martes, 6 de junio de 2017

Piden juicio político para el fiscal que pidió voltear a Macri

El pedido lo hizo su par Ricardo Sáenz aunque el funcionario judicial acusado, Enrique Senestrari, dio marcha atrás 
en sus dichos.

El fiscal general Ricardo Sáenz pidió el juicio político
contra su par Enrique Senestrari.
Nacionales - El fiscal general ante la Cámara del Crimen Ricardo Sáenz reclamó este martes que se le inicie juicio político a su par federal de Córdoba Enrique Senestrari, quien había manifestado su deseo de que "termine de caer" el presidente de Brasil, Michel Temer, y que eso "se extienda" al mandatario local, Mauricio Macri.

"Los fiscales somos por la constitución encargados de defender la legalidad. Es para iniciar un juicio político sin más trámites, pero no creo que suceda", sostuvo el integrante del Ministerio Público Fiscal.

En diálogo con Radio Nacional, Sáenz repudió los dichos de Senestrari, quien días atrás había expresado en una entrevista que "ojalá se termine de caer el Gobierno de Temer y que esto se extienda por toda la región".

En sus polémicas declaraciones, el fiscal federal de Córdoba había pedido que suceda lo mismo con "Macri y todos los políticos que están haciendo estas cosas".

Al respecto, Sáenz señaló que eso "es lo que piensa realmente" Senestrari, a quien definió como "kirchnerista declarado, integrante de Justicia Legítima y uno de los fiscales favoritos de la procuradora" general, Alejandra Gils Carbó.

Marcha atrás del fiscal Enrique Senestrari

El fiscal federal Enrique Senestrari aseguró que "nunca" quiso decir que el gobierno de Mauricio Macri debía caer por un golpe o una rebelión popular. "Sí creo que democráticamente deberían dejarlo de votar porque las políticas neoliberales que instrumenta le hacen daño a la gente".

Senestrari, vocal de la delegación cordobesa de Justicia Legítima, quedó en medio de la polémica después de que en una columna que realiza en la FM Inédita de Cosquín señalara: "Lo digo sin ningún tipo de cargo de conciencia: ojalá se termine de caer el gobierno de Temer y llamen a elecciones, y ojalá que eso permita que de nuevo la sociedad pueda ver una esperanza, ver un político que quiera a la gente y que no la engañe. Y que esto se extienda por toda la región, que vuelva a ser el pueblo el que gobierna".

En ese punto Norberto Ganci, conductor del programa El club de la pluma -donde el fiscal tiene su espacio-, agregó: "Si se cae Temer, que se lo lleve en la caída de la manito y de un abrazo a Macri también, ¿no?".

La respuesta fue: "A Macri y a todos los políticos que están haciendo estas cosas. Hay muchos". En esa línea continuó planteando que el día que haya un cambio en la Argentina "vamos a lamentar todo lo que se retrocedió".

En diálogo con La Nación sostuvo que ante la frase del periodista no reaccionó y dejó en claro que "Macri y Temer no son lo mismo; ese fue mi error. Jamás se me ocurriría decir que el Presidente debe ser volteado. No es mi voluntad -ni nunca lo fue- decir algo tremendista ni golpista".

Insistió en que no hablaba como fiscal y en que, como ciudadano, tiene "toda la libertad de expresión para hacerlo" y plantear que Temer es un gobierno antidemocrático, fruto de un "golpe blando" y que a Macri no se lo "debería votar más".

"Además del daño a mí, están castigando a Justicia Legítima y a la procuradora Alejandra Gils Carbó -agregó-. Nunca en mi trayectoria tuve una expresión así; fue el devenir de la nota el que hace que la expresión sea una 'macana'".

"De ningún manera lo comparo a Macri con el gobierno de Temer, sino que ejecuta políticas neoliberales que causan daño a la sociedad", reiteró.

Respecto de las reacciones que provocó, Senestrari planteó que no se puede convertir en su "justiciero" al fiscal general ante la Cámara del Crimen y vicepresidente de la Asociación de Magistrados, Ricardo Sáenz, quien le pidió un jury de enjuiciamiento. "Validó las leyes de Punto Final y Obediencia Debida" y "se pasó pidiendo el fin del kirchnerismo".

"Es un fiscal del PRO; socio de socios de Macri en el área de Seguridad de Boca Juniors y que fue grabado en conversaciones sospechosas con el comisario Marcelo Pecorelli; con todo eso aparece como un adalid de la justicia". El policía está acusado de haber prestado asistencia a agentes investigados por actos de servicio que no eran tales, y por haber asistido en su estudio particular a querellados en causas penales, a pesar de estar inhabilitado.

Informe: Agencias y LN

0 comentarios :

Publicar un comentario