miércoles, 8 de diciembre de 2021

OLAF SCHOLZ ES EL NUEVO CANCILLER DE ALEMANIA EN REEMPLAZO DE ANGELA MERKEL

El socialdemócrata fue ministro de Finanzas del gobierno 
de su antecesora e inicia una nueva era para el país

 Olaf Scholz reemplazará a Angela Merkel como canciller de Alemania.

Mundo
- El socialdemócrata Olaf Scholz se ha convertido este miércoles en el nuevo canciller alemán. A los 63 años, el exministro de Finanzas de la gran coalición de Angela Merkel toma el relevo de la mujer que ha liderado la primera economía europea durante 16 años. Acaba la era Merkel y empieza una aventura política que camina sobre terreno desconocido.

Scholz liderará un tripartito inédito conocido como coalición semáforo, por los colores con los que se representa a los partidos que lo forman: rojo de los socialdemócratas, verde de los ecologistas y amarillo de los liberales del Partido Democrático Libre (FDP).

Los diputados del Bundestag, la Cámara baja del Parlamento alemán, han elegido a Scholz con 395 votos a favor, superando ampliamente los 369 que necesitaba para convertirse en el sucesor de la canciller. La coalición a tres se estrena durante el peor desafío al que se ha enfrentado el país desde la Segunda Guerra Mundial, en palabras de Merkel. La canciller de las crisis se va sin ver la salida a la última y más devastadora. Será Scholz, el más merkeliano de los candidatos a sucederla, quien tenga que lidiar con la cuarta ola y la recuperación de la economía. Alemania se encuentra inmersa en el peor momento de la pandemia, con los hospitales sobrecargados, restricciones en comercios y restauración, y considerando implantar la vacunación obligatoria.

Merkel asistió a la sesión sentada en la tribuna de visitantes al no pertenecer ya al Bundestag como diputada. Los parlamentarios de todos los partidos, salvo los ultraderechistas de AfD, se levantaron para ovacionarla durante algo más de un minuto, a lo que ella respondió asintiendo con la cabeza y saludando con la mano. La mascarilla azul no permitía ver su expresión facial. La ya excanciller anunció en 2018 que no se presentaría a la reelección y ha asegurado que se retira de la política activa después de ser miembro del Bundestag durante 30 años.

En la tribuna de invitados se sentaba también Gerhard Schröder, el último socialdemócrata que ocupó la Cancillería hasta la victoria de Merkel en 2005. A su lado, un par de asientos más allá, los padres de Scholz, trabajadores del textil jubilados. También estaban en la grada los dos hermanos menores del canciller. “Se había propuesto este objetivo desde que era pequeño”, le contó Gerhard Scholz a la agencia de noticias DPA. El hombre, de 86 años, dijo sentirse muy feliz al ver a su hijo nombrado canciller y aseguró que liderará el país “con solidez”.

En una entrevista con la cadena Phoenix, Schröder reconoció que una coalición de partidos tan distintos será un desafío para el socialdemócrata, pero dijo confiar en “la paciencia” de Scholz para gestionar los distintos intereses.

Los diputados dedicaron dos ovaciones a Scholz. La primera, cuando se anunciaron los resultados de la votación y recibió el ramo de flores que habitualmente se entrega a los nuevos cargos. La segunda, tras prometer su cargo ante la presidenta del Bundestag, Bärbel Bas. Scholz, cubierto con una mascarilla FFP2 negra, asentía en agradecimiento desde su escaño con las manos entrelazadas. La sesión parlamentaria se interrumpió tras la votación para que el nuevo canciller recibiera el beneplácito del presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, y se reanudó para la toma de posesión frente a los diputados.

Por la tarde, Merkel recibió a su sucesor en la Cancillería para el traspaso de funciones. La excanciller le deseó mucha suerte en su nueva tarea y se despidió del personal de la casa, al que agradeció su compromiso y las muchas horas de trabajo. “Cualquiera que se mude a la Cancillería sabe lo que significa estar en política”, dijo Merkel. “Que por la mañana cuando te levantas no sabes lo que va a pasar hasta la noche. Que siempre hay que estar atento a los nuevos retos”. La excanciller animó a Scholz a “trabajar por el bien del país”.

El canciller recordó los desafíos a los que se ha enfrentado Merkel en sus 16 años al frente del Gobierno y las “grandes crisis” que ha vivido, desde la financiera de 2008 a la del coronavirus pasando por la crisis migratoria de 2015. “Quiero agradecerle mucho su trabajo durante los últimos 16 años. Puede decir con claridad que ha logrado grandes cosas”, le dijo. “Usted ha dado forma a este país y esta casa”, añadió, y prometió continuar el legado de la canciller.

Informe: El País (España)

0 comentarios :

Publicar un comentario