lunes, 13 de diciembre de 2021

CAUSA LOS SAUCES-HOTESUR / APELAN SOBRESEIMIENTO DE CRISTINA KIRCHNER Y PIDEN QUE VAYA A JUICIO ORAL

El fiscal federal Diego Velasco solicitó a la Cámara de 
Casación Penal y criticó a los jueces por haber 
«devastado años de investigación»


Judiciales
- El fiscal federal Diego Velasco apeló este el sobreseimiento de la vicepresidenta de la Nación, Cristina Kirchner, de sus hijos, Máximo y Florencia Kirchner, y del resto de los imputados en la causa Los Sauces-Hotesur. El fiscal solicitó que la Cámara Federal de Casación Penal revoque esa decisión y que ordene la realización del juicio oral y público por los alquileres de los hoteles y propiedades de la familia Kirchner.

Fuentes judiciales informaron que Velasco hizo la presentación ante el Tribunal Oral Federal (TOF) 5, que a fines de noviembre por mayoría de 2 votos a 1 sobreseyó a los cerca de 30 imputados de la causa. Con la apelación de la Fiscalía ahora intervendrá la Sala I de la Cámara de Casación, lo que por los tiempos judiciales que le quedan al año ya quedará para el 2022. Es la misma Sala que debe analizar el sobreseimiento de Cristina Kirchner en la causa por la firma del memorándum de entendimiento con Irán y la que la desvinculó del expediente de dólar futuro.

“Los fundamentos del Tribunal son aparentes, advirtiéndose una inobservancia de normas cuya desatención acarrea sanción de nulidad, menoscabando directamente las garantías de defensa en juicio y debido proceso, con sustento en la doctrina de la arbitrariedad”, sostuvo Velasco en su presentación de 249 páginas. También pidió que sea apartado de la causa Daniel Obligado, uno de los jueces del TOF 5 que sobreseyó a Cristina Kirchner. El fiscal explicó que el magistrado ya opinó sobre el fondo del expediente, por lo que en caso que se ordene hacer el juicio ya no puede intervenir. El segundo juez que votó por los sobreseimientos, Adrián Grünberg, ya no integra el tribunal.

Pero además el fiscal fue muy crítico con los jueces Obligado y Grünberg. Dijo que con su resolución los magistrados “han devastado años de investigación, de recopilación de prueba de difícil obtención, de labor extenuante de distintos actores del Ministerio Público Fiscal frente a personas que ostentan un gran poder político y económico, sin siquiera darle a esta parte la posibilidad de debatir todas las cuestiones en un plano de mayor transparencia e igualdad, para que la sociedad toda pueda obtener del Poder Judicial de la Nación a través del método normal y natural de culminación de un proceso (sentencia luego del juicio) y no a través de un método anormal y simplemente formal, la definición de una causa en donde se ha investigado entre otras cosas el posible lavado de dinero llevado adelante por quienes ocuparon la Primera Magistratura de la Argentina durante más de 12 años, sobre todo teniendo en cuenta que en apenas 2 meses el proceso estaría en condiciones de iniciar el debate oral y público”.

El fiscal Velasco planteó varios argumentos en su presentación para pedir que se revoquen los sobreseimientos. Uno fue que los jueces del TOF 5 tomaron esa decisión en violación a un fallo de la Corte Suprema de Justicia de la Nación. También que en la causa hay prueba pendiente que se está realizando -dos peritajes- y que no se puede sobreseer cuando la instrucción suplementaria del caso no está terminada, por lo que todo debe analizarse en un juicio oral.

Además de la Fiscalía la otra parte acusadora de la causa es la Unidad de Información Financiera (UIF), un organismo del gobierno de Alberto Fernández. LA UIF pidió más tiempo para contestar si apela o avala el sobreseimiento de Cristina Kirchner. Y el tribunal aceptó el pedido y le dio cinco días más para hacerlo.

En la causa se investiga un presunto lavado de dinero y asociación ilícita de parte de las sociedades Hotesur y Los Sauces - de la familia Kirchner- en el alquiler de sus hoteles y propiedades a los empresarios Lázaro Báez, Cristóbal López y Fabián De Sousa. La imputación es que alquilaron como contraprestación a las obras públicas que sus empresas recibieron durante los gobiernos de Néstor y Cristina Kirchner.

A fines de noviembre, Cristina Kirchner, sus hijos, los empresarios y el resto de los imputados, entre ellos los contadores Osvaldo Sanfelice y Víctor Manzanares, Romina de los Ángeles Mercado, sobrina de Cristina Kirchner e hija de la gobernadora de Santa Cruz Alicia Kirchner, y otros integrantes de la sociedades Los Sauces y Hotesur fueron sobreseídos.

