viernes, 17 de mayo de 2019

SCHIARETTI CONVOCA A UNA CUMBRE DE ALTERNATIVA FEDERAL

El cordobés quiere reunir a Massa, Pichetto y Urtubey, 
además del socialista Miguel Lifschitz y la titular 
del GEN, Margarita Stolbizer.

Juan Schiaretti
Córdoba - Envalentonado por el holgado triunfo en las elecciones del domingo pasado, el reelecto gobernador de Córdoba Juan Schiaretti tiene todo listo para comenzar a traspolar el experimento electoral del 12-M a escala nacional.

El mandatario provincial encabezará la semana que viene una cumbre en la que serán convocados los principales referentes de Alternativa Federal y los dirigentes del progresismo, el socialista Miguel Lifschitz y la titular del GEN, Margarita Stolbizer.

El encuentro será para acercar posiciones entre el peronismo alternativo y las fuerzas con las que el propio Schiaretti selló una alianza en las elecciones en Córdoba.

Según se supo, por el momento el encuentro no tiene día ni lugar, pero se espera que se concrete la semana próxima. "La reunión la convoca Schiaretti y será con los precandidatos de Alternativa Federal”, replican por lo bajo allegados al "Gringo".

De esta forma, la intención de Schiaretti es sentar en una misma mesa a sus compañeros del peronismo alternativo, Sergio Massa, Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey, con el gobernador santafesino y la exdiputada.

Por lo pronto, los gobernadores peronistas no serán de la partida del convite hasta tanto no termine el proceso electoral en las provincias que desdoblarán las elecciones provinciales de las nacionales.

"Esto es una decisión de él, que pide que se respete a los gobernadores como lo respetaron a él durante el proceso electoral de Córdoba. Recién cuando se reúnan con los gobernadores se abrirá la discusión sobre las listas nacionales", indicaron allegados al gobernador cordobés.

"La grieta es que se junten dos familiares a comer y se pelean. A los argentinos nos costó mucho superar la pelea de radicales y peronistas; los dirigentes debemos tener la capacidad de no demonizar a los adversarios políticos y creo que esa fue una gran virtud de Raúl Alfonsín", describió Schiaretti.

Más allá de que en la semana sostuvo que si la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner lo llama él la atendería, el cordobés ratificó que el espacio que impulsa se diferencia del kirchnerismo y del macrismo. Lo dejó también en claro en el discurso después del amplio triunfo en las urnas.

Respecto de la relación con el gobierno nacional, manifestó: "Tenemos una relación institucional correcta, por un lado, y por el otro, de confianza personal para decirle lo que pienso. No soy amigo personal de Macri, pero si me convoca y me consulta le doy mi opinión".

Informe: Ámbito.com y LN

0 comentarios :

Publicar un comentario