martes, 25 de agosto de 2020

Toda la música que no conocemos

Por Guillermo Piro
Cada vez es más difícil descubrir música que no conocemos, y eso corre tanto para la música nueva de géneros que no solemos escuchar como para la música vieja. En el pasado era más fácil que quedáramos expuestos a la música de las generaciones anteriores, ya sea porque la escuchaban nuestros padres, nuestros parientes o amigos, porque llegaba a nosotros a través de la radio o porque salía de los parlantes de las disquerías; pero hoy eso ya no ocurre.

Los algoritmos que regulan el funcionamiento de las plataformas de música en streaming están diseñados para hacer que escuchemos lo que nos gusta. Descubrir cosas de las que ignoramos su existencia, entonces, se está volviendo cada vez más complicado. De eso habla el New York Times, a partir del éxito de una nueva categoría de videos que tiene cierta difusión en YouTube y TikTok: las reacciones ante la primera vez que se escucha algo.

Los gemelos Tim y Fred Williams, veinteañeros residentes en Gary, Indiana, producen en YouTube videos de este tipo. Su canal consiste casi completamente en videos donde se los ve a ellos dos que se filman cuando escuchan por primera vez viejas canciones famosas: Nina Simone, Bob Marley, Abba, Nirvana, White Stripes, Amy Winehouse, Janis Joplin y Dolly Parton.

Pero a fines de julio suscitó especial interés un video en el que se los ve escuchando por primera vez, un poco aburridos al comienzo pero luego satisfechos y sorprendidos, In the Air Tonight, de Phil Collins.

No importa cómo ocurra (viajando en auto, surfeando en Google, topándose con ellas en la televisión mientras se hace zapping), descubrir nuevas canciones siempre resulta satisfactorio. Pero hoy, con la personalización de los servicios de streaming musical, es muy difícil tropezar con música que no se conoce.

“El algoritmo está construido en torno al comportamiento del usuario”, explica al New York Times Ebro Darden, el responsable global de la sección hip-hop y rhythm and blues en Apple Music. “Mientras las opciones para los amantes de la música aumentaron, las plataformas se volvieron cada vez más sectoriales y dirigidas”. Darden dice que incluso es difícil escuchar música nueva en la radio: los programas también se personalizaron.

En las plataformas de streaming como Apple Musica o Spotify los usuarios pueden decidir si quieren profundizar y expandir casi hasta el infinito sus propios conocimientos de música de determinado período, un género específico, un cantante particular, incluso un productor, pero deben ser ellos quienes den el primer paso para salir de la “burbuja”, y al parecer nadie quiere dar ese paso.

Muchos servicios de streaming producen playlists que permiten a los usuarios descubrir música nueva: “Fresh Finds”, de Spotify, tiene esa función. La plataforma ofrece miles de playlists ya listas, compiladas en base a criterios diversos, época, artista, género. Pero más se usa la plataforma, más personalizada se vuelve la experiencia y al final se vuelve al comienzo: la novedad escasea.

Tal vez esa es la razón por la que las reacciones de las “primeras veces” tiene tanto éxito, porque al mismo tiempo funcionan como recomendaciones. Los gemelos Williams, por ejemplo, dice el New York Times, son la versión contemporánea de las viejas revistas underground dedicadas a la música. Se dirigen a sus coetáneos mostrando que pueden apreciar la música que escuchaban sus padres. Y sus coetáneos, gracias a ellos, descubren a Phil Collins.

© Perfil.com

0 comentarios :

Publicar un comentario