jueves, 14 de septiembre de 2017

CFK pide disculpas por no haber traspasado el mando a Macri

La expresidente también hizo una autocrítica por el “tono” de las cadenas nacionales pero reivindicó el uso de las mismas.

Cristina Kirchner dijo que "si alguien se ofendió, si el Presidente se ofendió, pido
disculpas" por no haber traspasado el mando en 2015. (Captura de video)
Nacionales - La expresidente Cristina Kirchner pidió disculpas por no haber participado del traspaso de mando en 2015, cuando Mauricio Macri asumió el poder luego de 12 años de gobierno del Frente para la Victoria.

"Si alguien se ofendió, si el Presidente se ofendió, pido disculpas. Si él pensó que yo tenía que ir a la tarde a Casa de Gobierno, cuando ya no era presidente, pido disculpas, pero no podemos seguir discutiendo las formas con esta situación económica social y grave", aseguró la ex jefa de Estado en una entrevista en vivo desde la redacción de Infobae.

Pese a ello, CFK sostuvo que la ceremonia debió hacerse en el Congreso Nacional, antes del mensaje del nuevo presidente ante la Asamblea Legislativa, y no en Casa Rosada, como pretendía Cambiemos.

"Yo sostenía y sigo sosteniendo que tenía que ponerle la banda en el Congreso. ¿Por qué? Porque él adquiere la calidad de presidente y yo la de ex presidenta en el momento en que él se sienta frente a la Asamblea Legislativa para hablar. Yo hablé con él. Para mí era eso y sigue siendo eso. Primero me dijo que sí y después volvió con la idea de que yo fuera a la tarde a la Casa de Gobierno", recordó.

Tono de las cadenas nacionales

La expresidente Cristina Kirchner hizo una autocrítica por el "tono" que tenían sus cadenas nacionales, pero no por la cantidad de veces que apeló a ese modo de comunicación.

"Lo que no voy a defender de las cadenas nacionales es el tono, no el uso para difundir la inauguración de obras y medidas trascendentales. Si digo que no estoy de acuerdo con esto, miento. Me encantaría que este gobierno usara la cadena nacional para explicarnos qué pasó con Santiago Maldonado o las reformas en materia laboral", sostuvo.

Sobre el tono, abundó: "El tono no era apropiado, porque pensándolo en retrospectiva, muchas veces yo estaba enojada. Entonces, de repente, alguien llegaba a su casa, encendía el televisor y veía que la presidenta era una persona enojada, crispada u ofuscada, y no era lo mejor para un presidente".


"No advertí que por las formas iba a ser atacada y criticada, e invalidar lo que era importante. Ahí me di cuenta de que muchas veces las formas sirven como instrumento para invalidar políticas de fondo. Las formas se convirtieron en cuestiones estructurales. Eso lo debí haber advertido", insistió.

Informe: Infobae

0 comentarios :

Publicar un comentario