jueves, 28 de febrero de 2019

VENEZUELA / NO HAY DEFINICIÓN EN EL CONSEJO DE SEGURIDAD DE LA ONU

Rusia y China vetaron la resolución de EE.UU que exigía 
que se permita el ingreso de ayuda humanitaria.

El Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas no logró una definición sobre
la crisis de Venezuela. (Foto/AP)
Mundo - La solución de la crisis en Venezuela no va a llegar por vía de las Naciones Unidas tras el enfrentamiento escenificado por las grandes potencias del Consejo de Seguridad. 

Estados Unidos vio como Rusia bloqueó con China la resolución exigiendo al régimen de Nicolás Maduro que permita el acceso de la ayuda humanitaria y reclamando elecciones libres. Por su parte el texto ruso urgiendo el respeto de la soberanía venezolana no consiguió los votos necesarios, tras oponerse siete países.

Es la tercera vez en un mes que el órgano que vela por la paz y la seguridad mundial debaten sobre la situación en Venezuela. EE. UU, que junto a medio centenar de países respalda al líder opositor Juan Guaidó como presidente interino, recibió los nueve votos necesarios para que su borrador fuera aprobado. Pero Rusia y China, que apoyan a Nicolás Maduro, recurrieron al poder de veto.

El texto de Washington señala a Maduro como único responsable del derrumbe económico del país. Para que evitar que la situación se degrade aún más, plantea dos cosas. La primera, que se permita el “ingresos sin trabas” de la ayuda humanitaria para asistir a los más necesitados. Segundo, urge convocar a “elecciones libres, justas y creíbles” con presencia de observadores internacionales.

Así mismo, solicita al secretario general de la ONU, António Guterres, que negocio un acuerdo para celebrar nuevas elecciones y pide que se apoye “la restauración pacífica de la democracia y el Estado de derecho”. Por último, subraya la importancia de garantizar la seguridad de los diputados y miembros de la oposición. Se evita, sin embargo, expresar el apoyo total a la Asamblea Nacional.

El embajador ruso Vasily Nebenzya cree que “lo más importante es que los venezolanos resuelvan los problemas por sí solos”. Si la resolución de EE UU se hubiera adoptado, añadió, “habría sido la primera vez que el Consejo ignoraba al presidente de un país y nombre a otro”. Lo único que desean, añadió, es que haya un cambio de gobierno con la excusa de una intervención humanitaria.

El proyecto de resolución de Moscú era muy distinto. No cita una sola vez la situación humanitaria y se centra en poner en evidencia la inquietud por los “intentos de intervención en asuntos internos” así como “las amenazas de uso de la fuerza”. En este sentido, apoya una “solución política” y “pacífica” de la crisis. Y recuerda que es Maduro el único que tiene autoridad para solicitar la asistencia.

El embajador francés Francois Delattre insiste en que la “crisis es política y requiere de una respuesta política”. “Es importante promover una solución pacífica y evitar el uso de la fuerza, así como cualquier forma de violencia”, comentó. Dio su apoyo a la iniciativa de EE UU porque considera que el texto no representa una base legal para el uso de la fuerza ni un intento de minar la soberanía.

El borrador presentado por Rusia, añadió, no refleja la realidad por la que atraviesa el país y no ofrece tampoco una solución. “Crea la ilusión de una Venezuela pacífica”, indicó, “nadie puede negar la crisis humanitaria y las consecuencias para la región”. La británica Karen Pierce añadió que la situación es “extremadamente triste” y es correcto que el Consejo de Seguridad lo aborde.

“No es ningún secreto que no estamos unidos y es decepcionante”, admite, “pero no se puede maltratar a la gente con impunidad”. Pierce no cree que esta ruptura meta a la ONU en un callejón sin salida, “tenemos que seguir tratando que llegue la ayuda y que se logre una solución democrática” a la crisis. “Es una gran esperanza”, insiste, “los venezolanos no se merecen menos”.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, ya dijo el martes que EE UU y sus aliados tratan de utilizar la crisis humanitaria como pretexto para intervenir militarmente en su país y culpó de la situación de penuria a las sanciones. El enviado estadounidense para Venezuela, Elliott Abrams, volvió a decir que “la solución a la miseria y la tiranía” del régimen de Nicolás Maduro es convocando elecciones.

Informe: El País (España) y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario