jueves, 23 de enero de 2020

HOMENAJES / LUIS ALBERTO SPINETTA

El diario El País, de España, recuerda al músico argentino 
al que considera como uno de “los más influyentes 
del rock latino”

Luis Alberto Spinetta
Por Alberto López

Luis Alberto Spinetta fue un músico precoz y autodidacta influenciado por su padre, cantante aficionado de tangos, que dedicó todos sus esfuerzos al arte hasta ser considerado un polifacético, ya que fue guitarrista, cantante, compositor, dibujante, poeta, escritor y hasta un respetado intelectual.

Spinetta, apodado ‘El Flaco’, destacó por su música tanto como por su voz, en las que volcó todas las influencias que fue recibiendo de diversas ramas y personificadas, entre otros, en Van Gogh, Freud, Sartre, Dalí, Nietzsche, Foucault, Deleuze, Castañeda, Lennon, Sagan, Beethoven y Artaud. Le gustaba la fusión del jazz con el rock y fundó numerosos grupos hasta empezar una exitosa carrera en solitario a partir de los años 80.

Su larga trayectoria, con más de 40 años sobre los escenarios le valió ser recordado como uno de los padres del rock en español, icono del rock argentino y uno de los artistas más influyentes de Hispanoamérica en las últimas décadas del siglo pasado y primeros años del actual.

Luis Alberto Spinetta nació en la capital argentina, Buenos Aires, el 23 de enero de 1950. Era el segundo de tres hermanos y la influencia de su padre pronto lo decantó por la música, aunque su segunda pasión fue el fútbol como aficionado de River, a buen seguro porque nació muy cerca de su estadio.

Desde los 4 años cantaba tangos en las reuniones familiares y esa influencia lo acompañó en las letras toda su vida. A los 12 años aprendió sus primeras lecciones de guitarra y también fue seleccionado en un concurso nacional como cantante de tangos para ir de gira, pero desistió. Desde ese momento se convirtió en autodidacta.

Junto a sus compañeros de colegio, Luis Alberto Spinetta formó, al terminar la Secundaria con 17 años, su primera banda, Almendra. Sin embargo, siempre contó que su debut artístico se produjo en 1964, en un concurso televisivo del programa ‘Escala Musical’, del Canal 13. Gracias a estas apariciones mediáticas Luis Alberto, también influenciado como casi todos en aquellos años por la ‘beatlemanía’, consiguió el dinero suficiente para comprar el álbum ‘Beatles for sale’.

En 1969 su grupo Almendra sacó a la venta su primer disco, formado por temas inolvidables como ‘Ana no duerme’, ‘Plegaria para un niño dormido’ y ‘Muchacha (ojos de papel)’, convertidos con el paso del tiempo en clásicos.

Spinetta grabó en 1971 un disco solista llamado ‘Spinettalandia y sus amigos’, y en ese mismo año formó el legendario grupo Pescado Rabioso que, como casi todos en su carrera, tuvo poca duración, ya que se disolvió en 1973, pero generó una revolución en el rock argentino y dejó una huella imborrable por su estilo y originalidad musical.

En 1973 Luis Alberto Spinetta grabó otro disco como solista, ‘Artaud’, a pesar de aparecer como un álbum del grupo Pescado Rabioso, y en el que incorporó a diversos invitados, entre ellos a su hermano Gustavo Spinetta. A fines de ese año fundó una nueva banda, Invisible, con la que sacó tres discos hasta su disolución en 1976.

Tenía sólo 27 años pero ya una gran trayectoria a su espalda cuando en 1977 editó un disco junto a varios músicos en el que experimentó con el jazz-fusión. De esos años proviene su único álbum en inglés, ‘Only love can sustain’, (Sólo el amor puede sostener), que grabó en Estados Unidos gracias al apoyo del tenista Guillermo Vilas y del que renegó siempre por haber sido puramente comercial.

En 1980, antes de emprender su carrera en solitario, Luis Alberto Spinetta volvió a juntarse con los integrantes de Almendra y, de forma paralela, ese mismo año formó el grupo Spinetta Jade. A partir de ese momento destacaron sus trabajos en solitario como ‘Privé’, ‘La la la’ (1986), ‘Téster de violencia’ (1988), ‘Exactas’ (1990), ‘Piel de piel’ (1990) y ‘Pelusón of milk’ (1991), con los que logró ser el Mejor Disco del Año tres años casi consecutivos.