La decisión la tomaron los jueces Obligado y Grünberg, este último a dos días de dejar su suplencia en el tribunal y ahora su lugar fue ocupado por Fernando Canero. Los magistrados aceptaron el planteo de la defensa de Cristina Kirchner y otros acusados. Explicaron que no hubo lavado de dinero porque cuando se dieron los hechos había una ley penal más benigna que la actual. También que los fondos que se discutían estaban bancarizados, por lo que no había lavado, y que a la causa se incorporaron elementos nuevos como las elevaciones a juicio de las causas vialidad -en la que Cristina Kirchner y Báez están siendo juzgados- y Oil Combustibles -la empresa de López y de Sousa acusada de fraude al estado en la retención de impuestos- que descartan las acusaciones.

En disidencia, la jueza Adriana Palliotti votó por rechazar los pedidos de sobreseimiento. Sostuvo que los planteos deben analizarse en un juicio oral junto con toda la prueba del caso.

El fiscal Velasco -que había pedido que se rechacen los sobreseimientos- apeló la decisión. Fuentes judiciales señalaron que en su presentación el fiscal calificó de errónea la decisión de la mayoría del tribunal. Un primer punto fue que los jueces tomaron la decisión en violación al fallo “Blaquier” de la Corte Suprema. Allí el máximo tribunal sostuvo que la Cámara Federal de Casación no puede analizar prueba si el juicio no se realizó. Velasco agregó que si Casación no puede hacerlo, tampoco un Tribunal Oral que es una instancia inferior.

También el fiscal rechazó el argumento de que a la causa se incorporó como nuevo las elevaciones a juicio de los casos vialidad y Oil Combustibles. Dijo que están desde el comienzo del caso -marcó en su apelación en qué parte del expediente están- y que el tribunal ya había rechazado un primer pedido de sobreseimiento con esa prueba. Además objetó que el análisis que se hizo sobre la figura del lavado del dinero, el argumento de que los fondos estaban bancarizados y que en el caso hay prueba pendiente. Puntualmente dos peritajes que pidieron las defensas y que están pendientes en el cuerpo de peritos contadores de la Corte Suprema. Velasco pidió que los sobreseimientos sean revocados y que se haga el juicio oral.

“Tampoco respondieron ni hicieron mención a la existencia de prueba pendiente –reiteraciones solicitadas por el Ministerio Público Fiscal con fecha 10 de noviembre - y peritajes pendientes, conforme fuera expresa y detalladamente explicado en el dictamen de esta Fiscalía General, lo que también invalida la resolución que se impugna por arbitraria ya que esa cuestión es dirimente para la decisión a la que se arribó”, sostuvo Velasco en crítica a que los jueces no hicieron referencia en su fallo a lo que le resta a la causa.

La apelación ahora pasará a la Sala I de la Cámara de Casación, que está integrada por los jueces Diego Barroetaveña, Daniel Petrone y Ana María Figueroa. Son los mismos magistrados que sobreseyeron a Cristina Kirchner en la causa de dólar futuro. Y también deberán analizar el sobreseimiento de la vicepresidenta en el expediente de la firma del memorándum con Irán.

Pero esa integración de la sala puede no ser la definitiva. Casación elige este martes sus autoridades para el 2022 y uno de los candidatos para ser presidente del tribunal es Petrone. El otro es Alejandro Slokar. Y la costumbre es que el presidente no integre una sala el año que está al frente de Casación. Por lo que si eso ocurre se deberá buscar un reemplazante de Petrone en la sala I. Sin embargo, por estas horas en Casación verían con más posibilidades a Slokar para ser presidente del cuerpo.

Cuando la causa llegue a Casación el primer paso es que el fiscal mantenga la apelación. El fiscal de Casación para la causa Hotesur-Los Sauces es Mario Villar. Luego Casación convoca a una audiencia para escuchar a las partes y resolver. Todo eso quedará para el año que viene. Lo que resuelva el tribunal puede ser apelado a la Corte Suprema.

Cuando dejó la presidencia de la Nación, en 2015, Cristina Kirchner fue enviada a juicio oral en cinco causas. Una de ellas, el caso de vialidad, comenzó a ser juzgada en mayo de 2019. Desde que retomó el poder, en diciembre de 2019, logró tres sobreseimientos en esos expedientes en etapa juicio: dólar futuro, la firma del memorándum de entendimiento y Hotesur-Los Sauces. El quinto expediente, el llamado de “los cuadernos de la corrupción”, está a la espera de la definición de qué prueba se analizará y que se fije de la fecha de inicio del juicio.

Informe: Infobae

0 comentarios :

Publicar un comentario