sábado, 6 de febrero de 2016

“Sala es la jefa de una asociación ilícita”

El gobernador Gerardo Morales afirmó que el acampe de la Tupac Amaru “fue un intento de golpe institucional”.

Jujuy - El gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, afirmó que no se sentará “a dialogar” con la dirigente social y diputada del Parlasur, Milagro Sala, y consideró que el acampe -ya levantado- de 51 días frente a la gobernación provincial fue “un intento de golpe institucional”.

“Acá me quisieron voltear, lo que fracasó fue un intento de golpe institucional. Hubo sedición”, afirmó el gobernador jujeño durante una entrevista publicada este sábado por el diario La Nación en la que el dirigente radical respondió sobre el acampe llevado a cabo por la Red de Organizaciones Sociales en la Plaza Belgrano de San Salvador de Jujuy.

“Yo no voy a parar, voy a ir a fondo con esto”, afirmó Morales en relación a la puja con esas organizaciones y rechazó las opiniones de los dirigentes políticos, sociales y religiosos que consideran que Sala es una “presa política”.

En otro pasaje de la entrevista el mandatario explicó que más allá de la situación de la líder de la organización Tupac Amaru, desde el gobierno están trabajando con “todas las cooperativas, incluso de la Tupac” y detalló: “Vamos a hacer un convenio con el subsistema de salud que armaron. También con las cooperativas textiles”.

Sin embargo, Morales consideró que la diputada del Parlasur “es la jefa de una asociación ilícita, de una organización social que fue mutando en una organización mafiosa”, y remató: “Con Milagro Sala no me voy a sentar a dialogar”.

Informe: EC

0 comentarios :

Publicar un comentario