miércoles, 10 de mayo de 2017

DIPUTADOS / MEDIA SANCIÓN CONTRA EL 2x1

La iniciativa fue aprobada por 211 votos a favor y un solo voto en contra, el del salteño Alfredo Olmedo. 
Aplausos para Ricardo Alfonsín.

La Cámara de Diputados dio media sanción a la iniciativa que limita el alcance
del 2x1, eximiendo de este beneficio a los autores de delitos de lesa humanidad.
Nacionales - El cuestionado fallo de la Corte Suprema de Justicia para permitir el cómputo del 2x1 de la pena a autores de delitos de lesa humanidad terminó por unir este martes a oficialismo y oposición, que consiguieron aprobar un proyecto consensuado para limitar los alcances de ese beneficio, en una sesión histórica presenciada por Abuelas y Madres de Plaza de Mayo.

Siete proyectos de ley presentados por distintos bloques en las últimas horas fueron fusionados en uno solo, que modifica el artículo 7 de la Ley 24.390 –hoy derogada- para especificar que el 2x1 “no es aplicable” a los crímenes de lesa humanidad, genocidio o crímenes de guerra.

En segundo lugar, se establece que ese beneficio sólo podrá regir en los casos en los que el condenado hubiese estado privado de su libertad en forma preventiva entre 1994 y 2001 -es decir, durante el período de la vigencia de la ley-, y por último, se deja asentado que esa interpretación es la que debe aplicarse a todas las causas en trámite.

La iniciativa fue aprobada por 211 votos a favor y sólo uno en contra, del salteño Alfredo Olmedo; ahora será el turno del Senado, donde hay acuerdo para sancionar el texto de Diputados este mismo miércoles, en una sesión especial que ya fue convocada para las 10.

La sesión de este martes tuvo momentos emotivos, aunque no faltaron los cruces, protagonizados sobre todo por la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, quien levantó la temperatura con acusaciones al kirchnerismo por no haber subsanado en 12 años de gobierno la “omisión legislativa” que permitió el 2x1. Pero, curiosamente, se ausentó durante la votación.

“La ley que estamos sancionando hoy viene a subsanar un error de este cuerpo legislativo, no de la Corte”, aclaró la socia fundadora de Cambiemos en un extenso discurso sobre doctrina penal, donde además disparó: “Madres y Abuelas estuvieron con nosotros cuando el peronismo no estaba”.

Victoria Donda (Libres del Sur), Remo Carlotto (Movimiento Evita) y Juan Cabandié (La Cámpora) fueron otros de los protagonistas del debate como víctimas directas de la última dictadura. “¡A los genocidas no se los perdona!”, exclamó Donda, hija de desaparecidos, y agregó: “No vamos a permitir que se quiera volver a levantar un muro de impunidad en nuestro país”.

La diputada confesó: “Muchos de nosotros vivimos el horror cada vez que cerramos los ojos el 24 de marzo y recordamos la fecha del proceso que nos arrebató el poder desarrollar nuestras vidas”.

Por su parte, Carlotto reivindicó el proceso de Memoria, Verdad y Justicia encarado desde 2003, cuando se reactivaron los juicios a represores, y remarcó: “Cuando hablamos de cárcel efectiva, hablamos de que cumplan la totalidad de la pena”.

Además, subrayó que el proyecto aprobado tiene nombre y apellido, ya que “impedirá que criminales como (Alfredo) Astiz, (Miguel) Etchecolatz, (Christian) Von Wernich y emblemáticos como el genocida Luciano Benjamín Menéndez puedan obtener la libertad”.

Cabandié fue más duro y echó un manto de duda sobre la verdadera intencionalidad del fallo de la Corte: “Espero que no sea un arreglo de (Elena) Highton para perdurar en la Corte”, lanzó, al aludir a la jueza que en diciembre llegará al límite de 75 años de edad para integrar el máximo tribunal.

A su vez, el camporista sostuvo que “el mismo gobierno generó las condiciones para que esto suceda” y consideró que la gestión macrista “tiene que preguntarse si tiene el compromiso democrático que dice tener”.

Quien apuntó los dardos contra el Gobierno fue el salteño Pablo Kosiner (Justicialista), quien entre aplausos reclamó “que se exprese el presidente” Mauricio Macri, pues “para construir una política de Estado es importante conocer el pensamiento de quien es la máxima autoridad votada por la voluntad popular en el país”.

El presidente de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Pablo Tonelli, explicó que el fallo de la Corte “no es un disparate” y que “resuelve una cuestión muy difícil, con aristas muy complicadas y planteos de interpretación muy difícil”.

“El voto de la mayoría es razonable y ajustado a principios clásicos del derecho –indicó el macrista-, pero eso no significa que el resultado del fallo no haya sido desafortunado”.

En tanto, José Luis Gioja, titular del Partido Justicialista (PJ) coincidió en que “estas cosas no pueden pasar nunca más en Argentina ni en ningún país del mundo”, y dijo que “en tiempos de cambio, esta conquista del pueblo argentino no se puede cambiar, porque siempre tiene que haber Memoria, Verdad y Justicia”.

Por el Frente de Izquierda, Néstor Pitrola defendió su proyecto para proceder al juicio político contra Highton, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti, los tres jueces que fallaron a favor del 2x1. “Estamos ante un nuevo punto final. Esto es una amnistía que supera al indulto”, alertó.

El líder del Frente Renovador, Sergio Massa, optó por hablar ante los medios en el Salón de Pasos Perdidos en lugar de hacerlo en el recinto ante los diputados: allí reiteró que su fuerza llevará el reclamo a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

El tigrense aclaró que “es una tarea que le corresponde al Gobierno”, por lo que denunció que “el silencio del presidente Macri frente al fallo aturde”, y advirtió que “el mensaje de impunidad no puede invadir nuestras calles”.

Los proyectos unificados este martes habían sido presentados por Donda, Carlotto, Tonelli, Alicia Ciciliani (Partido Socialista), Daniel Lipovtezky (Pro) y Héctor Recalde (FpV-PJ).

El texto final va en línea con la Ley 27.156, sancionada en 2015 por impulso del entonces diputado Horacio Pietragalla, sobre prohibición de indultos, amnistías y conmutación de penas en los delitos de genocidio, de lesa humanidad y crímenes de guerra.

Alfonsín aplaudido

En un discurso sensible escuchado con atención por sus pares, que no dudaron en felicitarlo con un contundente aplauso, el diputado nacional Ricardo Alfonsín reivindicó el rol del radicalismo en la lucha por los Derechos Humanos y opinó que el presidente “no interfirió” en el fallo de la Corte Suprema sobre el 2x1, pero marcó fuertes diferencias con Cambiemos.

“Sería un acto más de injusticia olvidarnos de lo que pasó. Gracias a Dios la sociedad está alerta. No hay transformación posible, ni buena ni mala, que pueda hacer la política si no hay una mayoría social que no está dispuesta a acompañarla. Y esto no lo va a acompañar la mayoría de los argentinos”, enfatizó Alfonsín, mientras Victoria Donda, hija de desaparecidos, se acercaba a abrazarlo.

El radical no perdió la oportunidad para hablar de las discrepancias con el Pro en el marco de la alianza Cambiemos, de la cual fue crítico. “No somos fuerzas iguales: somos fuerzas que pensamos distinto, y puede haber diferencias”, dijo, y puso como ejemplo “el desfile de carapintadas por la 9 de Julio el Día de la Independencia” y la renovada discusión por el número de desaparecidos, que fue puesto en tela de juicio por funcionarios macristas.

“¿Cómo no va a decir nada mi partido? ¿Qué lealtad tendría yo si aquí mismo no lo dijera?”, se preguntó, y a su vez recordó la polémica generada en torno al traslado del feriado del 24 de marzo. “¿Qué creían que iba a pensar la sociedad?”, inquirió, e insistió: “Las fuerzas que integramos Cambiemos tenemos una mirada distinta en muchas cosas”.

En esta línea, comentó sobre un reportaje periodístico realizado al ministro de Cultura, Pablo Avelluto, “hablando de la ventaja que tienen las generaciones actuales, las que nacieron con la ventaja de ‘no cargar con la mochila de la dictadura’”.

A partir de esa idea, formuló una comparación: “Imaginen que un dirigente de la comunidad judía dijera en un acto que las generaciones actuales no tienen que cargar con la mochila del Holocausto…”. Y concluyó, terminante: “Con esa mochila cargamos todos como humanidad”.

De todos modos, opinó que “no hubo interferencias” del Gobierno en el fallo de la Corte, y consideró que “eso sería gravísimo”. “No creo que el presidente se atreva a interferir en la Corte Suprema, y no creo que esos tres miembros de la Corte Suprema sean influenciables”, observó, sobre Elena Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti.

“No soy de los que enseguida tienen la tentación de pensar lo peor –continuó-, pero si con el tiempo me demostraran que hubo una interferencia, pueden estar seguros de que voy a estar entre los primeros en salir a denunciarlo”.

Por otra parte, reivindicó la decisión del gobierno de su padre, el ex presidente Raúl Alfonsín, de “llevar al banquillo de los acusados a quienes nos habían gobernado hacía 24 horas”. “El Juicio a las Juntas fue lo que más se hizo para consolidar la democracia”, sostuvo, y agregó que “comprendimos en ese momento como sociedad que nada hay más intrínsecamente perverso y cruel que la dictadura”.

Informe: Parlamentario.com

0 comentarios :

Publicar un comentario