jueves, 19 de mayo de 2016

LEY ANTIDESPIDOS / MACRI ANUNCIA EL VETO

Será en un acto en la planta avícola “Cresta Roja”, empresa que estuvo en quiebra y que retomó su producción 
por gestión del actual Gobierno.

Macri volverá a la avícola "Cresta Roja" para anunciar
desde allí el veto total a la ley antidespidos.
Nacionales - El presidente Mauricio Macri oficializará este viernes durante un acto en la planta avícola Cresta Roja el veto total a la ley antidespidos aprobada por el Congreso, para así "dar por terminada la discusión y sacar el tema de la agenda".

Tras la extensa jornada legislativa que concluyó en la madrugada de este jueves, el mandatario firmará el decreto que desestima en forma total la norma impulsada por el kirchnerismo para establecer la doble indemnización por seis meses para despidos sin causa, confiaron fuentes oficiales a NA.

"Así se da por terminada la discusión y sacar el tema de la agenda", indicaron en la Casa Rosada, al tiempo que insistieron en que la ley "no es buena para la Argentina, ahuyenta inversiones y así no se generan puestos de trabajo".

Allegados al Presidente señalaron a esta agencia que la comunicación se hará a las 10.30 durante un acto en la planta avícola de Cresta Roja, ubicada en el partido bonaerense de Esteban Echeverría.

Al respecto, resaltaron el aspecto "simbólico" que adquirirá el acto en esta empresa, que se encontraba en quiebra y que logró retomar su producción en abril pasado luego de meses de conflicto.

Precisamente ese lugar fue escenario de uno de los primeros y más contundentes pronunciamientos de Macri en contra del cepo laboral. "Ya probamos eso y destruyó el empleo", dijo en abril, en momentos en que el proyecto, aunque incipiente, ya molestaba al Ejecutivo.

Aún no está definido si será publicado en el Boletín Oficial de este viernes, o si el veto se oficializará recién el lunes. En cualquier caso, el reglamento establece que hay un período de 10 días después de aprobado para hacerlo.

La norma fue impulsada por el Frente para la Victoria con respaldo de las centrales obreras. Tras la media sanción en el Senado, la Cámara baja trabajó sobre cinco dictámenes diferentes. Ninguna fuerza tenía los votos suficientes para avanzar en soledad. Sin embargo, el miércoles el oficialismo sorprendió con una maniobra inesperada: se abstuvo, lo que facilitó la aprobación del dictamen kirchnerista. De ese modo, quedó firme la ley y no hubo necesidad de que vuelva al Senado.

Así, el Ejecutivo consiguió minimizar el costo del veto en cuestión de tiempos: una demora habría mantenido un debate que lo incomoda por más tiempo.

Informe: NA y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario