martes, 11 de diciembre de 2018

«LA EXCARCELACIÓN DE BOUDOU ES UN RETROCESO»

El ministro Germán Garavano cuestionó el fallo judicial 
pero dijo que “es una decisión que el Gobierno respeta”.

Amado Boudou, cuando fue condenado a cinco años y diez meses de prisión
por el caso Ciccone. Hoy, está excarcelado. 
Nacionales - El Gobierno nacional cuestionó este martes el fallo del Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 4 que dispuso la excarcelación del exvicepresidente Amado Boudou, condenado a cinco años y diez meses de prisión por el caso Ciccone Calcográfica. Fue el ministro de Justicia de la Nación, Germán Garavano, el encargado de expresar el repudio del oficialismo al fallo judicial.

"Es una posición que personalmente no comparto. Cuando las penas son a cumplir, cuando uno es condenado, pierde la inocencia. Así está previsto en el nuevo código procesal penal que se logró la aprobación la semana pasada en Diputados", sostuvo el funcionario en diálogo con Viale 910, ciclo que conduce Jonatan Viale por Radio La Red.

"Lamentablemente esto es un retroceso, pero es una decisión de la Justicia que el Gobierno respeta", agregó el titular de la cartera judicial, que no obstante destacó los logros del programa "Justicia 2020", entre los que incluyó la aprobación del nuevo Código Procesal, "que tiene otros estándares".

"Vamos a tratar de que en marzo avance el Código Penal que tiene también otros estándares. Lamentablemente esto es una transición, hay todavía muchos jueces con una mirada abolicionista del derecho penal, cercana a la mirada de Zaffaroni, que siguen generando estas inequidades", agregó.

Los jueces del TOF Adriana Palliotti y María Gabriela López Iñiguez aceptaron este martes el planteo de la defensa de Boudou bajo la caución real de un millón de pesos. Además ordenaron la "colocación de un dispositivo de monitoreo GPS", más conocido como tobillera electrónica, le prohibieron la salida del país y le impusieron la obligación de comparecer ante el tribunal cada 15 días. El magistrado Néstor Guillermo Costabel votó en disidencia.

En noviembre de 2017, cuando el exvicepresidente quedó detenido y fue trasladado al Penal de Ezeiza, Garavano celebró la decisión del mismo tribunal, que calificó como "legal", aunque cuestionó la difusión de las imágenes de su captura.

Un año después, el ministro generó polémica al opinar que "no es bueno para el país el desafuero y la detención de Cristina Kirchner". Elisa Carrió asoció sus dichos con la "impunidad" de la absolución a Carlos Saúl Menem en la llamada "Causa Armas", y hasta lo amenazó con el pedido de juicio político. El cruce se sumó a la larga lista de cuestionamientos que mantiene a Lilita distanciada del presidente Mauricio Macri.

Cuadernos de las coimas. Garavano se refirió también a la decisión del juez Claudio Bonadio de llamar a indagatoria a Franco y Gianfranco Macri, padre y hermano del jefe de Estado, en la causa que investiga el presunto pago de sobornos vinculados a la obra pública durante la gestión kirchnerista.

"Somos respetuosos, aceptamos la decisión de la Justicia, y se presentará el padre del Presidente, no sé si podrá hacerlo porque tiene una situación de salud", dijo. El ministro se refirió así al estado de salud de Franco Macri, un tema delicado para el Gobierno. Al ser consultado sobre si "está mal de salud", el funcionario respondió: "La información que tengo yo es que sí, pero no lo puedo tampoco afirmar".

"Se presentarán a brindar las explicaciones que sean requeridas por la Justicia. Es un tema privado, que tiene que ver con la situación de estas personas y marca el clima de independencia judicial. En esto el presidente tiene un compromiso muy fuerte con todo lo que tiene que ver la independencia judicial, la lucha contra la corrupción, él estará tranquilo con su familia, brindará sus explicaciones, pero no va a interceder de ninguna manera, lo podría haber hecho y claramente no lo hizo", conluyó Garavano.

Informe: Perfil y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario