martes, 12 de marzo de 2019

El misterio electoral de Cristina Kirchner

Cristina Kirchner
Por Fernando Laborda

De haber triunfado el kirchnerista Ramón Rioseco en las recientes elecciones de gobernador de Neuquén, hubiera sido probable que más de un dirigente K se apurara a lanzar la candidatura presidencial de Cristina Kirchner . 

Pero Rioseco estuvo lejos de vencer al invicto Movimiento Popular Neuquino y su performance ha envalentonado a referentes del peronismo no kirchnerista, que bregan para que la expresidenta de la Nación renuncie a su hipotética postulación.

Dentro del amplio y complejo movimiento peronista hay tantas presiones para que Cristina Kirchner sea candidata presidencial en octubre como para que no lo sea. El senador Miguel Angel Pichetto , desde la Alternativa Federal, sostuvo que los comicios neuquinos demostraron que "se empiezan a caer las caretas" y que "Cristina no supera el 25 por ciento". Tal vez se trate de una frase exagerada, por cuanto Neuquén dista de ser un distrito decisivo en una elección nacional, más allá de su enorme carga de simbolismo, por tratarse de una suerte de gallina de los huevos de oro, a partir del descubrimiento del gran potencial de Vaca Muerta y del significado que pueden tener el shale oil y el shale gas para la economía argentina.

Cristina Kirchner siembra el misterio y probablemente lo seguirá sembrando hasta cerca del 22 de junio, cuando vencerá el plazo para presentar listas para las PASO del 11 de agosto. Mientras tanto, el macrismo apuesta a que se presente, confiado en que la expresidenta perdería en una segunda vuelta contra Mauricio Macri , y el peronismo no kirchnerista presiona para que no lo haga, seguro de que su eventual candidato, sea Roberto Lavagna o Sergio Massa , le ganaría a Macri en un ballottage al que curiosamente hoy podría no llegar si debiese competir contra Cristina en la primera vuelta.

¿Qué factores incidirán en la decisión final de Cristina Kirchner a la hora de deshojar la margarita?

Estos son algunos de los motivos para que finalmente desista de su candidatura presidencial:

  1. Prácticamente tendría que hacer campaña desde los tribunales de Comodoro Py, en función de las numerosas causas judiciales en las que se halla procesada.
  2. Su imagen negativa en la opinión pública ronda el 62%, de acuerdo con la última encuesta de D'Alessio Irol y Berensztein.
  3. La mayoría de las proyecciones indican que no podría vencer en una segunda vuelta electoral frente a Macri, en tanto que dirigentes de la Alternativa Federal tendrían más chances que ella de afrontar un ballottage exitosamente.
  4. Apenas tres presidentes argentinos volvieron al poder luego de dejarlo: Julio Argentino Roca, Hipólito Yrigoyen y Juan Domingo Perón . Y solo uno de ellos, Roca, pudo concluir su último mandato.

Pero también hay fuertes razones para que Cristina Kirchner sea candidata:

  1. Hasta ahora, es la dirigente peronista con mayor intención de voto. Con más del 30%, incluso supera en algunas encuestas al propio Macri.
  2. No hay otra figura en el kirchnerismo que pueda igualarla en votos, aunque mediciones que la consultora Giacobbe & Asociados realizó sobre Axel Kicillof indican que este retendría alrededor del 80% de las adhesiones de la líder de la Unidad Ciudadana .
  3. Su postulación presidencial podría ser un buen antídoto frente a su situación judicial. Es que, en el imaginario colectivo, exhibir un amplio apoyo popular, aun cuando no sea suficiente para volver al gobierno, podría coartar a ciertos jueces de dictaminar en su contra, al tiempo que sería una suerte de garantía para el relato cristinista, según el cual Cristina sería "una perseguida política, mediática y judicial".
  4. Ocupar la candidatura presidencial sería la mejor garantía para que el kirchnerismo puro mantenga un buen número de bancas legislativas, seguramente mayor a la que arrastraría este sector con cualquier otro postulante presidencial.
  5. La postulación de Cristina también potenciaría la posibilidad de reelección de intendentes kirchneristas del conurbano bonaerense, teniendo en cuenta que los ciudadanos de la provincia de Buenos Aires acudirán a votar el mismo día por candidatos nacionales, provinciales y municipales.
  6. Finalmente, Cristina es consciente de que su presencia en las elecciones presidenciales provocará incertidumbre financiera y más parálisis de la economía. Pero a quien más perjudicaría esa situación electoralmente es al propio gobierno de Macri, puesto que podría prolongar o profundizar la recesión económica.Y en el kirchnerismo creen que cuanto peor esté Macri, mejor estará Cristina.

© La Nación

0 comentarios :

Publicar un comentario