En 1994 volvió a las andadas grupales al formar Luis Alberto Spinetta y los Socios del Desierto y tuvo enfrentamientos con las compañías discográficas, pero al final editó un disco doble titulado simplemente ‘Spinetta y los socios del desierto’ con los temas que ya había presentado en vivo. Este trabajo, con una gráfica llamativa y de excelente calidad, triunfó y lo aupó aún más a la condición de artista. En marzo de 1996 saldó lo que él mismo calificó como “una vieja deuda con el público”: tocar gratis y al aire libre en los bosques de Palermo.

Después de unos años de silencio y tan sólo escuchar sus recopilaciones, en 2001 sacó ‘Silver sorgo’. Son años en los que Spinetta da un giro a su música, más pausada, poética y con distintos ritmos. Así, en 2003 edita ‘Para los árboles’, en el que recurre a la preponderancia de los teclados y los pasajes instrumentales y, a su vez, coquetea con lo electrónico.

El 4 de diciembre de 2009 festejó sus 40 años de trayectoria musical con un interminable concierto de cinco horas y media de duración en el estadio Vélez Sarfield de la Ciudad de Buenos Aires. En él repasó toda su carrera, con medio centenar de canciones, y reunió a 31 músicos, todos ellos compañeros en los diversos grupos que fundó desde Almendra, como Fito Páez, David Lebón, Charly García, Ricardo Mollo, Juanse y Gustavo Cerati, entre otros. De este recital se editó ‘La Caja de Spinetta’ en diciembre 2010, formado por tres DVD, tres CD y dos libros.

Las últimas fechas representativas de conciertos de Luis Alberto Spinetta, mientras ya luchaba contra el cáncer de pulmón por su adicción al tabaco, fueron en Chile en diciembre de 2010 y en el festival Cosquín Rock 2011.

El Flaco hizo pública su enfermedad en diciembre de 2011 a través de una carta. En pocas líneas contó que estaba al cuidado de su "familia amorosa, por los amigos del alma, y por los mejores médicos que tenemos en el país".

Luis Alberto Spinetta falleció en Buenos Aries el 8 de febrero de 2012 a causa del cáncer diagnosticado en julio de 2011. Tenía 62 años y según fuentes del círculo íntimo de la familia murió en su casa, rodeado de sus cuatro hijos, quienes días después publicaron en Twitter un mensaje de despedida: “Este es el lugar, los que quieran traerle una flor y despedirse de nuestro papá, lo pueden hacer al lado del Paseo de la Memoria, acá en la Costanera... paz”. El mensaje estaba acompañado por una foto del lugar y llevaba la firma de los cuatro hijos, que arrojaron allí sus cenizas el 15 de febrero.

Los Amigos’ es un disco póstumo, editado en noviembre 2015 para perpetuar las últimas grabaciones de El Flaco. Se trata de grabaciones realizadas en el estudio en marzo de 2011 por el ingeniero Mariano López, que retomó personalmente ese material en 2015 junto a los cuatro hijos de Luis.

Tras su muerte comenzó un movimiento de recuperación de la obra de Luis Alberto Spinetta mediante exposiciones, homenajes y obras musicales y audiovisuales. La Biblioteca Nacional, por ejemplo, organizó una exhibición titulada ‘Los libros de la buena memoria’, exponiendo material gráfico inédito de Spinetta y con la actuación de músicos que compartieron su obra. En 2014 se realizó el espectáculo homenaje ‘Spinetta, tu vuelo al fin’ en el Centro Cultural Néstor Kirchner, y en 2015 otro en Tecnópolis, titulado ‘Spinetta y el lenguaje del cielo’.

Ese mismo año, 2015, la Fundación Konex le otorgó el Premio de Honor como personalidad destacada ya fallecida de la Música Popular Argentina. Y más recientemente, el pasado 29 de septiembre, el canal National Geographic estrenó el tercer capítulo de la serie ‘BIOS. Vidas que marcaron la tuya’, un documental basado en la vida y obra del artista argentino.

Fue tanta la influencia de Luis Alberto Spinetta que en el año 2014, como recuerdo a su figura y homenaje a su legado, Argentina trasladó el Día Nacional del Músico del mes de noviembre al 23 de enero, fecha en la que nació el polifacético artista siempre con su inconfundible guitarra roja y blanca.

© El País (España)

Siempre en la pared - Luis Alberto Spinetta

0 comentarios :

Publicar un comentario