domingo, 31 de marzo de 2019

«SOMOS PARTE DE UNA COALICIÓN DE GOBIERNO, CON TODOS SUS ERRORES»

José María Farizano cuestionó a quiénes quieren «sacar 
los pies del plato» y salir de la alianza Cambiemos. 
Críticas a Macri.

José María Farzano en el ciclo de entrevistas por FM Alto Perfil (89.3)
Salta - «Somos parte de una coalición de gobierno con todos los errores, con todas las equivocaciones. Nos han llevado puesto en muchas cosas, con mucha picardía del PRO, pero una vez conformada esta coalición (Cambiemos), el radicalismo tendría que haber puesto mano más dura. Ser más firme. Ahora, es muy fácil decir ‹yo saco los pies del plato›. Sacar los pies del plato es altísimamente riesgoso. No podemos sacar los pies del plato en este momento».

José María Farizano, uno de los más reconocidos dirigentes del radicalismo salteño, sintetizó de este modo la situación actual de su partido, tanto en el orden nacional como en el provincial. Farizano participó del ciclo de entrevistas en el programa «Conversaciones» por FM Alto Perfil (89.3 Mhz).

Farizano hizo un analisis de la situación actual de la Argentina y, en ese sentido, dijo que «este es un país donde se necesitan hacer cosas, con esfuerzo» y aseveró que la construcción democrática se afirma en «la libertad, basada en esa armazón que nos da la Constitución, pero esa libertad significa derechos y obligaciones. El problema en la Argentina es que todos tenemos derechos y ninguna obligación». Señaló, además, que el incremento de la planta de empleados públicos, se ha hecho sin una carrera administrativa, exigiendo la idoneidad que marca la Constitución Nacional.

En el marco de ese cuestionamiento social y político, el dirigente radical hizo un repaso sobre los primeros años del gobierno de Raúl Alfonsín, criticando con severidad a las corporaciones sindicales y, en tal sentido, dijo que «ha llegado el momento en que nos dejemos de joder. En el ´84, nos ganaron la democratización sindical y no la pudimos sacar. ¿De qué estamos hablando? ¿La dirigencia sindical va aseguir manejando, cuatro vivos que se afanan todo, que se te ríen en la cara?¿Vamos a seguir jugando así?» También hizo hincapié en los sectores políticos y abrió varios interrogantes: «Supongamos que vuelve el peronismo, ¿volvemos a lo mismo? ¿Qué va a decir (Roberto) Lavagna entonces? Porque él salió a decir que va a hacer una amnistía general a empresarios, a políticos, a todos para cerrar la grieta. ¿Seguimos choreando y seguimos amnistiando?»

Críticas a Macri

En el curso de la entrevista, Farizano marcó los errores del Gobierno que conduce Mauricio Macri y, en tal aspecto, señaló que «el Gobierno tiene que sincerar las cosas hacia afuera. El Gobierno y Cambiemos. El primer error de Macri es dejarse manipular por un par de pensamientos o de ideas de alguna gente que lo rodea que lo llevan a sostener algo para un juego electoral pero que no resuelven los problemas de fondo», aseveró, dirigiendo sus críticas al jefe de Gabinete, Marcos Peña y al asesor presidencial, Duran Barba. Contrapuso, en ese sentido «a los que (Macri) tenía para resolver los problemas de fondos, los sacó. Lo sacó a (Carlos) Melconián, íntimo amigo del Presidente, y a (Alfonso) Prat Gay, un radical que acompañó al Gobierno. Eran los dos que tenían clarito que el cáncer mayor era la inflación. Los dos dijeron de entrada cuál era el problema. Macri tendría que haber tomado a esta gente más otra gente, como (Roberto) Cachanosky, por ejemplo, y sentarlos a la mesa con el objetivo de bajar la inflación y a ver cómo avanzamos. Y hacerlo. Porque cuando vos llegás a un gobierno, tenés que hacer lo que hay que hacer. No hay que especular con eso», sentenció.

Radicalismo

Posteriormente, Farizano habló d elo que está sucediendo con la Unión Cívica Radical y consideró que «el radicalismo no está funcionando como partido. Somos parte de una coalición de gobierno con todos los errores, con todas las equivocaciones. Nos han llevado puesto en muchas cosas, con mucha picardía del PRO. Pero haber formado un frente para frenar a (Daniel) Scioli ha sido una buena cosa. Y es una jugada que se hizo». Aclaró, de todos modos que «a mí, lo de Macri no me gustaba. El tema era que nosotros íbamos a la cabeza, pero la gente de Macri no nos acompañaba. Ahora, si nosotros lo acompañábamos a él, entonces sí estábamos juntos. Pero, la única manera de frenar a Scioli era conformar esto. Una vez conformada esta coalición, el radicalismo tendría que haber puesto mano más dura. Ahora, es muy fácil decir ‹yo saco los pies del plato›. Sacar los pies del plato es altísimamente riesgoso. No podemos sacar los pies del plato en este momento».

El dirigente ahondó en los errores del gobierno de Cambiemos al señalar que «al segundo mes de gobierno, Macri tendría que haber salido públicamente acompañado por el partido (radical) que lo sostuvo, y denunciar todo el nivel de afano que hubo en este país. Después, la Justicia iría avanzando. Cada ministerio tendría que haber salido, con el radicalismo acompañando. ¿Te iban a voltear a los seis meses, al año? La pelea hay que darla. Por eso se llamó Cambiemos. ¿Qué hemos cambiado? Hemos cambiado gobierno pero no hemos cambido la metodología».

En Salta

En cuanto a la situación de su partido en Salta, Farizano dijo que «el radicalismo en Salta no ha construido una alternativa de poder. Y eso no aparece de la noche a la mañana, no aparece así nomás. Hay que tener grupos con preparación en las distintas áreas, en los distintos temas, hay que tener una estructura bien montada. Está el pensamiento, pero falta la decisión del armado. Ahora están las nuevas generaciones, están en el armado, pero están peleando contra algo muy complicado que es el facilismo que lleva a mucha dirigencia a negociar con el peronista este, con el peronista aquel, con el otro, o se mete en otro partido por allá. En el interior, no sabés los negocios que van armando. Ya sucedió eso, fijate en los cortes (de boleta)» durante los procesos electorales provinciales.

Insistió en que «todo eso había que rearmarlo. El radicalismo no se rearmó. El Partido Renovador, en el año ´91 nos hizo un daño muy grande y muchos radicales jugaron a eso. Y a partir de ahí comenzó una suerte de corruptela permanente. Todos se desgarran las vestiduras que están con Raúl Alfonsín, todos son radicales, pero la construcción del poder se la dejan a los peronistas», dijo.

Farizano también recordó los duros momentos vividos durante la presidencia de Alfonsín y también acusó severamente al peronismo por la caída de Fernando De la Rúa. Escuchó, emocionado el discurso de Raúl Alfonsín en el cierre de la campaña electoral de 1983 y rememoró la lucha de la militancia radical en aquella época.

Informe: Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario