domingo, 13 de mayo de 2018

Reactivan expediente por intervención al PJ

El fiscal Jorge Di Lello deberá investigar la situación de ese partido que conduce Luis Barrionuevo como interventor.

Luis Barrionuevo
Nacionales - La intervención al Partido Justicialista sumó a última hora judicial del último viernes un nuevo capítulo a la saga.

Luego de tres semanas de espera, la Cámara Nacional Electoral (CNE) recibió el expediente judicial y le dio intervención al fiscal electoral Jorge Di Lello para que investigue la situación del PJ.

Ahora, el funcionario judicial será el encargado de recabar las pruebas correspondientes sobre los supuestos desmanejos dentro del partido para luego devolver el expediente al máximo tribunal electoral, que será el encargado de definir el futuro del peronismo nacional hoy conducido por Luis Barrionuevo.

Lo cierto es que Di Lello no tiene plazos para girar la causa hacia la calle 25 de Mayo por lo que nadie se anima a ponerle plazos a la investigación del fiscal: "Esto viene para largo", anticiparon fuentes judiciales a ámbito.com.

Vale recordar que el pasado 17 de abril la jueza con competencia electoral María Servini aceptó el pedido de apelación a la intervención del PJ presentado por las exautoridades del partido con el sanjuanino José Luis Gioja a la cabeza al tiempo que confirmó al líder gastronómico al frente del partido.

En esa oportunidad, Alberto Dalla Vía, titular de la CNE, fue el encargado de ponerle paños fríos a la definición que el tribunal deberá tomar. "Tenemos una responsabilidad, pero no voy a generar un debate anticipado ni a establecer una preocupación anticipada porque se corre el riesgo de perder la energía", lanzó el magistrado durante un encuentro con la prensa.

Por lo pronto, será el máximo tribunal electoral del país el que defina, una vez que Di Lello finalice su investigación, si mantiene a Barrionuevo como interventor del PJ o si retrotrae la medida de Servini devolviéndoles el sello a los extitulares del partido.

Mientras tanto, el propio Barrionuevo amenazó hace un par de semanas con intervenir y nombrar nuevas autoridades en algunas filiales provinciales al tiempo que reiteró que su tarea es "normalizar" el PJ para que arranque el nuevo peronismo. "Esto no era un partido político, era un aguantadero por donde se lo mire. Las anormalidades que detectaron los auditores de la UBA por orden de la jueza están en un informe, que ya está en los Tribunales", enfatizó.

Un mes atrás, la jueza Servini ordenó la intervención del Partido Justicialista a partir de un pedido de los dirigentes sindicales Carlos Acuña (estaciones de servicio), Oscar Rojas (maestranza) y Horacio Valdez (vidrio) para que la Justicia declare "el estado de acefalía" del partido.

En su fallo la magistrada sostuvo que el partido atravesaba un "vaciamiento" "en base a que "en los últimos comicios nacionales y provinciales del año 2017, reconocidos dirigentes partidarios apoyaron candidaturas" de otros partidos. Asimismo, Servini señaló que "la derrota en los comicios presidenciales como así también el fracaso en el acto electoral para elegir gobernador en el distrito más grande del país, han provocado una crisis en la conducción partidaria difícil de superar".

En ese contexto, colocó al gastronómico como titular de la sede de la calle Matheu despertando una ola de críticas de varios referentes del peronismo. Por lo pronto, la intervención del PJ entró en una nueva etapa de definiciones sin vislumbrarse un final en el corto plazo.

Informe: Ámbito.com

0 comentarios :

Publicar un comentario