martes, 6 de febrero de 2018

Dividen en tres proyectos de ley el mega DNU

La decisión fue anunciada por el jefe del interbloque Cambiemos, Luis Naidenoff, aunque sigue el debate 
en la Bicameral.

Los legisladores de Cambiemos en la Bicameral de Trámite Legislativo.
Nacionales - Ante el rechazo generalizado de la oposición al mega DNU de simplificación del funcionamiento del Estado, el Poder Ejecutivo enviará tres proyectos de ley para avanzar con el trámite ordinario de distintas reformas contenidas en el polémico decreto, que consta de 192 artículos y modifica más de un centenar de normas.

La decisión fue anunciada por el jefe del interbloque Cambiemos y flamante presidente de la Comisión Bicameral de Trámite Legislativo, Luis Naidenoff (UCR), quien aclaró que a pesar del golpe de timón del Gobierno, el oficialismo intentará firmar el dictamen este mismo martes sobre el decreto en debate.

“Vamos a presentar tres proyectos de ley que involucran cada uno de los capítulos que son materia de discusión de este DNU”, informó Naidenoff al inicio de la reunión, si bien sostuvo que el decreto dictado por el presidente Mauricio Macri “cumple sobradamente los recaudos” establecidos en la Constitución Nacional.

Desde el kirchnerismo, la senadora Anabel Fernández Sagasti se quejó de la premura de Cambiemos en dictaminar sin escuchar la opinión de actores afectados por el DNU, pero el diputado Pablo Tonelli (Pro) garantizó que se convocará a invitados al debate sobre los futuros proyectos de ley, que ingresarán por la Cámara baja.

“La comisión tiene el deber de aplicar con los DNU el mismo criterio que mayoritariamente ha aplicado a lo largo de 11 años”, argumentó Tonelli al defender el dictado del decreto 27/18.

Desde el bloque Justicialista, cuyo apoyo será clave en los recintos, el diputado Pablo Kosiner consideró: “El camino de las tres leyes es el camino correcto. Es un avance que se manden los proyectos de ley”.

El salteño enfatizó que “no está acreditado un estado de necesidad ni económica, ni social ni institucional” para justificar la existencia del DNU, el cual contiene, según dijo, “una serie de conceptos mezclados que no tienen una unidad de criterio”.

“Si convalidamos este criterio de que cualquier concepto puede ir en un DNU, estamos convalidando una herramienta que vulnera el principio de mayorías y minorías”, explicó, al señalar que el oficialismo no tiene mayoría propia en ninguna de las dos cámaras del Congreso.

En la misma sintonía, el pampeano Daniel Lovera, integrante del interbloque Argentina Federal en el Senado, indicó que “este DNU constituye una extralimitación de las facultades del Ejecutivo y viola flagrantemente la división de poderes”.

Fernández Sagasti fue quien encabezó las críticas en nombre del kirchnerismo, y advirtió que “este DNU hoy ya tiene efectos jurídicos”. “Cuando presenten los proyectos de ley que anunciaron, quizás el Fondo de Garantía de Sustentabilidad de la ANSES ya esté en manos de una offshore”, ironizó.

A su turno, el diputado Fernando Iglesias (Pro) precisó que “según Infoleg, este gobierno tiene una media de 16 DNU por año”, cuando la media tanto de Carlos Menem como de Cristina Kirchner “fue de 27”.
También tomó la palabra Máximo Kirchner, diputado e hijo de la ex presidenta Cristina Kirchner, quien apuntó que “es muy lindo el título del DNU, pero es un mascarón de proa como lo fue la Reparación Histórica para el blanqueo”.

A la comisión también asistieron, sin formar parte, los diputados del Frente de Izquierda Nicolás Del Caño y Romina Del Plá, que denunciaron que el DNU es pro-empresario y que constituye “el primer capítulo” de la reforma laboral impulsada desde el Gobierno.

Entre otros puntos salientes que levantaron protestas desde la oposición, el DNU modifica la Ley de Contrato de Trabajo y habilita a embargar las cuentas sueldo bajo determinadas condiciones, con el fin de mejorar el acceso al crédito.

También se autoriza a la ANSES, a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad, a crear fideicomisos y “realizar toda otra operación propia de los mercados financieros y bursátiles permitidas por las autoridades regulatorias”.

El plazo para publicar licitaciones de hasta 100 millones de pesos se reduce de 10 a 5 días de anticipación; y por otra parte se derogan más de 50 normas del Servicio de Seguridad Animal (SENASA).

También se deroga la Ley de Abastecimiento dictada en 1952; se simplifica el proceso para obtener marcas y patentes; y se modifican aspectos del Registro Público de Empleadores con Sanciones Laborales (REPSAL).

En materia de transporte, las licencias de conducir tanto para conductores comunes como profesionales se unifican en la Agencia de Seguridad Vial; y por otro lado se crea la Empresa Argentina de Navegación Aérea Sociedad del Estado (EANA S.E.).

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario