lunes, 6 de enero de 2020

CON EL RETORNO DEL IVA COMIENZAN A NOTARSE LOS PRIMEROS AUMENTOS

En varias cadenas de supermercados, los incrementos 
van desde un 14% en lácteos hasta un 16% en aceites. 
Las subas en otros productos

Economía - Al comparar los precios del 2 de enero, relevados luego de una recorrida por varias cadenas de supermercados, y los precios que actualmente esas mismas empresas publican en sus plataformas de comercio electrónico se comprobó que la mayoría de las variaciones de precios rondaron el 7%, en línea de lo que las empresas habían acordado con el Gobierno. Para los aceites (girasol y mezcla) se había acordado un 9% y para los rebozadores un 10,5 por ciento.

Pero se encontraron algunos casos que superaron esos porcentajes. Por ejemplo, en la cadena Coto, los yogures Yogurísimo firme de La Serenísima pasaron de $58,50 a $66,99, un 14,5% más. La yerba Unión con palo de 1 kilo pasó de $211,79 a $242,49 y la marca Playadito, por 500 gramos, de $118,59 a $135,79, también una suba de 14,5 por ciento.

Ese porcentaje de incremento también se repite en algunas harinas —como Blancaflor leudante, que pasó en el mismo período de $69 a $79— y arroces. El arroz Gallo en caja subió de $84,90 a $97,20. En el caso de los aceites, los aumentos rondaron el 16%. Las marcas Cocinero y Cañuelas, ambas en botella de 1,5 litros, pasaron de $124,99 a $145,79.

En la cadena Disco y Carrefour, los incrementos rondaron entre 6% y 7%. Las pastas secas de Matarazzo (tirabuzón y mostachol) pasaron de $49 a $52 (6,12%) y la harina leudante Morixe, de $48,46 a $51,85 (7%) en la plataforma de Disco.

En tanto, en las sucursales de los supermercados Dia, también hubo aumentos cercanos al 7%, como el arroz Gallo en caja, que la semana pasada costaba $91,99, se vende a $98,49, muy cerca de los $100. En el caso del aceite, la suba alcanzó el 9% para la marca Cocinero de 1,5 litros, que de $120 pasó a $130,79. Mientras que la marca Cañuelas se ofrecía en “oferta” y fue el único caso de baja, ya que en la presentación de 900 ml descendió de $79,99 a $63,99.

Por el arrastre del año anterior y el impacto de estas subas en los precios de los alimentos de la canasta básica, la inflación de enero difícilmente esté por debajo de los niveles de diciembre, que se estimó en un 4,2%. Este porcentaje se mantendría a pesar de las medidas que se tomaron desde el Gobierno como el congelamiento de las tarifas de transporte y la postergación de los aumentos de combustibles.

“Si suben 7% los precios de los alimentos de la canasta básica por volver a estar gravados con la alícuota plena de IVA, se sumaría un 0,3% a la inflación de enero. Si además consideramos el 1,3% de arrastre estadístico que deja diciembre, ya estamos hablando de un piso de 1,6% en enero solo por estas dos cuestiones, sin contar las demás subas de precios que habrá en este mes. Por eso no esperamos todavía una baja significativa en la inflación respecto del 4,2%", explicó Martín Kalos, economista jefe de Elypsis. En diciembre, según la consultora, alimentos y bebidas aumentó 3,9% y un 58% en el año.

El rubro de alimentos y bebidas es el de mayor peso en el indicador general de inflación (con un 30% aproximadamente) y enero suele ser un mes de alta inflación estacional, por eso desde la consultora Econviews anticipan que la inflación mensual de enero tendrá un piso de 3,5%, a pesar del congelamiento de varios precios regulados.

“Mientras el Gobierno negoció con empresarios y supermercados para que la suba en los precios de los alimentos de la canasta básica no sea de 21%, sino que se ubique en torno a 7% y 10%, también se prorrogó con cierto ajuste el programa de Precios Cuidados. Esto significa que algunos precios de alimentos que no estaban exentos de IVA, por no estar dentro de la canasta básica, también van a aumentar de precio”, advirtió Lorena Giorgio, economista senior de Econviews.

Informe: Infobae

0 comentarios :

Publicar un comentario