miércoles, 26 de julio de 2017

RECHAZAN EXCLUSIÓN DE JULIO DE VIDO

El oficialismo llegó a los 138 votos pero no alcanzó los dos tercios necesarios. El exministro fue apoyado por 95 votos. Palabras de Negri.

Julio De Vido no fue excluido de la Cámara de Diputados porque recibió el apoyo
del Frente para la Victoria, de partidos provinciales y de la izquierda.
Nacionales - La Cámara de Diputados, en una sesión especial, rechazó el pedido de exclusión por “indignidad” del diputado y exministro de Planificación Federal Julio De Vido, cuestionado por una larga lista de causas judiciales y cinco procesamientos.

El proyecto fue rechazado en tanto no reunió la mayoría especial que se exigía, es decir la de dos tercios de los presentes. El resultado fue 138 votos a favor, 95 en contra y 3 abstenciones.

En su exposición, De Vido calificó de “nulo, vacío, inconsistente, arbitrario y revanchista” el encuadre legal que impulsa su destitución de la Cámara baja por iniciativa de Cambiemos junto a sectores del peronismo disidente, por “orden” del Poder Ejecutivo.

El legislador dijo que es “blanco de un plan sistemático de marketing que fue escrito por el asesor extranjero del presidente” Mauricio Macri, en referencia a Jaime Durán Barba, en los que se insta a “destruir, desmoralizar, aniquilar e incluso hasta llevar a terminar con su propia vida al enemigo”.  

La jefa de la Coalición Cívica-ARI, Elisa Carrió, que habló después de De Vido reclamó la “exclusión” de De Vido “por infame y traidor a la patria”. Asimismo, reconoció del exfuncionario “la mayor obediencia debida al Señor (Néstor) Kirchner”, pero sentenció que el actual legislador “fue el cajero” del gobierno kirchnerista.

Pablo Tonelli (PRO), miembro informante del oficialismo, sostuvo que “el honor” del cuerpo exige que el ex ministro de Planificación Federal, Julio De Vido, “sea excluido”.  

Por su parte, la kirchnerista Diana Conti calificó como “inconstitucional y violatorio de los derechos humanos y políticos” el pedido de destitución del ex ministro de Planificación Federal. “No solo tenemos a Milagro Sala presa política, vamos a incluir al Estado argentino en mayor responsabilidad internacional si llegamos a concretar un acto tan reaccionario y fascista como echar el voto popular y una banca de este cuerpo”, dijo la legisladora.

En tanto, la socialista Alicia Ciciliani advirtió que “no estamos analizando ninguna exclusión de tipo penal, no estamos juzgando delitos, estamos juzgando conductas que cuando afectan el decoro y la honorabilidad del cuerpo es razonable que se lo separe de su cargo siempre que se respete el derecho de defensa”.

Margarita Stolbizer, por su parte, aseveró que “la Cámara tiene que tener una decisión política e institucional” para avanzar con la exclusión del ex ministro de Planificación “para preservar este cuerpo”.

Palabras de Mario Negri

El presidente del interbloque Cambiemos de la Cámara baja, Mario Negri, cerró el histórico debate sobre el destino legislativo de Julio De Vido utilizando argumentos de Cristina Kirchner para justificar la interpretación que hizo del artículo 66 de la Constitución por el cual se pidió la exclusión del exministro.

Negri sostuvo que De Vido fue “el único que se ocupó de ejercer su defensa”, pues el resto de los diputados “se dedicó a criticar a nuestro gobierno”. Agregó que tuvo la sensación de que “han usado la causa del artículo 66 del diputado De Vido para hablar de Cristina, y nosotros no hemos hablado de Cristina”.

El legislador radical señaló que “en la defensa que ejerció el diputado De Vido además se hizo responsable de los actos de su administración. Debemos saber que estamos en presencia de un colega que fue funcionario donde salvo la excepción de una de sus cinco secretarías, no hay casi antecedentes que se hayan tenido durante los 12 años de mandato a los mismos funcionarios acompañándolo”, salvo el caso de Juan Pablo Schiavi en lugar de Ricardo Jaime.

