jueves, 2 de mayo de 2019

El Gobierno negocia con el peronismo una declaración conjunta de 10 puntos

Pichetto, Urtubey y Massa, los hombres de la oposición con los que el Gobierno
avanza en una negociación estableciendo políticas de estado.
Por Santiago Dapelo

Tras modificar la política de intervención cambiaria, ahora el Gobierno avanza en una declaración conjunta con parte del peronismo como señal a los mercados. El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, negocia un borrador de 10 puntos con políticas de estado con el líder del Frente Renovador, Sergio Massa; el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey, y el senador Miguel Pichetto.

El objetivo es encapsular el efecto que tiene la eventual presencia de la expresidenta Cristina Kirchner en la oferta electoral y ratificar el rumbo de un grupo de políticas públicas. Entre los puntos destacados aparece el "respeto a la ley, los contratos y los derechos adquiridos con el fin de consolidar la seguridad jurídica, elemento clave para promover la inversión". Y el "cumplimiento de las obligaciones con nuestros acreedores". Así, el Gobierno y parte de la oposición se comprometen a mantener los compromisos, especialmente con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

En los últimos 15 días, Frigerio se reunió con Pichetto, Urtubey y habló con Massa sobre la necesidad de avanzar con el documento.

Ahora se prevé una reunión, que aún no tiene fecha, de la cual también podría participar el jefe de Gabinete, Marcos Peña. Allí habría una foto conjunta como expresión de respaldo al decálogo de compromisos conjuntos.

"Son todos puntos atendibles", dijo a La Nación Pichetto, que desde hace meses advierte la necesidad de avanzar en este tipo de acuerdos. Incluso, en su último viaje por los Estados Unidos, hace una semana, el senador por Río Negro destacó "la importancia de cumplir con las obligaciones internacionales contraídas para no caer en un nuevo default". Frase celebrada por el presidente Mauricio Macri, que describe a Pichetto como un "estadista".

Otro artículo establece la "consolidación un sistema previsional sostenible y equitativo y la creación de empleo a través de una legislación laboral moderna". Entre las reformas que el Gobierno tiene como prioridades para un eventual segundo mandato aparecen la previsional y la laboral. De esta manera, los referentes del peronismo denominado racional podrían apoyar las iniciativas el año próximo.

Desde Alternativa Federal se mostraron de acuerdo, pero quieren que el acuerdo tenga efecto de inmediato, no después de las elecciones. "El problema es hoy", dijeron fuentes cercanas a uno de los protagonistas.

Además, el documento incluye lograr y mantener el equilibrio fiscal, sostener un Banco Central independiente, que combata la inflación hasta llevarla a valores similares al de países vecinos, y promover el crecimiento de las exportaciones, con una mayor integración al mundo.

La declaración, que se está negociando, habla también de la "reducción de la carga impositiva, a nivel nacional, provincial y municipal y enfocado en los impuestos más distorsivos" y la "consolidación de un sistema federal, basado en reglas claras, que permitan el desarrollo de las provincias y que impidan que el gobierno nacional ejerza una discrecionalidad destinada al disciplinamiento político".

Por último, el documento establece la necesidad de "asegurar un sistema de estadísticas transparente, confiable y elaborado en forma profesional e independiente".

Pichetto no tiene objeciones y Massa, que hoy logró el apoyo de Margarita Stolbizer a su plan de 10 políticas públicas, se reunirá mañana con su equipo para evaluar la propuesta y recién después hará pública su posición.

© La Nación

0 comentarios :

Publicar un comentario