jueves, 13 de junio de 2019

LEVE DESCENSO DE LA INFLACIÓN DE MAYO AL 3,1%

La evolución de los precios medida por el INDEC confirmó 
una tendencia hacia la desaceleración, sobre todo en 
el rubro de alimentos.

Economía - Pocas horas luego del cierre de frentes electorales para las elecciones presidenciales, en momentos en que cada dato y gesto cuenta para la disputa en las urnas, el Gobierno esperaba con ansias el número de la inflación de abril: la economía, su punto débil, no podía traerle otra mala noticia justo ahora.

Es por eso que la inflación de precios medida por el INDEC en mayo, que registró un 3,1%, fue bien recibida. La cifra marca una desaceleración en los precios con respecto al 3,4% de abril, y los analistas auguran, de ahora en más, la continuidad de la tendencia a la baja.

No obstante, el estrago ocasionado por la disparada inflacionaria de los períodos anteriores (en marzo fue 4,7%) todavía es evidente. De hecho, la inflación acumulada en lo que val del año es de un alto 19,2% a nivel nacional.

En tanto, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró en los últimos doce meses un incremento interanual del 57,3%, el nivel más elevado desde la salida de la hiperinflación de 1991.

El rubro que más creció fue el de la Salud con un alza del 5,1%, por el aumento en las cuotas de prepagas y medicamentos.

Luego se ubicaron los de Vivienda, Agua, Electricidad, Gas y otros Combustibles, por el impacto en el aumento de alquileres y las naftas.

"La desaceleración en el rubro de alimentos (2,4%) contribuyó bastante y tiene un impacto político importante (observamos una correlación entre inflación e imagen negativa del oficialismo)", indicó la consultora Consultatio.

Además, señalan que el rubro educación (3,3%) también ayudó a la baja. Por el contrario, la suba de la nafta (4%) impactó en transporte (3,5%). Salud, por el ajuste de pre pagas (5,1%), jugó en contra, así como el impacto del gas en vivienda (4,0%). Por último, los precios estacionales siguen ayudando: crecieron solamente 0,6%.

La región del Noroeste registró el alza de precios más alta del país con un 3,9%, seguida por la Patagonia con un 3,4% y el Gran Buenos Aires y la región Pampeana, donde los precios minoristas tuvieron un incremento del 3%.

Las zonas del país con menor alza de precios minoristas fueron la región de Cuyo, con 2,9%, y la del Noreste, con 2,8%.

Prevén más bajas

Distintos economistas estimaron este jueves que la inflación tendrá a partir de este mes una tendencia descendente para lo que resta del año, aunque no podrá romper la inercia de la suba de precios y cerrará el año en torno del 40%.

La consultora Elypsis estimó que el valor de junio será de 2,7%, debido a la estabilidad del tipo de cambio.

"Tuvimos meses muy malos al principio, fueron meses en los que la inflación fue mucho más alta por razones que no se terminan de entender del todo y ahora la situación para lo que resta del año va a estar en línea con lo esperado, entre 2 y 2,5% por mes", dijo el economista Miguel Kiguel.

Kiguel anticipó que en junio la inflación estará por debajo de la de mayo. "Los números para junio/julio van a empezar a acercarse a un nivel razonable", evaluó.

Consideró que "hay mucha inercia inflacionaria, precios que se siguen ajustando independientemente de que la política monetaria sea muy dura y la tasa de interés muy alta. Por ejemplo, las prepagas van a subir porque está pautado, los salarios van a subir un 30/35%. Es inercia de arrastre que es difícil de combatir y va a llevar muchos años".

Kiguel estimó que este año los salarios "van a perder 4 ó 5 puntos. Entre junio y diciembre van a tener una recuperación, ya se empieza a ver que hay mejoría".

En ese sentido, aseguró que "el consumo está mejorando, nada espectacular pero ya se están viendo mejoras en consumos. El Ahora 12 ayudó mucho a la compra de electrodomésticos, celulares, ropa y esa tendencia debería mantenerse a lo largo del año".

Por su parte, la economista Luz García Balcarce consideró que la inflación de mayo en torno al 3% es "una desaceleración respecto de los meses previos pero sigue siendo un nivel elevado".

"Eso lleva las proyecciones en torno del 40%, lo cual es una reducción respecto de 2018 pero no deja de ser alarmante y tiene que ver con la preocupación respecto de la inercia y las dificultades", señaló.

Dijo que "la inflación va a seguir en niveles elevados aunque el Gobierno está haciendo grandes esfuerzos para controlar los precios, desde el lado cambiario con el Banco Central controlando el dólar y el programa de precios esenciales con impacto acotado pero revela la intención del gobierno de contener la inflación de cara a las elecciones".

"El principal problema es el frente cambiario. Este 40% que se está hablando de piso de inflación para el año depende para que se logre del objetivo de controlar ese frente", analizó.

Por su parte, el economista Agustín D'Attellis consideró que la inflación "en mayo y junio seguirá arriba de 3 por ciento. Son niveles muy altos, nosotros no vemos una desaceleración tan fuerte como la que marca el consenso del mercado".

"Es muy complicado hoy hacer una estimación de como cerrará el año porque está muy vinculado al mercado cambiario", dijo.

"No sé cuánto tiempo más se puede sostener la situación en el marco de un deterioro económico que no frena, en una situación de muy fuerte ruido político que va a tomar más fuerza con el cierre de listas y un mundo que tiene muchos frentes de tormenta", concluyó.

Informe: iProfesional

0 comentarios :

Publicar un comentario