lunes, 17 de agosto de 2020

#17A / MULTITUDINARIA PROTESTA CONTRA EL GOBIERNO EN DISTINTOS PUNTOS DEL PAÍS

Hubo manifestaciones contra la reforma judicial, 
la prolongación de la cuarentena, la corrupción y 
la inseguridad, entre los principales cuestionamientos

El epicentro de la protesta fue en el Obelisco, en la Capital Federal. (Foto/Infobae)
Nacionales - Miles de personas se movilizaron este lunes en distintos puntos del país para protestar contra el gobierno nacional. Fue la cuarta vez que los sectores opositores se manifestaron durante la vigencia de la cuarentena, ya habían organizado marchas el 20 de junio y el 9 de julio.

La protesta del #17A fue convocada principalmente a través de las redes sociales bajo los hashtags #17ASalimosTodos y #17ABanderazoporlaLibertad. Desde el inicio de la cuarentena fue la cuarta marcha opositora. Pero en este caso fue la de mayor convocatoria e impacto. Por los riesgos de contagio que conllevaba la protesta, ningún partido convocó formalmente. Sin embargo, varios dirigentes opositores convocaron “a título personal”, como decían, y se hicieron parte.

Patricia Bullrich, presidenta del Pro, fue una de las principales caras de la marcha. La exministra de Seguridad grabó además un video durante el encuentro en el que le reclama diversas cuestiones a Alberto Fernández. “Vengo a decirle al presidente que puede que la cuarentena no exista para él, pero existe para miles de trabajadores”, sostuvo la exministra de Seguridad. Además, se quejó de la reforma judicial, ya que “no se puede hacer una Justicia a la medida de la impunidad”.

Fernando Iglesias, Waldo Wolff, Luis Brandoni y Hernán Lombardi fueron otros de los dirigentes opositores que convocaron y se hicieron presentes en el centro porteño. En todos los casos buscaron escudarse frente a los riesgos que genera la pandemia y pidieron que se respete el distanciamiento social de dos metros y que se utilice barbijo.

A contramano, otros dirigentes opositores no compartieron la convocatoria ni asistieron. Por ejemplo, María Eugenia Vidal y Martín Lousteau optaron por el silencio ante esta iniciativa.

El titular de la UCR Alfredo Cornejo no había convocado a la marcha, aunque había manifestado que existía libertad para quienes querían hacerlo. Ante el reclamo, el diputado consideró que “la tensión en un sector de la sociedad no puede minimizarse. Demonizarlos no es el camino”. Además, agregó que “escuchar debe ser una de las virtudes de un estadista. La Reforma Judicial oficialista no es lo que necesita la Argentina. Hace falta unidad nacional verdadera para resolver los problemas”.

Miles de manifestantes se movilizaron en automóviles en varios puntos del país.
En la ciudad de Buenos Aires, el epicentro de la protesta fue el Obelisco, donde los manifestantes con banderas argentinas comenzaron a concentrarse minutos antes de las 16. En el interior del país, se congregaron en plazas y monumentos: como el Patio Olmos y la plaza San Martín de Jesús María en Córdoba; la plaza Moreno en La Plata; el Monumento a la Bandera en Rosario; el cruce de Sarmiento y Av San Martín en Mendoza, y el Monumento al General Martín Miguel de Güemes en Salta.

También se juntaron cientos de manifestantes frente a la Quinta de Olivos, donde vive el presidente Alberto Fernández, y un grupo más pequeño en la esquina de Juncal y Uruguay, donde está ubicado el departamento de Cristina Kirchner.

En el edificio de la vicepresidenta un vecino colgó una gran bandera argentina que decía “Argentina República Democrática”.

Entre las consignas que más se repitieron en las redes sociales se destacaron las críticas a la reforma judicial que impulsa el oficialismo, los cuestionamiento a la cuarentena, el repudio contra la corrupción y el reclamo de mayor seguridad.

Informe: Infobae, EC y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario