jueves, 28 de junio de 2018

Aborto / Proponen proyecto alternativo para sumar indecisos

Senadores cordobeses quieren que la interrupción del embarazo sea legal hasta la semana 12 y no 14 y que haya objeción de conciencia institucional.

Nacionales - La ley del aborto comenzará a tratarse la semana que viene en plenario de comisiones del Senado y llegará al recinto el 8 de agosto, pero si no hay una mayoría consolidada para esa fecha la sesión no tendría sentido.

Para evitar esa situación, los tres senadores de Córdoba propusieron aprobar el proyecto de Diputados con algunos cambios y sumar los votos que faltan para imponer un dictamen.

Plantearán que la interrupción del embarazo sea legal hasta la semana 12 y no 14, como dice el proyecto el texto de la media sanción; que se contemple una partida para ayudar a los hospitales provinciales y haya objeción de conciencia institucional y no sólo para los médicos.

Este último tema fue parte de la charla entre Mauricio Macri y Silvia Lospennato el viernes y la diputada le aclaró que puede resolverse con una derivación médica. A muchas clínicas cercanas a la Iglesia no les convence y están dispuestas a llevar la ley a Tribunales.

El trío cordobés lo integran Carlos Caserio (vicepresidente del bloque de Miguel PIchetto) y los macristas Ernesto Martínez y Laura Rodríguez Machado, estos dos últimos declarados indecisos hasta este martes.

Su texto alternativo aún no se conoce, pero la idea de no quedar de un lado u otro sedujo a indecisos y podría ser una salida si los jefes de bloque Pichetto, Humberto Schiavonne (PRO) y Marcelo Fuentes (FpV-PJ), siguen sin garantizar supremacía. El escenario sigue parejo en torno a los 30 votos con varios indecisos que inclinarán la balanza.

Los cordobeses eran una de sus opciones y otras son los radicales Juan Carlos Marino y Ángel Rozas, la catamarqueña Inés Blas, el neuquino Guillermo Pereyra, Carlos Reutemann y los dos misioneros (Maurice Closs y Magdalena Solari Quintana), que por ahora se abstienen.

Los tucumanos José Alperovich y Beatriz Mirkin son contabilizados a favor por su jefe, pero no verían mal hacer retocar el proyecto. Además, ayer el catamarqueño Dalamcio Mera, del Justicialismo, aclaro que aún no tiene posición tomada, pero que sigue "a favor de la vida".

No fueron días de buenas noticias para los de pañuelo verde: el correntino Carlos Espínola anticipó que está en contra (algunos esperaban que al menos se abstuviera) y los tres santiagueños anticiparon su rechazo. Pichetto y Schiavonne confiaban en al menos uno.

Los senadores que se oponen a la ley (liderados por Gabriela Michetti, Federico Pinedo, Esteba Bullrich y la radical Silvia Elías de Pérez), pretenden también modificarla y reenviarla a Diputados, pero sin habilitar la interrupción del embarazo en ningún caso.

Sólo contemplarán la excarcelación de la mujer que practique un aborto clandestino al bajarle la pena (ya lo señala el proyecto aprobado en Diputados) y más mejores programas de educación sexual. Pronto comenzarán a circular borradores.

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario