sábado, 19 de octubre de 2019

«NO VAMOS A PERMITIR QUE NOS ROBEN EL FUTURO»

Ante una multitud, Mauricio Macri pidió que "no caigamos otra vez en los que fundieron el país y ahora nos hablan con 
el dedo levantado"

Mauricio Macri, flanqueado por su esposa, Juliana Awada, y por su vice, Miguel
Ángel Pichetto, durante la "Marcha del Millón, en el centro porteño.
Nacionales - El presidente Mauricio Macri encabezó este sábado a la tarde un nuevo acto del “Sí, se puede” y le pidió a la gran multitud reunida en el Obelisco que no se queden callados viendo como les “roban el futuro”.

"¡Gracias Argentina! ¡Es impresionante verlos! ¡Miren cuántos son!", fue lo primero que dijo Mauricio Macri, pasadas las 18.30, cuando habló a las miles de personas que llegaron hasta el Obelisco para la "marcha del millón". Según laestimación de algunos medios, hubo entre 320 mil y 350 mil personas en el centro porteño. Para el ministerio de Seguridad fueron "por encima de 500 mil".

"Ustedes crearon la marcha del 'Sí, se puede' ese 24 de agosto, cuando salieron a la calle a decirme que no estaba solo", agregó Macri. Y dijo que a la multitud del Obelisco hay que agregar los "cientos de miles de argentinos" que marcharon en ciudades del interior y de todo el mundo.

"Estamos acá para decir que no nos vamos a quedar callados con esa forma de concebir el poder que muchos argentinos rechazamos. No vamos a permitir que nos roben el futuro", dijo el mandatario mientras los presentes cantaban: "El gato no se va, el gato no se va".

"Este esfuerzo valió la pena y estamos mejor preparado para crecer. Por eso les digo que se viene una etapa de alivio para todos los argentinos por todo lo que ya hemos hecho", aseguró Macri, y pidió "no volver al pasado".

También dedicó un momento para destacar a los venezolanos que llegaron al país, e hizo una autocrítica: "Llegar acá fue mucho más difícil de lo que pensábamos. Lleva tiempo resolver los problemas", dijo.

Una gran multitud acompañó al presidente Mauricio Macri en el centro porteño.
Además, el presidente pidió: "No caigamos otra vez en los que fundieron el país y ahora nos hablan con el dedo levantado", en referencia al candidato del Frente de Todos, Alberto Fernández. "No dejemos que nos hagan abandonar nuestro sueños, que son los más sagrados que tenemos. Ahora tenemos que mirar hacia adelante. Yo estoy acá para defenderlos y para que nadie les diga nunca más que no se puede", dijo Macri.

“No aceptamos que los que destruyeron el país ahora nos digan con el dedo en alto que ellos son los que saben”, dijo Macri. “Ya lo vivimos muchas veces, con el dedito, con atril, con canchereada, con soberbia, con esa forma de concebir el poder que todos rechazamos”, agregó en clara referencia al kirchnerismo. También le pidió a la ciudadanía que no caiga en “espejismos” y en las “mismas promesas vacías de aquellos que tantas veces nos defraudaron”.

El Presidente fue el único orador pero estuvo acompañado en el palco por su compañero de fórmula, Miguel Ángel Pichetto, y su esposa Juliana Awada. Al igual que en los otros actos del “Sí, se puede”, el líder de Juntos por el Cambio le pidió a sus simpatizantes que salgan a convencer a sus familiares y amigos. A su vez instó a poner mucho esfuerzo en la fiscalización de los votos.

La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, se mantuvo durante todo el acto en unas gradas ubicadas al costado del escenario, en medio de la gente. Si bien Macri no hizo ninguna referencia al aborto, Vidal sí se ató un pañuelo celeste en la muñeca para dejar en claro su postura en defensa de las dos vidas.

En términos generales, Macri abordó los mismo ejes temáticos que en los actos de las últimas semanas: reconoció que los problemas del país era “más profundos” de lo que habían imaginado y prometió que tras “tanto esfuerzo” ahora llegará el momento “del crecimiento económico, de la mejora del salario y del empleo”.

Informe: LN, Infobae y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario