sábado, 7 de octubre de 2017

ENTREVISTAS / JUAN MANUEL ABAL MEDINA

"De esta elección el peronismo sale 
debilitado colectivamente"

Abal Medina: "Al peronismo le faltó autocrítica, humildad. No entendió que
había procesos importantes que tenía que transitar".
Por  Micaela Pérez

Candidato a diputado por Cumplir, el actual senador del PJ, Juan Manuel Abal Medina (termina su mandato el 10 de diciembre), reconoce en una entrevista con 3Días la profunda crisis que atraviesa su partido y llama a trabajar por la unidad para volver a ser alternativa en 2019.

-¿Cómo va a hacer Cumplir para mantener los 600.000 votos que obtuvo en las PASO, teniendo en cuenta que todo indica que se profundiza la polarización?
-Recordándole a todos los ciudadanos que más allá de lo que intentan instalar, tanto del Gobierno como de Unidad Ciudadana, estas son elecciones legislativas, acá no hay ballotage, no se vota a presidente ni gobernador, se vota a algunos legisladores, un tercio de la Cámara de Senadores y la mitad de Diputados, y algunas legislaturas provinciales y municipales en 24 distritos. Los que quieren instalar que en una sola elección de uno solo de esos distritos depende el destino de la Argentina, faltan a la verdad y le faltan el respeto a la inteligencia de los votantes. Puedo entender al Ejecutivo que le conviene polarizar... lo raro es que sectores de la oposición entren en el juego del oficialismo y terminen favoreciéndolo.

-Pero también algunos le endilgan a Randazzo haber sido funcional al Gobierno con su candidatura y dividir más el voto peronista...
-Es un error absoluto, porque nosotros siempre quisimos ir por dentro en una PASO abierta y participativa. Los que estamos en donde siempre estuvimos somos nosotros. Si alguien decidió que no quería, no le gustaba o creía que no le hacía falta y se podía ir para otro lado, no fuimos nosotros.

-Después de dos años fuera del poder, el peronismo no logró llegar reconstruido a esta instancia. ¿Qué faltó?
-Falto autocrítica, faltó humildad, faltó quizá tiempo, no se entendió que había procesos importantes que había que poder transitar, creo que el ejemplo de la provincia de Buenos Aires es muy claro, con que solamente el sector enormemente mayoritario de nuestro partido hubiera tenido la decisión y el coraje de decirle a Cristina "mirá, hay que hacer la PASO porque hay que hacerla", el resultado del país sería muy distinto. Hubo una falta ahí de decisión de algunos actores que tendrían que haber dicho: "pase lo que pase hay que hacer una PASO, sumemos".

-A Cristina hoy se le endilga ser el obstáculo para la unidad del peronismo. ¿Es así?
-No lo es ontológicamente, no es que lo es per se; es porque ella termina tomando decisiones en las cuales todo lo bueno y lo malo, lo correcto y lo incorrecto, es lo que ella define como tal, y no acepta que puede discutir y dialogar con sectores que pueden tener mucha menos relevancia que ella, sin duda, pero que tiene que dar la posibilidad de esa discusión. Cada vez se va cerrando más. Hoy lo que expresa Cristina en esa Unidad Ciudadana, que su nombre es para ampliarse a nuevos sectores, no hay nada nuevo de lo que había en el 2015 y hay menos. Entonces es difícil ver cómo de ahí uno puede armar una mayoría. Si querés armar una mayoría tenés que tener la decisión de sumar y para sumar tenés que aceptar lo distinto y discutir. Mirá Santa Fe: Agustín Rossi, que expresa lo que piensa Cristina, fue a una PASO con una militante que había sido hasta hace poquito una jueza y no dijo "no voy", discutió, ganó y ahí está el peronismo unido trabajando en Santa Fe. Me parece que ahí hubo un nuevo error de esta naturaleza...

-Un error repetido de Cristina a la hora de construir políticamente. ¿No diferenció " el dedazo" siendo presidenta y estando en el llano?
-Claro, esa es la diferencia, cuando alguien es Presidenta tiene la legitimidad de los votos para tomar la decisión que sea, te puede gustar más o menos, yo tuve diferencias en 2013, 2015, pero Cristina era Presidenta. Es raro que toda la dirigencia del peronismo bonaerense, porque están todos del otro lado, los intendentes, la estructura política, es como si toda la estructura haya decidido jugar así sin decirle: "¿Qué problema había en discutir una PASO?". Se fortalecía ella, se mostraba abierta...

-¿Todavía le tienen miedo?
-Hay respeto, fue Presidenta dos veces, generó cosas muy buenas para gran parte de la población, quizá faltó un poco de poder... a vos te pasará como periodista, de muchos de nosotros que no repiten en on lo que dicen en off, falta unificar el discurso. Lo que dicen por debajo poder repetirlo un poco en público. Sería muy sano.

-¿Cómo se prepara el bloque de senadores para recibir a CFK, que pretende disputarle a Pichetto la Presidencia? ¿Se parte la bancada?
-Deberán definirlo los senadores que continúen el mandato y los que vengan. La discusión es si va a haber un solo bloque o no. Porque si hay diferencias políticas muy marcadas y sectores que tienen miradas muy distintas, tener un mismo bloque demasiado sentido no tiene... En este tiempo logramos mantener la unidad con una gran mayoría que tomó algún tipo de definición, con diferencias en algunos casos, pero hubo una línea política muy clara.

-¿Por qué Cristina se resiste tanto a dejar la escena? ¿Es la necesidad de fueros por sus problemas con la Justicia lo que la mueve?
-No. Se puede tener cualquier discusión con Cristina, pero nunca va a tomar una actitud por mera conveniencia individual. Si toma la decisión que toma, es porque está convencida. Puedo no estar de acuerdo, pero no le puedo negar que lo hace honestamente. Está convencida que es la alternativa a este modelo y sigue con bastantes dificultades para escuchar otras voces. Y en general, las voces que escucha tienden a reconfirmar y muchos piensan más lo que les conviene a cada uno que lo que le conviene a Cristina, y ni hablar al país.

-Hay un desfile de ex funcionarios K por tribunales. De Vido, Boudou... y otros ex funcionarios ya están presos. ¿Fue un gobierno corrupto el de CFK o creés que fueron casos aislados como dijo ella en su reportaje a El País?
-Los gobiernos no son corruptos per se, tienen funcionarios corruptos, muchos o pocos, pero el Gobierno no es una entidad. Cuando se construye esa fantasía, de una asociación ilícita que va desde el último funcionario hasta la cabeza del Gobierno, se llega a cuestiones por lo menos ridículas, en el sentido de que tendría que ser parte, que sé yo, hasta el actual juez de la Corte que fue ministro (por Horacio Rosatti); quien encabeza hoy la lista más votada en Provincia, Ocaña, que ocupó lugares importantes en el Gobierno...

-Pero Ocaña se fue del Gobierno precisamente denunciando cuestiones oscuras...
-En ese momento no tanto, discutía como muchos discutían internamente... hubo muchos funcionarios que se apartaron por denuncias. En el gobierno de Néstor era muy normal que una denuncia más o menos seria, sea contra una ministra de Economía, se lo apartara de su cargo. Luego nos empezamos a cerrar, sobre todo después del 54%, el tipo de oposición muy salvaje que hubo apenas asumimos. Los cacerolazos, "que se vayan"... fueron muy negativos. Frente a ese nivel de ataques tan furibundos creo que nosotros en vez de tomarlos con inteligencia, tomar lo que había de realidad, terminamos cerrándonos cada día más.

-Como están las cosas, ¿harán falta dos gobiernos de Cambiemos para que el PJ pueda volver a ser alternativa?
-Esperemos que no, que después de este mal trago que vamos a tener, donde el peronismo va a salir debilitado colectivamente... porque nadie va a quedar muy bien, salvo algunos gobernadores, mostramos una dispersión, no solo en cada distrito sino en el plano nacional y termina siéndole muy funcional al Gobierno. Mi expectativa es que para 2019 podamos entre todos armar una gran PASO, participemos todos, y que sea el pueblo con su voto el que decida qué rumbo quiere el peronismo.

-¿Vuelve Massa al peronismo?
-Y podría ser, mi expectativa es que estemos todos los que tengamos la misma mirada sobre el rol que entendemos de la economía, del Estado, de los grandes temas que le preocupan a la gente, de cómo vamos a hacer para que vuelva a crecer el empleo, la inversión, que podamos tener un crecimiento económico sostenible.

Citación

El juez Claudio Bonadio citó a indagatoria a Juan Manuel Abal Medina, Jorge Capitanich y Aníbal Fernández, quienes ocuparon el cargo de jefe de Gabinete del kirchnerismo. Los tres exfuncionarios tendrán que dar explicaciones en una causa en la que se investigan irregularidades en el reparto de fondos del Programa de Gestión Integral de Residuos (GIRSU) entre 2013 y 2015. "Los que somos o hemos sido funcionarios públicos, tenemos que estar más que dispuestos a dar cuenta de lo que hemos hecho en la Justicia. En este caso, supuestamente se detectó alguna irregularidad en algunos de los programas y hay que corroborar si la hubo y, si la hubo, sancionar al responsable; simplemente", responde Abal Medina frente a la citación que llega a sólo semanas de las elecciones del próximo 22.

© 3Días

0 comentarios :

Publicar un comentario