“Durante 12 años pasaron 145 mil millones de dólares, equivalentes a 12 años de exportación de Argentina a Brasil; al 30% del PBI de la Argentina de hoy; es decir que quizá ahí encontremos algunas de las explicaciones, porqué a lo largo de las horas se ha buscado desnaturalizar un artículo que se le dio al cuerpo para ejercer la disciplina con alguno de sus miembros, el 66”, apuntó.

El diputado radical aseguró que “de lo que se trata hoy es de discutir un artículo de la Constitución que es propio del Cuerpo; es casi un juicio político entre los pares, no de característica penal, sino para ver si el perfil ético que lo acompaña está faltando al decoro, o está comprometiendo la honorabilidad del cuerpo que entienda”.

Para Negri, “se ha estirado como un chicle la interpretación de los artículos constitucionales”. Aclaró que “no tiene nada que ver” este caso con el de la admisión de Antonio Domingo Bussi, por cuanto en ese caso se analizaba a alguien que se iba a incorporar al Cuerpo, mientras que en este caso se analizaba el comportamiento de alguien que ya está en su banca.

El titular del bloque oficialista admitió que por el artículo 66 se debe permitir el ejercicio de la defensa. “Y lo ha hecho el diputado en cuestión”, dejó claro, citando las dos oportunidades en que De Vido lo hizo. “Los que no han hablado nada de él son sus colegas: han hablado de Macri”, señaló, considerándolo algo “sugestivo”, enumerando después a los 5 secretarios que tuvo De Vido, todos ellos procesados o condenados.

Al ilustrar el intento de “forzar” la interpretación del artículo 66, Negri señaló que “acá podría estar sentado en una banca un violador serial, procesado y que sigue por el principio de inocencia esperando una condena; pero si alguno de nosotros se desnudara o hiciera pis, estaría expulsado en una hora”.

Para Negri, “han ido en contra de toda la doctrina, y eso no lo podemos permitir”.

Luego se refirió a Cristina Kirchner como “la candidata del silencio”, y citó una interpretación que hizo del artículo 66 para pedir la exclusión de Luis Barrionuevo. Allí la exmandataria decía en sus tiempos de senadora que “el artículo 66 prevé sanciones disciplinarias”, y utilizó esos argumentos para justificar el embate contra De Vido. Allí Cristina decía: “No juzgamos, sancionamos, removemos o excluimos”, como se ha pedido acá, acotó.

“Estamos en materia disciplinaria, y por lo tanto el juicio es de valor”, concluía Cristina, tal cual leyó Negri, que advirtió: “Nosotros no estamos contentos de estar en esta sesión, no es un tema para aplaudir o no aplaudir. Acá no estamos hablando de cualquier cosa ni hecho sobreviniente; hubo 5 procesamientos (contra De Vido), de los cuales dos de ellos fueron apelados y confirmados por la cámara, y un tercero va a juicio”.

Negri consideró que “esta es una sesión que se caracteriza por la evidencia de los hechos”. Citó el caso de Carlos Menem como ejemplo de la falta de justicia. “Importa dar una señal clara, pero que esté vinculada con un grado de razonabilidad que haga que la conducta de la persona cuestionada sea verosimil con la actitud del Cuerpo”, estimó.

“No nos importa hoy si alcanzamos el objetivo de la exclusión, lo que tenemos que hacer hoy es sembrar valores y protegerlos; no se trata de ganar o perder, hay que tratar de ser o no ser, no solo parecer; tenemos que evitar esa sensación de que el Parlamento es la válvula de escape de las conductas de los ciudadanos”, señaló.

Lamentó finalmente lo que denominó “default judicial”, asegurando que “cuando la justicia llega tarde no es justicia”.

Informe: EC, Parlamentario.com y Agensur.info

0 comentarios :

Publicar un comentario