jueves, 28 de marzo de 2019

POBREZA / LLEGA AL 32%

Es una suba de 4,7%, según los datos dados a conocer por 
el INDEC. «Hoy es un día triste», dijo la ministra Stanley.

Carolina Stanley y Dante Sica, durante la conferencia de prensa tras conocerse
el aumento del índice de pobreza. (Foto/La Nación)
Economía - El Índice de Pobreza aumentó al 32% en el segundo semestre del 2018, contra el 25,7 % que mostraba en el mismo período del 2017, informó este jueves el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Se trata de una suba de 4,7%.

El Nivel de Indigencia, por su parte, aumentó a 6,7 % desde el 4,8% de finales del 2017, informó el organismo. En este caso, el incremento es de 1,9%.

El informe del INDEC consigna, a su vez, que la cantidad de "hogares pobres" se elevó de 19,6 al 23,4%, en el segundo trimestre de 2018, con respecto al mismo período de 2017. En el caso de los "hogares indigentes", subieron en ese mismo período de comparación del 3,8% al 4,8%.

En el año 2017, en el marco de un proceso de debate político y técnico que llevó al Gobierno a recalcular los datos de pobreza al alza en 2016, y con la acusación hacia el gobierno anterior por haber manipulado las estadísticas con el fin de subestimar este flagelo, la administración de Mauricio Macri celebró una rebaja de la pobreza del 30,3% al 25,7%.

En esa oportunidad la oposición acusó al Ejecutivo de "inflar" los datos de pobreza del comienzo de su gestión para subrayar una posible mejoría, lo que finalmente sucedió, en un contexto, a su vez, donde los índices de inflación, crecimiento y otros, le fueron más favorables a Macri que en todo los años, para atrás y para adelante, de su gestión. Igualmente, como la medición se conoce con cierto resago, la oposición vaticinó que los datos de mejora del índice de pobreza no captaban aún el impacto de algunos medidas (rebrote inflacionario, suba de tarifas) sobre los números de la pobreza.

Según el INDEC, los porcentajes indican que, durante el segundo semestre de 2018, se encuentran por debajo de la línea de pobreza 2.142.945 hogares, los cuales incluyen 8.926.592 personas. "En ese conjunto, 442.859 hogares se encuentran, a su vez, bajo la línea de indigencia (LI), e incluyen a 1.865.867 personas indigentes", agrega el informe.

La pobreza en las regiones

De acuerdo a la información estadística oficial, las regiones que presentan mayor niveles de personas pobres son Corrientes, con 49,3%; seguida de Concordia, con 41,9% y Gran Resistencia, con 41,4%. A su vez, los aglomerados con menos personas bajo la línea de pobreza son Ciudad de Buenos Aires, con 12,6%; Usuhaia Río Grande, con 17,9% y Río Gallegos con 18,6%.

El mayor salto de pobreza se produjo en Gran Córdoba, donde se pasó de un 24% en el segundo semestre de 2017 a un 36,5% en el mismo período pero de 2018, es decir una suba de más de 12 puntos porcentuales. Los datos sobre pobreza de Córdoba fueron objeto de controversia entre el Indec y el gobierno mediterráneo.

Otros saltos significativos se dieron en Corrientes, donde subió de 38,4% a 49,3%; en el Gran San Juan, donde pasó de 22,2 a 33,1% y Gran Santa Fe, de 23,1% a 34,4%.

Según Ecolatina, "que el porcentaje de la pobreza y la indigencia haya superado las cifras de 2016 no sorprende, pues el año pasado la caída de salario real fue la mayor desde 2002 (en diciembre la contracción era cercana al 12%) y si bien la destrucción de empleo no fue masiva aumentó considerablemente la precarización laboral".

La pobreza en la niñez

Desagregada por edades, la pobreza afecta más a los niños de entre 0 y 14 años, donde el 46,8% revistaban en esa condición, siempre en el segundo semestre de 2018. Según Ecolatina "el atraso del poder de compra de la Asignación Universal por Hijo (AUH) no hizo más que complejizar esta situación".

A su vez, la consultora LCG advirtió que, "en términos absolutos, existen 1,8 millones más de personas pobres y 540.000 nuevos indigentes que en el segundo semestre de 2017".

Ambas consultoras se detuvieron en la situación de las personas mayores de 65 años. Aun cuando parten de reconocer que, en la foto, los mayores ostentan una pobreza menor mucho menor (9% del total), en términos relativos fue la que más aumentó (subió 45%, desde 6,2%). "La pérdida real de ingresos (-12% ia en el 2S-18) derivada del ajuste de la fórmula de movilidad y la aceleración de la inflación inciden en el deterioro de este indicador", dijo LCG.

Por su parte, la consultora fundada por Roberto Lavagna, consignó: "Si bien la incidencia de la pobreza y la indigencia es menor, los adultos mayores (más de 65 años) también sufrieron las consecuencias del deterioro económico: ya que los aumentos de los haberes previsionales perdieron por varias cabezas frente a la inflación (situación similar a la observada en la AUH). Por su parte, los adultos (quienes típicamente cuentan con empleos más estables) fueron los menos golpeados".

«Un día triste»

El dato de pobreza es un tema extremadamente sensible para cualquier gobierno, pero en particular para el de Mauricio Macri, que comprometió en su campaña “pobreza cero”, una consigna proselitista que luego relativizó.

A poco de andar el Presidente aclaró que, en realidad, la promesa de "promesa cero" había sido expresada como un objetivo, pero sobre todo como una variable por la cual él mismo pedía que fuera evaluada su gestión.

Así, el jefe de Estado se encargó él mismo de anunciar las últimas mediciones de pobreza, en alguna de las cuales festejó su baja y en otra reconoció el deterioro.

En esta oportunidad, sin embargo, el primer mandatario delegó en dos funcionarios, el ministro de Producción, Dante Sica, y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley, dar las malas nuevas. Esto pese a que en la mañana había trascendido que el propio Macri daría el anuncio, tras lo cual sus colaboradores entrarían en detalles, como ocurrió en las presentaciones anteriores.

Luego de algunas idas y vueltas, no ocurrió así.

Frente a los periodistas, Stanley afirmó que “hoy es un día triste”, al mismo tiempo que resaltó que el Gobierno nacional decidió “decir la verdad, hablar del tema y trabajar todos los días para poder reducir la pobreza y mejorar la calidad de vida de todos los argentinos”.

Stanley reiteró hoy que “el Gobierno nacional trabaja el tema de la pobreza desde cada ministerio y considera la pobreza en todas sus dimensiones”. Agregó que “pobreza cero, más allá de haberlo mencionado en la campaña, tiene que ver con un objetivo, un horizonte, una forma de trabajar”, afirmó la ministra en conferencia de prensa junto a Sica.

El ministro de Producción, en tanto, dijo hoy que el Gobierno nacional “confirma y mantiene el rumbo económico” y aseguró que las medidas adoptadas “van a permitir una recuperación sostenida y un crecimiento mucho más estable”.

“Las acciones y el rumbo que tomamos, correcciones que llevamos adelante y los temas que abordamos para reducir la incertidumbre a través del programa financiero, cambiario y fiscal nos van a sacar definitivamente hacia un sendero de recuperación, aunque sea más moderada pero más estable”, explicó.

Informe: EC

0 comentarios :

Publicar un comentario