jueves, 17 de septiembre de 2015

Niembro: ¿la renuncia frena el escándalo?

Por Gabriel Profiti
"Hay que reenfocar y volver al eje", repetían a coro cerca de Mauricio Macri luego de la renuncia de Fernando Niembro a su candidatura a diputado nacional por Buenos Aires. El jefe de Gobierno se encontraba este miércoles en Rosario para anunciar uno de los pilares de su plan de gobierno: la lucha "frontal" contra el narcotráfico, pero el tema del día, como desde hace varias jornadas, era Niembro.

En el Ejecutivo porteño había hasta hoy distintas posturas en torno a la continuidad del comentarista en la campaña, pero el escándalo crecía y para muchos el límite fueron editoriales muy críticos al PRO de diarios no alineados con el kirchnerismo. "Era como entrar a las reuniones con un antifaz de Gatúbela. No se podía hablar de otra cosa que de Niembro, había que darle un corte", graficó un hombre de la mesa chica macrista.

El ahora excandidato se encontraba muy afectado por las denuncias y decidió dar un paso al costado. Macri y la mesa nacional del PRO, que previamente lo habían sostenido, finalmente la aceptaron para reducir los daños.

La estrategia comunicacional de Cambiemos ahora apuntará a mostrar que la reacción del frente fue completamente diferente a la que asumió el Frente para la Victoria en todos estos años en casos resonantes de presunta corrupción. El Gobierno de la Ciudad insiste en que la operatoria con la empresa La Usina fue legal, pero que pese a eso Niembro se sometió a la Justicia y luego renunció y que la bancada macrista en la Legislatura habilitó un pedido de informes.

Internamente la lectura tiene más aristas: hubo autocrítica en torno a la decisión de postular al periodista de Fox y también reproches por haber firmado contratos éticamente cuestionables. El punto es que el caso puso en la mira a todo el esquema de contrataciones del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires. Por eso mismo el gran interrogante abierto a partir de la salida de Niembro de escena es si esa sola decisión amortiguará el escándalo o será un eslabón de una serie de denuncias que el kirchnerismo está dispuesto a explotar al máximo.

"Tienen a La Cámpora dentro de la Secretaría de Inteligencia trabajando en esto, nos van a llenar de denuncias falsas", presumían en la Ciudad. Hace unas semanas todo el equipo de campaña macrista se preparaba para un seguro balotaje con Daniel Scioli. Ahora, algunos encuestadores se animan a decir que hay posibilidades concretas de que el FPV triunfe en primera vuelta. Es el caso de Federico Aurelio, director de la consultora Aresco y asociados, quien aseguró que existe una diferencia de 11 puntos entre Scioli y Macri, 40,5% a 29,5%, números que en caso de que repetirse en octubre coronarán al gobernador.

En el PRO aseguran que esas proyecciones son exageradas, pero reconocen que el "niembrogate" algún impacto tuvo en las mediciones de la escudería amarilla. "Quedan seis semanas de campaña y todo puede pasar", remarcaron.l

 © NA

0 comentarios :

Publicar un comentario