miércoles, 18 de abril de 2018

Sin quórum por uno: un misionero impuntual y las idas y vueltas de Olmedo

Alfredo Olmedo le indica la hora al presidente de Diputados, antes de
retirarse de la sesión dejando sin quórum la misma.
Por Melisa Jofré

Por uno. Por un solo diputado, la oposición no logró reunir el quórum necesario este miércoles para realizar una sesión especial en la que buscaban discutir proyectos para frenar los tarifazos. Ya había pasado la media hora de prórroga cuando en el recinto no estaba todavía el presidente, Emilio Monzó, y los jefes de los principales bloques opositores: Agustín Rossi (FpV-PJ), Pablo Kosiner (Justicialista) y Graciela Camaño (Frente Renovador).

Varios de los diputados comenzaron pasadas las 11.30 a acelerar las llamadas por celulares y festejaban la llegada de cada legislador. Victoria Donda y Axel Kicillof eran algunos de los que reclamaban la presencia de Martín Lousteau (Evolución Radical), en tanto que, cada vez que el macrista Nicolás Massot se asomaba para ver cómo avanzaba el número, también lo invitaban a que se sume. Mientras, la kirchnerista Fernanda Vallejos amamantaba a su bebé de casi dos meses, Francisco.

Eran 128 diputados cuando Monzó dio el ultimátum de que a las 12 en punto levantaría la sesión. Diez minutos antes, el diputado Alfredo Olmedo reclamó que “ya se había pasado el tiempo”. Al decirle Monzó que lo dejaría hablar en minoría, una vez que la sesión se declare fracasada, el salteño se levantó de su banca, dejando a la oposición con 127. El kirchnerista Luis Basterra lo corrió, pero no hubo caso, fracasó en convencerlo para que vuelva.

Quien estalló con la salida de Olmedo fue Camaño. Sucedió que, minutos antes de que se levantara de su banca, el macrista Pedro Pretto había venido a hablar con él. “Señor presidente, es grave lo que pasó, acá un diputado oficialista se lo vino a llevar”, gritaba de pie la jefa del Frente Renovador, quien además anticipó que va a hacer una “denuncia penal” por el hecho.

La nota la dio el último diputado en llegar. Aquel al que todos estaban esperando. A las 11.58 entró corriendo y acomodándose su camisa celeste el misionero Daniel Di Stéfano, del interbloque Argentina Federal. Aunque hubo risas, el quórum ya no se alcanzaría.

Además del Frente para la Victoria-PJ, el Frente Renovador y el interbloque Argentina Federal, también se sentaron los diputados del Movimiento Evita, la izquierda, los puntanos (Unidad Justicialista) y el socialista Luis Contigiani.

A pesar de haber abandonado su banca, temprano estuvo Olmedo, el mendocino José Luis Ramón -del interbloque Social Demócrata- y las santiagueñas Claudia Zamora y Norma Abdala de Matarazzo. Ausente estuvieron el massista Facundo Moyano -de licencia- y los justicialistas Alberto Roberti y Luis Beder Herrera, entre otros.

© Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario