viernes, 13 de enero de 2017

ENTREVISTAS / RICARDO SÁENZ

"Tengo la esperanza de que la Justicia va 
a decir que a Nisman lo mataron"

Fiscal Ricardo Sáenz: "Algún día va a quedar claro quiénes mataron a Nisman".
Por  Micaela Pérez

El próximo miércoles, cuando se cumpla el segundo aniversario de la muerte violenta y nunca esclarecida de Alberto Nisman, su colega de la Cámara del Crimen, Ricardo Sáenz, será uno de los encargados de homenajearlo frente a la puerta de la UFI-AMIA, la unidad que, bajo la dirección del fallecido fiscal, investigaba el brutal atentado a la mutual judía.

Pero a diferencia del primer aniversario, esta nueva convocatoria tendrá un tono más esperanzador, a partir de la decisión de la Cámara de Casación Penal (CCP) que en vísperas de la última Navidad dio vía libre para que se investigue la denuncia que impulsó Nisman contra Cristina Kirchner por presunto encubrimiento del atentado a la AMIA a través de la firma del polémico Memorándum con Irán. En ese fallo, la Sala I de Casación también ordenó realizar las 50 medidas de prueba que habían sido requeridas por el fiscal Gerardo Pollicita y aceptó como querellante a la DAIA.

"Hoy estamos como si estuviéramos en la semana que murió Nisman. Lo lógico hubiese sido que esa denuncia el juez la abriera en su momento, había 50 medidas de prueba... Perdimos dos años para empezar como si fuera el primer día. Pero tengo esperanza de que finalmente la Justicia diga lo que pasó", afirma Ricardo Sáenz en diálogo con 3Días.

- Al asumir Macri, hay un barajar y dar de nuevo en el caso Nisman. Crea una secretaría especial para AMIA, recibe a los deudos del fiscal y hace unos días, celebra la decisión de Casación de abrir la denuncia contra CFK. ¿Se va a saber qué pasó con Nisman?
-Yo agregaría que a los pocos días de asumir, Macri ordena a los organismos de seguridad que den toda la información y desclasifica los archivos de los servicios de inteligencia. O sea, ésta es una señal muy clara. La otra señal que da el Gobierno, tanto en esta causa como en otras, que los jueces a veces no están acostumbrados, es que no interviene, no les pide nada. Macri, unos días después de que salió lo de Casación, dijo: "Me parece bien que se investigue". No es que hizo presión antes, o como cuando estaba Cristina que la hacían por abajo, por cadena nacional e insultaban públicamente al que no hacía lo que ellos querían. Eso no existe ahora.

- Pero parece que algunos jueces no terminan de acomodarse al nuevo esquema y esperan directivas del poder político...
-En algunos casos pareciera que eso está pasando, pero igual muchas investigaciones avanzaron, las de corrupción... Ya un juez dice que Cristina y Néstor Kirchner eran jefes de una asociación ilícita... eso es muy grave.

- ¿Qué implicaría para CFK si se la hallara culpable de encubrir a los sospechosos del atentado a la AMIA a través de la firma del Memorandum con Irán?
-Las penas del encubrimiento tienen que ver con las penas del delito, igual estamos recién empezando la investigación, vamos a ver qué calificación puede tener. Pero sí no tengo duda de que es la imputación más grave que tiene el gobierno anterior, porque lo otro es plata, en definitiva. Pero esto es negociar con Irán la impunidad de los presuntos autores del atentado a la AMIA. Esa es la acusación de Nisman, y por eso Nisman está muerto. Lo dijo la Corte: cuando la Corte decide que la causa tiene que pasar al fuero federal, dice que no hay duda de que la denuncia (de Nisman contra CFK) tiene que ver con la muerte. No importa cómo fue la muerte, la Corte no se va a meter en eso.

- ¿Sigue creyendo en la hipótesis del "arma amiga" como el arma asesina?
-Sí, totalmente. El "arma amiga" es una creación literaria de Pablo Lanusse (abogado de la madre y la hermana de Nisman), él lo escribe en un escrito y yo lo tomo de ahí. O sea, si no hubiese aparecido Lagomarsino con el arma, y el arma era de Nisman, no sé qué hubiese pasado. Acá hay una persona que dice: "Me pidió el arma y se la di", y no hay cómo corroborar que Nisman se la pidió porque está muerto.

- ¿Cómo está hoy la situación de Lagomarsino?
- Igual. La primera vez que llega la causa a la Cámara de Apelaciones, digo que tiene que estar imputado. Si era la muerte de Juan Pérez y aparece uno que dice, "yo le dí el arma", lo detienen ese día. Pero ésta es una causa muy pesada.

- ¿Por qué los peritos de parte no logran siquiera coincidir en cómo murió Nisman? ¿Hay una mano negra en la Justicia que obstruyó el camino para llegar a la verdad?
-Creo que hubo mucha presión del gobierno anterior para que esto no avance. Nos remitimos a lo que decíamos antes: los dos años que perdimos con la denuncia, y tanto la querella de la madre de Nisman como de las hijas y la Fiscalía que represento yo, estuvimos de acuerdo que con la prueba que ya está agregada esto es un homicidio. Lo que pasa es que éstas son cuestiones de apreciación de las distintas personas que toman la causa...

- ¿Diferencias de apreciación o tienen que ver con las presiones de las que usted habla?
-Lo que uno podría decir es que en teoría, yo no estoy acusando a nadie, si un perito se siente presionado para dictaminar en determinado sentido, lo que va a escribir es una cuestión técnica, es lógico. Es lo que ha pasado en la causa. No lo haría ni un perito, ni un juez ni nadie. Das una razón técnica... no vas a explicitar otra cosa.

- En la causa que ahora lleva Ercolini, la Gendarmería formó un equipo de 27 profesionales para que se analicen las pruebas sobre la muerte del fiscal. ¿Confía en que llegará a buen puerto esa investigación?
-Tengo entendido que la prueba ésta que se va a hacer tiene la intención de determinar si estamos en presencia de un homicidio o un suicidio. A mí me parece prudente que el fiscal Taiano recibe la causa con la investigación y no tome posición al principio y que pida esta prueba. Para mí no cabe duda de que a Nisman lo mataron, pero hay que ver cómo avanzan ellos.

- ¿Cuál fue el papel de Gils Carbó para que la denuncia de Nisman fuera desestimada y archivada?
-No sé si influyó directamente, pero sí tanto el fiscal Javier De Luca, de Casación, que fue el que dos veces desestimó la denuncia, como la Procuradora, los dos integran la Comisión Directiva de Justicia Legítima, no es que son adherentes, son autoridades de la organización. Y para mí está claro que Justicia Legítima fue un ariete del gobierno anterior, lo demostró en muchas situaciones, incluso ya en la Presidencia de Macri.

- ¿Compromete a la Procuradora que Casación haya ordenado ahora abrir una denuncia cuestionando el procedimiento anterior?
- No sé si es una prueba en contra de ella, lo que está claro es que la denuncia ni bien llegó a un tribunal independiente, se hizo la audiencia el 19 de diciembre, se escuchó a las partes y una semana después se ordenó abrirla. No era tan difícil, era una cuestión política: no se podía abrir una denuncia en la que estaba denunciada Cristina Fernández de Kirchner.

- ¿La Justicia se va a expedir claramente alguna vez sobre si Nisman se suicidó o lo mataron?
-Tengo esperanza que la Justicia va decir que lo mataron. Creo que algún día va a quedar claro que lo mataron, y eso ya me parece bastante importante para la sociedad. Todo el invento del suicidio... Saber quiénes fueron los autores materiales, creo que va ser imposible, porque ya sabemos cómo estaba la escena del crimen para investigarla. Yo creo que la investigación va a tender, o yo la llevaría para ese lado, hacia ver quiénes encubrieron, quiénes facilitaron, a quién le interesaba. Cuando vos tenés un muerto y no tenés ningún dato, lo primero que tenés que pensar es a quién le convenía que esté muerto. Y hay pocos candidatos.

© 3Días

0 comentarios :

Publicar un comentario