓN» DE LA CIDH POR MUERTES EN LAS CALLES DE BOLIVIA

Son 10 las personas fallecidas por falta de atención médica 
por la pandemia, principalmente en Cochabamba, Beni, Oruro, La Paz y Santa Cruz

Equipos de emergencia retiran el cadáver de una persona fallecida en la calle,
por falta de atención médica debida a la saturación de hospitales. (Foto/La Prensa)
Bolivia - La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) expresó “consternación” por los reportes que dan cuenta de al menos seis personas muertas en la calles de Cochabamba y La Paz por falta de atención médica, como resultado de la situación derivada de la pandemia por el coronavirus.

“La @CIDH expresa consternación ante reportes que dan cuenta de que al menos 6 personas han muerto en las vías públicas en Cochabamba y La Paz, por imposibilidad de recibir atención médica ante la saturación de los hospitales, en el contexto del #COVID-19”, sostiene el organismo en su cuenta en Twitter.

Un hombre con sospechas de síntomas de COVID-19 se desvaneció y falleció en puertas del Hospital de Cotahuma en La Paz, en momento en que se pedía sea atendido. Similar caso ocurrió en la ciudad de Cochabamba, donde un varón, también con sospecha del virus, falleció en vía pública.

Tirados en la calle por horas, así es como murieron al menos seis personas en la última semana en el país. Sin embargo, desde que comenzó la pandemia del coronavirus se registraron en total 10 casos en cinco departamentos. Cuando la persona fallece es el momento de mayor riesgo de contagio, indicaron autoridades en salud.

Las imágenes del cuerpo de un hombre en medio de las vías, en la calle Jordán y 16 de Julio de Cochabamba, conmocionaron al país. Recorrió siete centros de salud en busca de ayuda, pero sus pulmones no pudieron con la enfermedad y, finalmente, murió tendido en la calle.

Es una realidad que ocurrió ya cinco veces en Cochabamba: en el mercado La Pampa, las puertas del hospital Harry Williams, Shinahota, la calle 16 de Julio, y en puertas del hospital Viedma.

“La gente deja avanzar demasiado la enfermedad y buscan atención cuando ya casi no pueden respirar. Entonces, están caminando por la calle y de pronto se desvanecen por el paro respiratorio y fallecen”, detalló el responsable de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud (Sedes) Cochabamba, Rubén Castillo. Lo mismo pasó en La Paz, Santa Cruz, Beni y Oruro. El colapso de los hospitales y la gente que llega con síntomas demasiado avanzados generan que algunas personas no puedan aguantar la falta de aire y mueran por un paro respiratorio.

La Paz no es ajena a esta realidad. Una persona con síntomas de Covid-19 se desmayó en las puertas de un centro de salud municipal de Cotahuma y luego falleció. Antes, estuvo en el hospital La Portada, pero fue derivado de nosocomio, informaron las autoridades de este departamento.

La situación es más dramática en los dos departamentos más azotados por la enfermedad: Santa Cruz y Beni. Los más de 13 mil casos, que albergan entre ambas regiones, colapsaron por completo el sistema de salud. La gente muere esperando atención.

En Santa Cruz, una mujer estaba sentada en la banca de la puerta de un hospital mientras esperaba recibir atención médica. Sin embargo, la espera fue demasiado larga para su cuerpo, que no logró seguir luchando contra el virus.

En Beni, se lamentó la muerte de otra mujer en Santa Ana de Yacuma. La familia dijo a los medios que la paciente pidió ayuda días atrás, pero no la recibió. Asimismo, cuando volvió el rebrote en Oruro, se tuvo el fallecimiento de una persona que buscaba atención médica pero no llegó al hospital.

En estos casos, los cuerpos de los fallecidos son altamente contagiosos. “La gente no debe acercarse, porque es el momento de mayor viralidad por los fluidos que expulsan los cuerpos”, explicó Castillo.

No se trata de la enfermedad de mayor mortalidad de la historia, pero quien entra a terapia intensiva difícilmente logra superarla. En el país , el 90 por ciento de quienes tuvieron que ser conectados a un ventilador perdieron la vida. Apenas un 10 por ciento logró salir adelante, según datos de los Servicios Departamentales de Salud.

En estos momentos Bolivia tiene una mortandad del 7 por ciento. Hay 632 fallecimientos en total en el país de los 19.073 infectados registrados a la fecha. Por día se tiene un promedio de 20 personas, de las cuales el 60 por ciento muere en un hospital, informa el Ministerio de Salud.

Al menos el 60 por ciento de las personas infectadas con coronavirus son tratadas en viviendas y no así hospitales. Sin embargo, quienes atienden a los pacientes deben seguir una serie de recomendaciones para evitar contagiarse o exponer a otros miembros de la familia.

Las autoridades en salud recomiendan que las personas infectadas tengan un espacio específico en el domicilio. Deben contar con sus propios utensilios para alimento, baño y demás.

Quienes atienden a estas personas deben contar con todos los elementos de seguridad, evitar estar en contacto con los pacientes y mucha higiene. Además, deben usar constantemente barbijo, lentes, guantes y alcohol en gel.

El lavado de manos y desinfección de ambientes tienen que ser constantes, señaló el responsable de Vigilancia Epidemiológica del Servicio Departamental de Salud (Sedes), Rubén Castillo.

Sin embargo, el médico hace énfasis en la necesidad de contactar al Sedes en caso de tener síntomas. “Mucha gente llega a los hospitales con la sintomatología muy avanzada, entonces es más difícil la recuperación.

Lo antes posible deben reportarlos”, agregó Castillo.

Informe: La Razón y La Prensa (La Paz) y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario