domingo, 25 de diciembre de 2016

Carta de Macri a Papá Noel

Por Javier Calvo

Querido Papá Noel:
Perdón que te escriba a último momento pero vengo de ajetreo en ajetreo en los últimos días, semanas, meses… Y dejé esto para el final, después de que mi equipo de comunicación intentara contactarte sin éxito por Facebook, Snapchat y Twitter. Ahí va mi primer pedido: modernizate.

Arranco con los mangazos. El año pasado, diez días después de sentarme por primera vez en el sillón de Balcarce (por la calle de la Rosada, no por el perrito), te pedí la prometida lluvia de inversiones. Sólo sobrevinieron lluvias, de ésas que inundan en las provincias, y de problemas. Repito la petición y fijate si anotás bien qué tipo de lluvia necesito, así salen de una vez los brotes verdes y algún que otro arbolito.

Te pido también que me ayudes a bajar el déficit fiscal sin que se me arme lío. Ya sé que sos Papá Noel y no un mago, pero copate. Todos piden, el rojo del Estado se me está yendo al demonio y, apenas recorto algo, se me empiezan a venir todos encima, desde los científicos y sindicalistas hasta Paolo Rocca y los gobernadores.

Hablando de eso, te pido que me des una mano con los empresarios. Liberé la economía, saqué el cepo al dólar, arreglé con los holdouts, llené de CEOs el Gobierno, bajé la inflación y siempre quieren algo más para decidirse a invertir. Los sindicalistas me hacen lo mismo: paran todo para apurarme con Ganancias y con aumentos salariales para la popular, pero después se calman cuando les mandamos plata para las obras sociales. Por eso vinieron ayer todos en fila a Olivos. Si les cortamos el chorro…

Esa palabra me lleva a otro tema. Te pido que me banques para tenerla a Cristina y al kirchnerismo desfilando por la Justicia. Mejor si ella no va presa, pero que recorra juzgados. Hicieron tantos desastres que ese espejo me hace ver más alto, más rubio, más honesto. Y le pelean el peronismo a Massa, el impostor, lo que me sirve para ganar las elecciones legislativas. En ese temita electoral también te pido tu amable colaboración: competir es lindo, pero ganar es mejor.

Necesito que además me asistas con el gabinete. Hay un par que no sirven ni para espiar y quiero mandarlos de candidatos para sacármelos de encima. Otros viven peleándose, hablando mal unos de los otros y me complican. Marcos no consigue cuadrarlos, me los llevé a todos a Chapadmalal para que cambien el aire y tuve que recurrir a Quintana y Lopetegui para ver si los pueden controlar un poco. Encima Monzó me quiere llenar esto de peronistas. Qué quilombo. Por suerte los radicales se siguen bancando mi ninguneo y a Lilita la tengo casi empastillada, pero no sé cuánto me va a durar. En cualquier momento me los vuelve a cachetear al Tano y a Lorenzetti. Uf.

Dejo para el final lo más importante, la familia. Te pido por las dos mujeres que me cambiaron la vida, Juliana y Antonia. Y por mi viejo, que después de jorobarme tanto toda la vida al fin tuvo el gesto de hacerse cargo del lío de los Panamá Papers. Algo es algo.

Te juro que esto es lo último. Te pido por Boca. No me ayudaste nada con eso tampoco este año y 2017 también viene difícil sin copas. Y sin Tevez. Con ese traje que tenés, es claro que sos gallina.

Gracias, Papá Noel. Y buen año.

© Perfil.com

0 comentarios :

Publicar un comentario