sábado, 17 de octubre de 2020

BOLIVIA VA A LAS URNAS EN UN CLIMA DE FUERTE DIVISIÓN POLÍTICA

Este domingo, se llevarán a cabo las elecciones 
presidenciales donde los mejores posicionados son Luis 
Arce (MAS) y Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana)

Luis Arce (izq.) y Carlos Mesa son los principales candidatos para las elecciones
presidenciales que se realizarán este domingo en Bolivia

Bolivia
 - Un total de 7.332.925 bolivianos están habilitados para elegir presidente y otros cargos, como corolario de un proceso electoral atravesado por la crisis económica y el coronavirus, en el que se enfrentan en un clima tenso varios candidatos que representan sustancialmente dos modelos antagónicos de país.

Bolivia llega a esta elección luego de un año dramático, que comenzó con la indefinición de las presidenciales de 2019, con acusaciones de fraude para reelegir a Evo Morales, que fueron avaladas por la Organización de Estados Americanos (OEA) y sirvieron para forzar su renuncia, el 10 de noviembre, y la instalación de un gobierno irregular.

En un clima social de tensión, marcado por una fuerte división, el proceso eleccionario del domingo no pasará inadvertido para una región acostumbrada a los banquinazos ideológicos.

Luis Arce (MAS) y Carlos Mesa (Comunidad Ciudadana) son los candidatos que llegan mejor posicionados. Arce, que fue ministro de Evo Morales, destacó el crecimiento y la estabilidad que logró Bolivia en los últimos años. Para Mesa, fueron 14 años de despilfarro populista.

El tercero, a una buena distancia, es Luis Fernando Camacho (Creemos), que tuvo una importante participación en la salida forzada de Evo Morales del poder un año atrás. Hasta su último acto de campaña se especuló con que bajaría su candidatura para favorecer a Mesa, tal como hizo la presidenta interina Jeanine Añez.

Observación del proceso electoral

“Observa Bolivia”, una alianza formada por 16 Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC), realizará la observación electoral este domingo de elecciones con al menos 2.200 voluntarios. Cuenta con el apoyo de la Unión Europea (UE), de la Agencia Española de Cooperación Internacional al Desarrollo (AECID) e IDEA Internacional.

Tiene como “objetivo examinar, de manera cualitativa, integral, imparcial e independiente, la calidad del proceso electoral y fortalecer la participación de la sociedad civil en el ejercicio de sus derechos democráticos, así como mejorar la confianza de las y los bolivianos en los procesos electorales”, según una nota institucional.

Un grupo de cerca de 2.200 voluntarios, jóvenes en su mayoría, tendrán esta responsabilidad en el área urbana y rural, según un boletín institucional.

El proceso de observación se traducirá en un informe público, con conclusiones y recomendaciones, que será presentado al Órgano Electoral Plurinacional (OEP) en el plazo previsto por las normas vigentes para las misiones de acompañamiento y los principios y normas internacionales aplicables.

Informe: Télam, La Voz, La Razón (La Paz) y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario