viernes, 18 de enero de 2019

«Hay tres fallos que ratifican que Nisman fue asesinado»

A cuatro años de la muerte del fiscal, el diputado Waldo Wolff dijo que en los magnicidios de Estado “no siempre es fácil” hallar a los culpables.

Waldo Wolff
Nacionales - En el cuarto aniversario de la muerte de Alberto Nisman, el diputado macrista Waldo Wolff señaló que en un magnicidio de Estado, en el que “intervienen fuerzas de seguridad y servicios de inteligencia, no siempre es fácil” hallar a los culpables. Y ejemplificó que a José Ignacio Rucci “le pegaron 23 balazos y todavía no sabemos quién fue”.

El legislador, que recientemente escribió un libro sobre el caso, enfatizó que “toda la causa AMIA en general, y el asesinato del fiscal Nisman en particular, es escandalosa”. Asimismo, recordó que durante dos años “no se movió un papel” en la investigación.

“Estuvieron dos años tratando de que no se investigue. Recién en diciembre del 2017 la Corte Suprema de Justicia dijo que esto tenía que pasar al fuero federal”, remarcó el exvicepresidente de la DAIA.

En diálogo con FM 91.1 de Santa Fe, Wolff sostuvo que “hoy hay tres fallos que ratifican el asesinato”, en referencia a “la acusación de un fiscal; el fallo del juez (Julián) Ercolini, que dice que la muerte no se trató de un suicidio y que habrían participado terceros de forma dolosa; y ratificación de la Cámara Federal”.

“En una República la voz oficial es la justicia. Nisman fue asesinado”, expresó el diputado, que también subrayó que antes del fallo del juez, el máximo tribunal había sostenido que Nisman murió a causa de la denuncia que llevaba adelante contra la expresidenta Cristina Kirchner.

Rememorando las expresiones de dirigentes kirchneristas cuando sucedió el hecho, el diputado dijo: “Usted puede ir hoy mismo a denunciar al presidente de la Nación por lo que quiera y no va a encontrar a ningún diputado del oficialismo que le diga que va a salir con los tapones de punta”.

Además el legislador apuntó que “la primera autopsia se hizo sin perito de parte, en tiempo récord, en dos horas lo taparon con un diario” y “los dos custodios dejaron libre el departamento” antes del hecho.

Para Wolff, el 18 de enero “es un día de lucha, que muestra lo que somos, somos imperfectos. La Argentina tiene muchas cosas de las cuales avergonzarnos”.

Informe: Parlamentario.com y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario