miércoles, 30 de septiembre de 2020

HA MUERTO QUINO, EL CREADOR DE MAFALDA

Joaquín Salvador Lavado, fue uno de los artistas gráficos 
más importantes del país y el personaje de su creación, uno 
de los más emblemáticos por su humor

Quino y su creación, Mafalda

Nacionales
- El dibujante y humorista gráfico Joaquín Salvador Lavado, conocido como "Quino", creador de la emblemática tira Mafalda, murió este miércoles a los 88 años.

"Se murió Quino. Toda la gente buena en el país y en el mundo, lo llorará", informó en Twitter el editor Daniel Divinsky, quien estuvo al frente de Ediciones La Flor.

Quino nació en Guaymallén, Mendoza, el 17 de julio de 1932, y su humor fue definido como "ingenuo y atroz", con dibujos calificados de esenciales y meticulosos.

El 9 de noviembre de 1954, Quino, apodo desde su nacimiento para distinguirlo de su tío Joaquín Tejón (pintor y diseñador gráfico), publicaba su primer dibujo en la revista Esto Es. "El día en que vi mi primera página publicada fue el mejor momento de mi vida", dijo el dibujante en una entrevista

Diez años más tarde, en 1964, nacía Mafalda, que desde entonces no ha envejecido y cuyo inconformismo tierno sigue teniendo, 55 años después, una increíble actualidad.

La pequeña Mafalda nació casi por casualidad. En 1963, los publicistas de la firma de electrodomésticos Mansfield tuvieron la idea de promocionar sus productos a través de una tira cómica y contactaron a Quino para hacerla.

El personaje debía tener un nombre que empezara por M, como la marca. El dibujante eligió el de uno de los personajes de la novela "Dar la Cara" de su compatriota David Viñas. La campaña nunca se hizo, pero el creador había concebido ya su personaje.

Después de varios ensayos en la revista Leoplán, las tiras de Mafalda empezaron a aparecer regularmente en el semanario Primera Plana y en el diario El Mundo de Buenos Aires. En 1966 se publicó el primer álbum de Mafalda. Los 5.000 ejemplares de la primera edición se agotaron en pocos días.


Durante diez años, Mafalda y los otros personajes de la tira, Manolito, Susanita, Felipe, Miguelito, Guille y Libertad, se hicieron eco desde sus viñetas de las pequeñas y las grandes historias del mundo, con ironía, ternura y mordacidad.

En 1973, Quino decidió poner fin a los dibujos de Mafalda, que entonces tenía sólo diez años.

"No tiene importancia lo que yo pienso de Mafalda. Lo importante es lo que Mafalda piensa de mí", dijo alguna vez Julio Cortázar.

Por su parte, el escritor y semiólogo italiano Umberto Eco la definió como "una heroína de nuestro tiempo". "Puesto que nuestros hijos se preparan para ser –por elección nuestra– una multitud de Mafaldas, no será imprudente tratar a Mafalda con el respeto que merece un personaje real", señaló.

Mafalda, que fue traducida a 30 idiomas y lleva vendido en la Argentina más de 20 millones de ejemplares, se hizo fuerte en la representación de distintos arquetipos sociales consustanciales a los 70, desde el ama de casa confinada a la vida familiar y absolutamente indolente con las problemáticas del mundo exterior hasta la rebeldía multidireccionada de los jóvenes.

Informe: Agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario