martes, 20 de septiembre de 2022

«HAY UNA VIOLENCIA FASCISTA QUE SE DISFRAZA DE REPUBLICANISMO»

Alberto Fernández llevó el atentado contra Cristina Kirchner 
a la ONU y alertó sobre “los sectores fundados en el rechazo 
o el odio hacia las víctimas”

 Alberto Fernández durante su discurso ante las Naciones Unidas, donde habló del
atentado contra Cristina Kirchner. (Foto/Télam)

Nacionales
- Alberto Fernández no anduvo con preámbulos. En su primer párrafo del mensaje que este martes emitió ante las Naciones Unidas habló del atentado que sufrió Cristina Kirchner. El Presidente mencionó a "los profetas del odio" y, con un tono de profunda preocupación, alertó: "Muchas veces en la historia los magnicidios han sido prólogos de grandes tragedias".

No sólo esto. El Presidente acusó de promover esos hechos a los sectores de la "violencia fascista que se disfraza de republicanismo". No dio nombres ni apellidos. Pero señaló a aquellos sectores "fundados en el rechazo o el odio hacia las víctimas".

Así, Alberto Fernández trasladó la política doméstica de la Argentina al seno de Naciones Unidas y agradeció la solidaridad que la Argentina recibió "del mundo entero", a raíz del intento de magnicidio perpetrado contra Cristina Kirchner.

"En la Argentina el intento de asesinar a la vicepresidenta no solo afectó la tranquilidad pública. También buscó alterar una virtuosa construcción colectiva que el año entrante cumplirá cuatro décadas de vida". Así, acusó a "la violencia fascista que se disfraza de republicanismo" de estar detrás de este atentado.

En la Argentina este mismo mensaje presidencial desató una ola de cuestionamientos por parte de un sector de la oposición. Y el Gobierno no logró aun armar una mesa de diálogo para unificar posiciones contra el atentado más allá de declaraciones formales en el Congreso.

Para su exposición, el Presidente estuvo acompañado por la primera dama, Fabiola Yañez; la embajadora ante la ONU, Maritza Squeff; el canciller Santiago Cafiero, el embajador en Estados Unidos, Jorge Argüello, el secretario presidencial, Julio Vitobelo y la portavoz, Gabriela Cerruti.

En el resto del mensaje presidencial ante la ONU, que por reglamento no se extendió más de 15 minutos, el Presidente volvió a hacer un llamado a la comunidad internacional para ayudar a los países emergentes. Realizó cuestionamientos al FMI y postuló a la Argentina para que ocupe un rol protagónico en dar respuesta a la inseguridad alimentaria, en medio de la guerra en Ucrania. A su vez resaltó cómo impacta este escenario volátil en la economía mundial.

Precisamente de este tema venía de dialogar en una reunión cerrada con los presidente Pedro Sánchez (España), Justin Trudeau (Canadá), Olaf Scholz (Alemania), Macky Sall (Senegal), Charles Michel (UE) y Jacinda Ardern (Nueva Zelanda), entre otros. Allí planteó que la inseguridad alimentaria "no empezó con la guerra, solo se agravó. El hambre tiene que ver con un sistema capitalista que expulsa y margina", dijo, según averiguó El Cronista.

Ante la ONU, fue más suave. "Estamos a tiempo de frenar varias de las amenazas que enfrenta la humanidad. Las injusticias que observamos sólo se agravarán si las posiciones extremas se instalan, si las guerras se sostienen en el tiempo profundizando el hambre y si una inflación persistente termina por corroer los ingresos de los más débiles", dijo.

En este contexto, el Presidente volvió a cuestionar "el avance militar de la Federación Rusa sobre el territorio de Ucrania", sin mencionar la palabra "invasión".

Alberto Fernández agradeció a todos los Estados que lo apoyaron en el complejo proceso de renegociación de la deuda externa.

Pero al mismo tiempo, pidió que se cambien "los paradigmas que rigen el sistema financiero internacional".

También el Presidente destacó el tema de la seguridad alimentaria en el actual contexto de guerra y desde este punto de vista propuso una fórmula que viene reiterando desde hace tiempo: que la Argentina cumpla su rol como productor y exportador confiable de alimentos nutritivos y de calidad. También como proveedor de tecnologías aplicadas a la producción de alimentos para mejorar su rendimiento.

Energía, AMIA y Malvinas

Lo mismo se planteó desde la perspectiva de brindar seguridad energética al mundo. "Contamos con la segunda reserva mundial de gas no convencional y la cuarta de petróleo no convencional. Contamos con una gran reserva de litio y con el potencial para desarrollar la energía solar y eólica, así como el hidrógeno de bajas y nulas emisiones", dijo.

Pero a modo de advertencia alertó que ese camino de la Argentina como abastecedor de alimentos y energía "será en vano si no transitamos ese camino en un marco de desarrollo económico y social más equitativo".

Como hacen todos los presidentes de la Argentina cada vez que dan su mensajes en Naciones Unidas, esta vez Alberto Fernández volvió a pedir justicia por los atentados que de 1992 en la Embajada de Israel y en 1994 a la sede de la AMIA.

Así, volvió a pedir a Irán a que coopere con las autoridades judiciales argentinas para avanzar en la investigación del atentado contra la AMIA. Y reclamó que la comunidad internacional acompañe ese reclamo.

El mismo pedido hizo extensivo de ayuda internacional Alberto Fernández realizó por la causa de Malvinas. Así, reiteró los "legítimos e imprescriptibles" derechos de soberanía de la Argentina sobre las Islas Malvinas, Georgias del Sur, Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes que se encuentran ocupados ilegalmente por el Reino Unido desde hace ya casi 190 años.

"El Reino Unido persiste en su actitud de desoír el llamado a reanudar las negociaciones respecto de la disputa territorial. Más aún: agravó la controversia por sus llamados a la explotación ilegal de los recursos naturales renovables y no renovables en el área", sentenció el Presidente. También alertó sobre la "desmedida presencia militar en las Islas", que no hace más que "traer tensión a una región caracterizada por ser una zona de paz y cooperación internacional".

Así finalizó el capítulo más importante de la gira presidencial. En su paso por Estados Unidos, con reuniones de peso político y una exposición en la ONU, Alberto Fernández apuntó a recobrar cierto protagonismo perdido en los últimos meses.

Informe: EC

0 comentarios :

Publicar un comentario