miércoles, 1 de marzo de 2017

“MENOS RELATO Y MÁS VERDAD”

El presidente Macri abrió las sesiones ordinarias del Congreso y dijo que “detrás de la corrupción hay tragedias 
que se pudieron haber evitado, como la de Once”.

Mauricio Macri dejó inauguradas las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación
con un discurso en el que pidió "menos relato y más verdad". (Captura de video)
Nacionales - Al inaugurar este miércoles el 135° período de sesiones ordinarias ante el Congreso, el presidente Mauricio Macri expresó su deseo de que este año “podamos repetir mucho de lo que vivimos en el anterior: un trabajo responsable y participativo”, señaló con relación a la tarea entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

Agradeció a los argentinos “por entender que para conseguir los cambios que necesita el país hace falta tiempo”. Reconoció que “siempre creímos que iba a ser difícil” y le apuntó a quienes “ponen palos en la rueda”, pero aseguró que “los argentinos tenemos que poner el hombro, pero estamos logrando cambios”.

Habló de las obras en marcha, “eso que faltaba hacer y nadie hacía”. “Era más fácil mirar el corto plazo, que puede ser atractivo, pero se agota y deja muchas personas peor que antes”, aseguró.

Dijo que “estamos construyendo un país que nos contenga a todos” y aseguró que “el país está cambiando: Argentina se está poniendo de pie”, dijo, cosechando el primer aplauso del día.

Fue cuando anunció que están apareciendo las primeras mejoras: “Cada año vamos a estar mejor, porque estamos sentando bases sólidas y duraderas”, dijo, asegurando que el desafío es “sacar a los argentinos de la pobreza”.

“Menos relato y más verdad”, enfatizó.

Macri señaló más adelante que su principal preocupación y prioridad es reducir la pobreza, y dijo esperar que su Gobierno se evalúe por el éxito que tenga en ese objetivo. Dirigiéndose a “los que necesitan una respuesta más urgente”, dijo haber recibido “un país donde uno de cada tres argentinos está en la pobreza o la indigencia”. “Es mucho más que un número, son personas”, remarcó.

“Pese a los miedos que muchos querían imponer”, dijo haber mantenido los beneficios a los sectores más vulnerables, incluyendo a los jubilados. “Hicimos realidad muchos derechos que estaban solo en los papeles”, dijo, haciendo referencia a la reparación histórica a los jubilados, y a la ampliación de las asignaciones familiares.

Destacó luego la implementación del plan El Estado en Tu Barrio, y aseguró que “la presencia del Estado también se traduce en obras de infraestructura social”, habló luego de la cantidad de villas que hay y prometió que este año se mejorará la situación de cientos de miles de familias, urbanizando 181 villas.

“Recibimos el país donde solo el 41% del país tenía cloacas”, dijo y prometió que al finalizar su mandato el 75% la tendrá, y el 100% de las zonas urbanas tendrán agua corriente.

Destacó la presencia entonces del médico de La Rioja que hizo 30 horas seguidas guardia, valorando entonces el papel de nuestros médicos, y adelantó el lanzamiento del plan para personas con discapacidad.

Aseguró que la vivienda y la salud son fundamentales, pero remarcó que el valor de la educación y prometió llevar adelante una “revolución educativa”. Macri aseguró que “la educación nos une” advirtiendo que “hoy la mitad de los chicos no termina el secundario” y anunció el lanzamiento de un plan para detener la deserción e ir a buscar a los que abandonaron.

Educación y pobreza

En una crítica velada al kirchnerismo, Macri enfatizó: "Hay menos relato y más verdad". "No creemos en los liderazgos mesiánicos, hay que aportar soluciones, dialogando y trabajando juntos", dijo. El Presidente señaló que se trazó "100 prioridades" pero enfatizó: "Mi principal preocupación y prioridad es reducir la pobreza, gobernar es la tarea humana de acompañar y cuidar a quienes necesitan del Estado".

"La presencia del Estado se traduce en obras de infraestructura social. No podemos permitir que haya 12 millones de argentinos viviendo en villas, sin agua ni servicios básicos. Hablo de esto cuando digo que estamos sentando bases: identificamos las zonas más críticas y este año vamos a mejorar situación de 384.000 familias", dijo respecto al índice de pobreza, que supera los 30 puntos.

En medio del conflicto con los docentes, que no logra saldarse por la discusión paritaria, Macri resaltó la importancia de la educación. "Necesitamos docentes formados, motivados y reconocidos, enseñen donde enseñen tienen que poder tener un salario digno", dijo el mandatario.

La temperatura subió cuando se refirió a los gremios. "Para cuidar a los docentes...", comenzó Macri en medio de interrupciones. Y continuó por fuera del libreto: "No creo que [Roberto] Baradel necesite que nadie lo cuide... les pido una ley que agrave las penas a aquellos que agreden a los docentes". Se refirió así al titular del Sindicato Único de Trabajadores de la Educación de la provincia de Buenos Aires (Suteba), que está en pie de guerra con el Gobierno tras sucesivos rechazos a la oferta salarial para este año.

Economía

Macri sentenció que "la inflación estará bajo control". "Es tóxica, destruye el salario de los trabajadores", agregó. Con una fuerte crítica al kirchnerismo señaló que a la inflación "la fomentaron y la quisieron esconder". "Nosotros la enfrentamos y hoy está en claro camino descendente", dijo.

El Presidente dijo que en 2016 "el BCRA cumplió con sus metas" y que el objetivo para el 2017 es tener una inflación entre el 12 y el 17%. "Salimos del default, que nos asiló durante 15 años. Eso nos permitió incorporarnos al mundo y tener credibilidad internacional", se jactó Macri y resaltó las medidas de "sinceramiento fiscal y pago a los jubilados".

Macri resaltó al campo argentino como el "supermercado del mundo" y dijo que se registró "la cosecha más alta de la historia del trigo". Respecto a la minería, Macri pidió "encontrar entre todos manera responsable de aprovechar la gigantesca potencialidad minera que tenemos, cuidando el medio ambiente y favoreciendo a la gente". El Presidente dijo que las exportaciones "aumentaron 2 por ciento en dólares y 7 por ciento en cantidades respecto de 2015".

Macri se refirió a una "reforma tributaria", Pidió terminar con las "actitudes oportunistas" y llamó a que la Nación y las provincias tengan "una discusión con generosidad y visión de largo plazo". Admitió, en tanto, que está pendiente "la reforma de la ley de coparticipación".

Narcotráfico

"Este combate nos obliga a trabajar en distintos campos, incluyendo la protección de nuestras fronteras. Por eso declaramos la emergencia nacional en materia de adicciones. Estamos trabajando en los puntos más complejos de nuestras fronteras", sostuvo Macri.

Justicia

"Creemos en una justicia independiente que de respuesta rápida a la gente. Estamos avanzando en el plan justicia 2020", planteó. "Necesitamos avances, a más de dos años de su muerte queremos saber qué pasó con el fiscal (Alberto) Nisman y con su denuncia", ejemplificó.  "Esta es una de las tantas heridas que tenemos que empezar a curar", sentenció.

Obra pública

"La corrupción es un mal que envicia a lo político, detrás de la corrupción hay argentinos sin cloacas y tragedias que se pudieron haber evitado, como la de Once. Hoy la obra pública dejó de ser un sinónimo de corrupción", enfatizó el jefe de Estado. "La corrupción se combate con transparencia e integridad", remarcó.

"Quiero que todo sea transparente y abierto y que nadie dude de las decisiones que tome. Hasta hace poco tiempo el Estado manipulaba las estadísticas", admitió.

"Vemos el siglo XXI y al mundo como una fuente de oportunidades y no como una amenaza", auguró el mandatario.

"El año que viene la Argentina será sede del G20, uno de los foros más importantes del mundo", anticipó. "Argentina es cada vez más un actor protagónico en la región y en el mundo y empieza a ser reconocido por sus aciertos y virtudes y no por sus defectos".

Informe: Parlamentario.com, LN y agencias

0 comentarios :

Publicar un comentario